Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 9 10 2006 ABC Pedro José Ramírez y Baltasar Garzón han protagonizado una de las más sonadas historias de encuentros y desencuentros, en los que el periodista ha pasado del amor al odio según le ha convenido Del halago al vilipendio TEXTO: PABLO MINGOTE FOTO: IGNACIO GIL MADRID. No siempre fue así. Antes, Pedro José Ramírez quería a Baltasar Garzón, le apreciaba y, a tenor de lo escrito en sus libros, le consideraba incluso un amigo. De la mano caminaron en el caso de los GAL, cuando el periodista se lanzó en su particular cruzada contra el ex presidente del Gobierno Felipe González y la cúpula del Ministerio del Interior. Una lucha en la que los caminos del diario El mundo y del juez de la Audiencia Nacional iban parejos. No es de extrañar, por tanto, que a muchos les hayan sorprendido las virulentas críticas que desde El mundo se han dedicado a Garzón después de que el magistrado imputase una presunta falsedad documental a tres peritos policiales. Esta circunstancia afectaba de manera directa al diario de Pedro José Ramírez y a la campaña en la que éste se embarcó ya el 11 de marzo de 2004. Una campaña orquestada en el empeño de demostrar la implicación de ETA en los atentados de los trenes. La presión al magistrado ha sido tal que se ha visto obligado a pedir el amparo del Consejo del Poder Judicial por las palabras con las que El mundo y el locutor Jiménez desde la Cope se han desquitado en los últimos días. El caso del bórico ha desatado las iras de Ramírez, que no está dispuesto a que su otrora amigo y aliado desmonte los argumentos de los que se sirve su periódico cada día para continuar exprimiendo hasta la saciedad el 11- M. Sin embargo, si miramos hacia atrás, en su temprana autobiografía publicada en 1991- -con tan sólo 39 años- -y con la colaboración de la periodista Marta Robles, Pedro José Ramírez recordaba los halagos que ya había dedicado a Garzón en su libro La rosa y el capullo en el que decía de él: Puestos a hablar del elenco, estaba claro que la ciudadanía podía enorgullecerse de haber encontrado en Baltasar Garzón un juez tan honrado y pertinaz- -si bien mucho más joven- -como el legendario John Sirica Toda una declaración de intenciones. La cosa no quedó ahí, y a lo largo de los años el idilio entre ambos continuó auspiciado por los grandes procesos judiciales en los que Pedro José Ramírez daba su apoyo incondicional a Garzón. Tanto es así que mantuvieron varios encuentros y conversaciones. En una de ellas, por teléfono, el periodista insufla ánimos al magistrado para que no se venga abajo ante las fuertes críticas y los duros ataques de los que es objeto con frases como quiero decirte que lo que estás haciendo tiene un gran valor para muchas personas Este extracto pertenece al libro Amarga victoria, en el que Ramírez narra las presiones, insultos y vejaciones a los que tuvo que hacer frente Garzón durante el caso de los GAL, y en el que lo El juez Baltasar Garzón está siendo objeto de una campaña mediática que pone en jaque la independencia del Poder Judicial El idilio entre el periodista y el juez estuvo auspiciado por los grandes procesos judiciales defiende de las acusaciones que se realizaron para dejar de manifiesto la estrecha relación que los unía en el pasado. Una clara defensa ante la cacería de Baltasar Garzón. No es la primera vez que El mundo arremete contra el juez de la Audien- cia Nacional. La relación entre el magistrado y el periodista tuvo que salvar un escollo bastante importante cuando Garzón aceptó ir de número dos en la lista del PSOE en Madrid. Esta incursión en la política fue el acicate que hizo que Ramírez se lanzase a la Los casos más sonados del juez El caso de los GAL Garzón no se arredró y entró de lleno en la trama de los GAL, encarcelando a los policías José Amedo y Míchel Domínguez, aunque no logró demostrar quién era el señor X -el máximo responsable de la banda- ni tampoco pudo concluir su investigación sobre los fondos reservados del Ministerio del Interior. Este fue el caso que le lanzó a la fama. mar declaración a presos de ETA en Francia. A las entrevistas acudió la fiscal Carmen Tagle, asesinada cuatro meses después. que estaban los capos Laureano Oubiña y Manuel Charlín. Buena parte de la causa se basa en las declaraciones del arrepentido Ricardo Portabales. El Achile Lauro Garzón logró acusar en 1992 a Monzer Al Kassar de proporcionar armas a los terroristas de la OLP que secuestraron, en 1985, el trasatlántico Achille Lauro Augusto Pinochet Garzón cobró fama internacional por promover una orden de arresto contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet por la muerte y tortura de ciudadanos españoles durante su mandato y por crímenes de lesa humanidad, basándose en el informe de la Comisión chilena de la verdad y en el caso caravana de la muerte Garzón ha manifestado reiteradamente su deseo de investi- La operación nécora La cúpula de ETA En 1989 viajó a París en el marco de su investigación de la cúpula etarra. Era la primera vez que un juez cursaba una comisión rogatoria para toFue una de las mayores operaciones contra el narcotráfico en España. Intervinieron 350 policías y se saldó en los meses de junio y julio de 1990 con veinticinco detenidos, entre los