Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9 10 2006 11 Los proetarras atacan los juzgados de Tudela y embadurnan con pintadas una iglesia de Pasajes Rajoy ofrece a Zapatero su plan de inmigración para que deje de improvisar Se han lanzado algunas sugerencias o hipótesis sobre los autores del 11- M. Para unos, lo que parece más probable a partir de lo que se va sabiendo es que los sucesos hayan sido obra exclusivamente de un grupo islamista radical. ¿Está de acuerdo o en desacuerdo con esta idea? Totalmente de acuerdo 43 NS NC 16 PSOE PP 8 15 Totalmente en desacuerdo 8 ¿Hasta qué punto le parece a usted probable (muy, bastante, poco o nada) (Esta pregunta se realiza solamente a quienes contestan más bien en desacuerdo o totalmente en desacuerdo con que los atentados del 11- M hayan sido obra exclusivamente de un grupo islamista radical, que representan el 23 del total de entrevistados) Muy Bastante probable probable Poco Nada NS NC probable probable 61 PSOE PP 81 32 Que en los atentados del 11- M haya intervenido en alguna manera ETA 6 11 3 1 23 PSOE PP 11 53 23 Que esos atentados formaran parte de una conjura para derribar al gobierno que había en España Más bien en desacuerdo 15 Que en esos atentados estén implicados policías españoles y servicios secretos extranjeros 7 17 8 %3 4 3 2 15 5 %8 %3 6 3 2 Más bien de acuerdo 18 %O pinión de los PSOE PP votantes de... 13 6 4 Los datos del presente cuadro tienen como base el total de la población española Dos de cada tres españoles piensan que el 11- M fue sólo obra de un grupo islamista Apenas la cuarta parte de los ciudadanos cree en la teoría de la conspiración españoles cree probable que ETA interviniera en el atentado, un 17 mientras que el 15 piensa que fue para derribar al Gobierno de Aznar P. CERVILLA M. CALLEJA MADRID. La posibilidad de que la banda terrorista ETA u otro grupo armado esté detrás de los atentados del 11- M o hubiera colaborado, de alguna forma, con el comando islamista, es una idea cada vez más descartada por la mayoría de los españoles, según los datos que se desprenden del barómetro de otoño de Metroscopia para ABC. La encuesta es contundente en relación a esta cuestión, ya que dos de cada tres españoles, un 61 por ciento, considera que sólo el terrorismo islámico fue el responsable exclusivo de la masacre. Por el contrario, tan sólo un 23 por ciento no está de acuerdo con esta única autoría e incluso afirma estar en absoluto desacuerdo Aunque de forma global se descarta esta vinculación, sí es cierto que entre los votantes del Partido Popular las opiniones se encuentran más divididas y todavía existe un gran porcentaje de votantes que piensa que la autoría del atentado no correspondió, exclusivamente, a grupos islamistas. El 53 por ciento de los populares, algo más de la mitad de los votantes, no comparte esta teoría de que sólo fueron grupos islamistas; mientras que el 47 por ciento restante llega a aceptarla b Sólo uno de cada seis como la más verosímil o no sabe qué pensar al respecto. En cambio, entre los votantes socialistas, la autoría islamista es aceptada de forma casi unánime, hasta en un 81 por ciento. Sobre la posibilidad de que ETA sea la banda armada que haya colaborado con el grupo islamista en los atentados del 11- M o que éstos hubieran respondido a otros factores, Metroscopia ha realizado un sondeo, pero sólo entre el 23 por ciento de la población que no está de acuerdo o en absoluto desacuerdo con que el 11- M sea obra exclusiva de los islamistas. El 17 por ciento de los encuestados cree muy probable o bastante probable que en los atentados haya intervenido de alguna manera ETA; por el contrario, sólo el 4 por ciento lo considera po- co o nada probable. Entre los votantes del PP este porcentaje de los que piensan que la organización vasca estaba detrás del 11- M sube al 45 por ciento. Otra de las hipótesis que barajan los españoles es que estos atentados formaran parte de una conjura para derribar al Gobierno de Aznar. Un 15 por ciento de la población se abona a esta teoría, frente a un 6 por ciento que no la contempla. Entre los populares, este porcentaje sube al 42 por ciento. Finalmente, la tercera de las hipótesis que plantearon los encuestadores se refiere a la posible implicación en estos atentados tanto de policías españoles como de servicios secretos extranjeros. Sólo un 13 por ciento comparte esta teoría y un 6 por ciento lo considera poco o nada probable. El 32 por ciento de los votantes del PP sí se abonan a este supuesto. A la vista de este sondeo de Metroscopia, que trata de conocer la postura de la sociedad española ante el 11- M, la teoría de la conspiración que viene siendo alentada por algunos medios de comunicación y locutores de radio, apenas tiene ninguna repercusión entre los ciudadanos, que parecen no prestar crédito a esas afirmaciones. Esta hipótesis de la conspiración sólo parece encontrar eco, en ningún caso masivo, en un sector del PP. Los votantes del Partido Popular no apoyan, de forma masiva, la hipótesis de la conspiración Fe de errores. El sondeo de otoño realizado por Metroscopia para ABC fue atribuido ayer en algunas informaciones a Demoscopia El 43 por ciento califica de muy mala la situación política Los españoles no están contentos con el actual clima político y su opinión sobre esta situación sigue empeorando a medida que pasa el tiempo, como así se refleja en el sondeo de Metroscopia. La tendencia a la baja se sigue produciendo y los acontecimientos que marcan la agenda política no apuntan una mejora en la percepción que los ciudadanos tienen. Hasta un 43 por ciento de la población, el mismo porcentaje que el pasado mes de junio, piensa que la situación política es mala o muy mala. El aumento más espectacular se produce entre aquellos que la consideran regular, que se dispara del 21 por ciento de hace seis meses al 27 actual, la cifra más alta desde mayo de 2005. Por el contrario, sólo el 25 por ciento piensa que la situación política es buena o muy buena. Pero, en este caso, también hay un aumento del descontento ya que el porcentaje cae del 32 por ciento de junio de 2006 al 25. Esta opinión tan negativa de la evolución de la coyuntura política en España contrasta con el favorable clima de opinión que existe en torno a la situación de la economía. Un 45 por ciento de los encuestados, el mismo porcentaje que en junio de 2006, considera que la situación económica es buena o muy buena. Los que la consideran mala o muy mala también se mantienen en el mismo porcentaje, un 26 y descienden aquellos que sostienen que la economía se mantiene igual, ya que del 29 anterior se pasa al 27 actual.