Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 10 2006 Sociedad 51 El cardenal Cañizares culpa al divorcio exprés del aumento de rupturas El Papa pide a las parejas que acaten los valores de la familia tradicional plaza de San Pedro, Benedicto XVI dijo a las familias que no se dejen llevar por modernas corrientes culturales inspiradas en el hedonismo V. BECERRIL, ABC ROMA TOLEDO. El arzobispo de Toledo y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares, considera que las facilidades legislativas, como el divorcio exprés han permitido que España se sitúe a la cabeza en el número de rupturas matrimoniales. Durante su homilía en la misa dominical ofrecida en la catedral primada, calificó de plaga terrible el aumento de fracasos matrimoniales y criticó las uniones libres y pseudomatrimonios, fruto de una libertad anárquica El cardenal Cañizares cree que el ritmo de rupturas matrimoniales no se puede mantener más tiempo y recordó, una vez más, que el matrimonio y la familia son insustituibles En el Vaticano, antes del rezo del Ángelus, el Papa también centró su alocución en los valores de la familia tradicional. Ante una abarrotada plaza de San Pedro y en medio de un calor sofocante, Benedicto XVI reiteró la necesidad de que las familias no se dejen llevar por modernas corrientes culturales inspiradas en el hedonismo y el relativismo y que estén siempre preparadas para cumplir su misión en la Iglesia y en la sociedad. Siguiendo esta línea el Obispo de Roma se dirigió en particular a todos los matrimonios cristianos a quienes les recordó la necesidad de mantenerse fieles, en todas las etapas de su vida, a la vocación del sacramento que les unió en la felicidad y en el dolor, en la salud y en la enfermedad Interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los fieles congregados en la plaza vaticana, el Papa prosiguió su discurso instando a que cada familia construya de forma abierta a la vida y capaz de afrontar unida, los muchos y complejos desafíos de nuestro tiempo, porque hoy tenemos particular necesidad de su testimonio b Ante una abarrotada Una nueva mutación genética duplica el riesgo de cáncer de mama b El gen BRIP 1 se suma a la lista Antonio Cañizares H. FRAILE a su padre y a su madre para convertirse en una sola carne, por lo que si Dios les ha unido, el hombre no les puede separar, como se lee en la Biblia y se escucha pronunciar en todo matrimo- nio cristiano. Tratándose del proyecto originario de Dios, el Papa sacó a colación un fragmento de la constitución Gaudium et spes del Concilio Vaticano II en el que se afirma que la comunión íntima de vida y de amor conyugal, fundada por el Creador y estructurada con leyes propias, está establecida por el pacto conyugal... Dios mismo es el autor del matrimonio Siendo el propio Dios a ser el autor de la unión entre un hombre y una mujer, compete a él mantener o no dicha fusión en una sola carne. Benedicto XVI prosiguió su discurso previo al Ángelus recordando otro importante mensaje, el lanzado por su predecesor, Juan Pablo II, que dice así: El sacramento del matrimonio convierte en testigos de Cristo a los cónyuges y padres y les hace ser misioneros del amor y de la verdad Tras rezar el Ángelus, el Papa saludó en varios idiomas a los fieles que resistieron estoicamente las altas temperaturas. Como es habitual al hablar en español, Benedicto XVI fue interrumpido por los aplausos y gritos de los españoles e hispanoamericanos presentes de genes responsables de la aparición de uno de los tumores más frecuentes en la población femenina, publica Nature Genetics N. R. C. MADRID. Científicos del Instituto de Investigación del Cáncer de Sutton (Reino Unido) han añadido un nuevo gen a la lista de posibles responsables de la aparición del cáncer de mama. Se trata del BRIP 1, un gen que cuando está alterado o ha mutado duplica el riesgo convencional que todas las mujeres tienen de padecer cáncer de mama. Los investigadores británicos publican estos resultados en la revista Nature Genetics Este gen no es el único que al mutarse o estropearse eleva las posibilidades de padecer un tumor en la mama en algún momento de la vida. Ya se conocía el efecto que podían tener las mutaciones en otros tres genes: BRCA 1, BRCA 2 y TP 53. Los más importantes son los dos primeros. Por ejemplo, las mujeres que portan una mutación en el BRCA tienen entre el 50 y el 80 de posibilidades de desarrollar la enfermedad. Además de esos tres, también se conoce el efecto de otros dos: CHEK 2 y ATM, ambos confieren un riesgo mucho más modesto que los anteriores. La nueva mutación que se publica en la revista Nature confiere un riesgo similar a estos dos últimos. Los científicos han llegado a esta conclusión tras estudiar a 1.212 mujeres con cáncer de mama que no tenían alterados los principales genes para este tipo de cáncer, los BRCA. En el estudio, estiman que las nuevas mutaciones sólo predisponen al cáncer si se suman a otras alteraciones genéticas o factores ambientales. Pese a no ser una de las mutaciones más importantes, este hallazgo añade información valiosa para los estudios de las personas con antecedentes familiares de cáncer que quieren conocer su riesgo real. El riesgo está en los genes Matrimonio, competencia de Dios Todo el discurso de Benedicto XVI se basó, como él mismo señaló al inicio de su mensaje, en las palabras pronunciadas por Jesús al responder a la pregunta de si le era lícito al marido repudiar a la mujer como preveía un precepto de la ley mosaica. La respuesta de Jesús en dicha ocasión fue que esa afirmación de Moisés se trataba sólo de una concesión motivada por la dureza de corazón De este modo el Papa explicó a los fieles que para Jesús la verdad sobre el matrimonio se remonta al inicio de la creación, al Libro del Génesis, cuando Dios creó al hombre y a la mujer y dijo al primero que dejaría Hoy no alcanza el centenar el número de genes que se pueden relacionar directamente con el cáncer. Aunque no es una cifra cerrada y aumenta a medida que avanza el conocimiento científico. La aparición de las enfermedades oncológicas está relacionada con la avería de uno o varios genes, como los citados. Cuando no están alterados reparan el material genético de las células. Pero cuando mutan elevan la probabilidad de desarrollar un tumor. En las unidades de consejo genético del cáncer se estudian las alteraciones con una sencilla muestra de sangre.