Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 10 2006 49 Sociedad Las ventas de tabaco en España suben en cuatro de las siete provincias limítrofes con Portugal Pontevedra, Orense, Salamanca y Huelva venden en 2006 cuatro millones de cajetillas más que en 2005 b Fortuna ha perdido un 30,7 Benedicto XVI pide a las parejas que acaten los valores de la familia tradicional Consumo de tabaco en agosto de 2005 y 2006 Datos en millones de cajetillas Andalucía Aragón Asturias Baleares Cantabria Castilla y León Castilla- La Mancha Cataluña Com. Valenciana Extremadura Galicia Madrid Murcia Navarra País Vasco La Rioja 0 76,92 77,58 12,50 12,09 9,60 9,35 23,82 22,61 6,30 6,02 23,33 22,74 19,06 18,77 88,63 85,22 54,72 52,87 10,84 10,69 22,80 23,00 40,64 38,54 13,58 13,72 10,81 10,18 23,67 22,21 2,30 2,49 10 20 30 40 50 60 70 80 90 Infografía ABC Total en España 2005: 439,61 2006: 428,15 por ciento de sus ventas en los ocho primeros meses del año, y Marlboro, un 6 En total, casi 180 millones menos de cajetillas J. F. C. MADRID. Desde que entró en vigor la ley del tabaco, el pasado 1 de enero, todas las cifras de ventas se deben mirar al detalle. Mes tras mes, con la excepción de febrero y mayo, ha descendido el consumo, hasta situarse en el acumulado del año con un descenso en ventas del 3,37 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, pero en el caso de las siete provincias limítrofes con Portugal se ha producido un aumento del 1,9 por ciento. En todas las comunidades autónomas la situación es a la baja, pero, como decimos, en ciertas provincias ha ocurrido el efecto contrario. En concreto, de esas siete provincias el aumento se da en Pontevedra, Orense, Salamanca y Huelva, con 128,4 millones de cajetillas vendidas en los ocho primeros meses de 2005 por 133 millones en el mismo periodo de este año. En las otras tres provincias (Zamora, Cáceres y Badajoz) se ha vendido prácticamente lo mismo que antes de la entrada en vigor de la ley contra el tabaco. Los precios de distintas cajetillas de tabaco en Portugal son superiores a los de España. Por ejemplo, el Camel cuesta 2,80 euros, cuarenta céntimos más que en España; en el caso del Winston es 55 céntimos más caro, y el Marlboro tiene un precio de 2,90 euros, por 2,75 en nuestro país. En cambio, en las provincias que lindan con Francia la venta ha descendido, excepto en el caso de Lérida. Sus estancos deben estar de enhorabuena en estos primeros ocho meses de 2006, con casi catorce millones de cajetillas vendidas más que en 2005, sobre todo en el primer trimestre del año, con más de 17 millones por algo menos de siete millones el año anterior. Marcas baratas Entre la ley del tabaco, y la política de marcas baratas para atraer a las personas con menor poder adquisitivo, el mercado del tabaco en nuestro país ha dado un vuelco importante, también en el segmento de marcas y con algunos damnificados, entre ellos las dos que más venden en España: Marlboro y Fortuna Según se desprende de los datos que ha hecho públicos el Comisionado para el Mercado de Tabacos, Fortuna ha dejado de vender más de 145 millones de cajetillas en los ocho primeros meses de 2006, en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que supone una pérdida superior al 30 por ciento de sus ventas. En el caso de Marlboro el daño se reduce a un 6 por ciento, con 32 millones menos de cajetillas vendidas. En el otro lado de la balanza se encuentran las llamadas en su día marcas baratas, que han obtenido una importante cuota de mercado, como Ducados rubio, con unas ventas de enero a agosto de 2006 de más de 200 millones de cajetillas, un 30 más que en los doce meses de 2005. Francia prohibirá fumar en los espacios públicos a partir del mes de febrero El próximo 1 de febrero, Francia colgará el cartel de prohibido fumar en los espacios públicos, a excepción de bares, cafeterías, restaurantes y discotecas, que tendrán una moratoria especial hasta enero de 2008. En noviembre se aprobará un decreto al respecto, anunció ayer el primer ministro francés, Dominique de Villepin, que añadió que el Estado financiará un tercio del tratamiento para dejar de fumar. Más allá de enero de 2008, los locales de restauración deberán instalar lugares para fumar estrictamente reglamentados en los que el personal no tenga la posibilidad de entrar, ni pueda servir consumiciones Quienes violen la norma recibirán una multa de 75 euros por persona y 150 euros por establecimiento, precisó el primer ministro francés.