Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid LUNES 9 10 2006 ABC Dos hombres, heridos graves en sendos tiroteos perpetrados en un restaurante y en una panadería Un robo y un ajuste de cuentas en Fuencarral y Ciudad Lineal, respectivos móviles b El cocinero de un bar del barrio del Pilar fue alcanzado por cuatro disparos a la hora de la comida, mientras que en el de Bilbao otro varón recibió, al menos, dos M. J. ÁLVAREZ MADRID. Los disparos volvieron a retumbar ayer en las calles de Madrid, después de apenas diez días de tranquilidad. Como se recordará, la última vez que se escucharon fue el pasado 26 de septiembre cuando un representante de joyería perdía la vida en pleno centro de la capital y delante de numerosos transeúntes por resistirse a que le arrebataran el maletín que portaba con su muestrario de joyas valoradas en 10.000 euros. No obstante, no fue la última víctima, aunque sí por arma de fuego. La lista de crímenes la cierra, por el momento, un mendigo degollado por otro el pasado 30 de septiembre en el Puente del Rey. Ayer, la espiral violenta volvió a repetirse con apenas dos horas de diferencia en dos distritos de la capital: Fuencarral y Ciudad Lineal. Se da la circunstancia de que el modus operandi fue similar: el escenario de las agresiones fueron dos establecimientos abiertos al público y con clientela, y los agresores utilizaron armas de fuego que no dudaron en usar contra sus víctimas en reiteradas ocasiones. Acto seguido, y tras dejarlas heridas de gravedad, los atacantes se dieron a la fuga a toda prisa, uno de ellos, incluso, esgrimiendo una pistola. Los inmigrantes del barrio de Bilbao se quejan de la inseguridad De tres años a esta parte la inseguridad va en aumento Así se explica Magali, una ecuatoriana que lleva once años residiendo en Ciudad Lineal. Arremete contra algunos compatriotas suyos, que beben en exceso y provocan peleas, junto a los dominicanos y gitanos que se dedican a robar, El barrio- -Bilbao- -va a peor. La noche es más peligrosa porque salen de las discotecas, ebrios, y montan broncas y peleas Ahora, por si no teníamos bastante, han venido inmigrantes rumanos. Los que no tienen nada que hacer se adueñan del parque litrona va, litrona viene añade Jorge, otro vecino. A primeros de mes, como hay más dinero, se nota más, arman más follones según María. Esta zona es un gueto. Los escándalos nunca faltan, ni las riñas ni las muertes. Yo tengo dos hijos de 12 y 3 años. La mayor disfrutó del parque, el pequeño ni lo ha pisado. ¿Me explico, no? concluye César, otro residente. no vital. Además, según ha trascendido, el arma empleada había sido manipulada, lo que contribuyó a aminorar también las consecuencias de las lesiones, según informa Ep. Por ello, no se teme por su vida. Una UVI- móvil del Samur- Protección Civil le trasladó hasta el Hospital de Ramón y Cajal, donde ingresó con con pronóstico grave. El herido tiene 40 años y no estaba identificado. Persecución y disparos por las calles El segundo episodio sangriento de la jornada se produjo poco después, esta vez en el barrio de Bilbao del distrito de Ciudad Lineal. Una trifulca entre dos inmigrantes- -un colombiano y otro dominicano- mantenida la noche anterior en la zona fue la causa. Todo comenzó cuando ayer volvieron a tropezarse de nuevo de forma fortuita pasadas las seis de la tarde. Esta vez el ciudadano colombiano Washington Mosquea Lare, de 37 años, no estaba solo: iba acompañado por un compatriota. Aún así, el conflicto salió a relucir y los dos hombres volvieron a enzarzarse en una trifulca. El dominicano, que esgrimía un arma de fuego, decidió zanjar el asunto de una vez por todas. Por ello, se inició una carrera por la zona. De un lado, la víctima, que pretendía zafarse de su contrincante; detrás, este último, que quería darle alcance. La persecución se prolongó por varias calles del barrio, mientras que el amigo de Washington, al ver el cariz que tomaban los acontecimientos, optó por poner tierra de por medio. Los testigos le vieron subir por la calle de Vicente Espinel- -en dirección contraria- -a toda velocidad. Las primeras detonaciones estallaron en la calle de Lorenzo San Millán. No lograron el objetivo que esperaba el agresor, por lo que se repitieron en el parque aledaño. Tampoco tuvieron éxito. El acosado, desesperado, tras echar un rápido vistazo a los alrededores, decidió entrar en un establecimiento abierto al público: una panadería, situada en la confluencia de Río Ulla con Madres de la Plaza de Mayo. Creyó que eso le salvaría, dado que la clientela era abundante. ¡Yo te mato! ¡Te mato! Consternado, comprobó cómo su perseguidor le seguía, gritando: ¡Yo te mato! ¡Te mato! provocando el pánico del público. La víctima intentó parapetarse y forcejeó, sin éxito, con las estanterías del pan Así lo relataba una hora después, visiblemente asustada, Marlene, la ecuatoriana dueña de la tienda, en el exterior, mientras los agentes policiales buscaban pruebas y recogían casquillos en su comercio. El hombre se desplomó y exclamaba: Llamen a una ambulancia el otro, de color, se dio a la fuga en dirección a Alcalá explicaba. Había cinco parroquianos dentro y me ayudaba a atender una sobrina, madre del bebé que llevo en brazos Eran las seis y media. El herido presentaba cuatro orificios de bala- -uno en el costado izquierdo, otro en la espalda y varios en el estómago- -aunque no se sabe con exactitud cuántas balas le alcanzaron. Se cree que, al menos, dos, y que varias lesiones correspondían a la salida de los proyectiles. Ingresó en el Gregorio Marañón y se encuentra muy grave. Washington, que tiene dos hijos, tiene un antecedente por malos tratos y su agresor, el ciudadano dominicano, está identificado y en busca y captura. Todo apunta a un ajuste de cuentas. En un bar y a la hora de comer El primer suceso se produjo en el interior del Bar Jesuli situado en el número 99 la calle de Ramón Gómez de la Serna, en el distrito de Fuencarral. Al parecer, tres sujetos- -dos hombres y una mujer- intentaron atracar el local, situado en el barrio de El Pilar a la hora de la comida, según informaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Su intención sería, a buen seguro, llevarse la recaudación de la mañana. El dueño del local, que ejerce también como cocinero se debió resistir, lo que provocó que los asaltantes la emprendiesen a tiros. A las tres y media de la tarde Emergencias Madrid recibía un aviso: Varón herido de bala El encargado del restaurante fue alcanzado en cuatro ocasiones por dos disparos- -dos en las rodillas y el resto en tórax y abdomen- según explicó un portavoz de Emergencias Madrid. A pesar de que los delincuentes se ensañaron en el tiroteo, por suerte, los proyectiles se quedaron alojados en el interior del organismo del lesionado y no atravesaron tejidos ni ningún órga- El agresor de Ciudad Lineal está identificado: es dominicano y está en busca y captura. La víctima es colombiana Dos tiroteos en la capital C Ra C mó nG ava óm ez ia N de Calle Río Ulla, 32 la S C Vicente Espinel Calle Ramón Gómez de la Serna, 99 Alc alá Julio Julio C Julio Calvo C E E Em s o o iliiio c c C Alic dal ern a ra erre San C Ori a C Jua as nP cua l Fr Fr Fer a a rar C Islas Marshall a Avd C Islas Hébridas C Otero y Delage d Av a. Ilu ia ae ia ae ia Bae rd Ca i C C C Ro Ro Rííío ena lH C C C na U U u u Gu tiiie r r rre e e de t t tin C C Ce a a a a ín erm o F aller Cb Ca ció n C al Vit Aza a str C Est eba o nC llan tes Infografía ABC