Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes DOMINGO 8 10 2006 ABC El derbi argentino conlleva tanta pasión, color, intensidad y dramatismo que en una reciente encuesta realizada por una revista británica ha sido el más votado como el evento que cualquier persona querría ver antes de morir. Los jugadores lo sienten como algo propio y de pequeños a unos y a otros les enseñan como odiar, deportivamente, al contrario River- Boca, mucho más que jugar al fútbol JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. No se equivoquen ni un pelo. Como decía Bill Shankly, el fútbol no es una cuestión de vida o muerte, sino mucho más que eso, sobre todo si el fútbol se juega entre el River y el Boca, un derbi que paraliza Argentina entera. Nacidos en el mismo barrio, se odian tanto como se necesitan. Un River- Boca es pasión, emoción, color y mucho dramatismo. Nacieron hace más de cien años y eran vecinos en el barrio porteño de la Boca hasta que los de la banda sangre se mudaron a la zona de Núñez. Los de River van de millonarios, de nobles y de guapos de cara. Boca apela al pueblo, a la garra, a la belleza por medio del atractivo. Y no es sólo un acontecimiento nacional. Hace unos meses un importante medio deportivo de Inglaterra realizó una encuesta para saber cuáles eran los eventos deportivos que cualquier persona debería ver antes de morir. Curiosamente, y superando a espectáculos como el Gran Premio de Fórmula 1, la Super Bowl o la final de la NBA, el evento más votado fue un derbi entre el River Plate y el Boca Juniors. De hecho, para el partido que se jugará hoy (irán periodistas de todo el mundo y un contingente de 1.500 policías) se ha creado una iniciativa llamada Pura adrenalina que consiste en que por un precio entre 100 y 150 dólares, la agencia de viajes te mezcla con los barrabravas los hinchas más violentos del Boca. A los turistas se les recoge en su hotel y se les lleva al estadio a la zona de los fanáticos, que les ofrecen banderas, gorros y los cánticos que realizarán durante el partido. Por supuesto, los hinchas se quedan con el sesenta por ciento de lo ingresado. El caso es que el operador ya está en contacto con Los borrachos del tablón la banda más violenta de River Plate. La enemistad va más allá de la ofici- toda la grada cantándolo, es el éxtasis, la felicidad completa Otro ex gallina Maxi López, lo describe con una sola frase es una sensación indescriptible. No hay palabras para decir lo que se siente ante un partido así El ex portero de Boca y ahora arquero del Getafe, el Pato Abbondanzieri, comenta: Es el partido que el jugador espera durante toda la Liga. Se vive con mucha presión y todo, la concentración y la intensidad, es especial. Es algo diferente a un derbi de aquí porque allí se extiende a todo el país y comienza a vivirse mucho antes de las fechas próximas, aquí está más localizado, en cuanto a territorio y tiempo Amigos- enemigos Hay miles de anécdotas y curiosidades. Por ejemplos, amigos en equipos rivales, como Francescoli y Maradona, o Aimar y Riquelme. Incluso este domingo se producirá el reencuentro de dos viejos compañeros: Passarella y LaVolpe, los dos técnicos que fueron compañeros en la Argentina campeona del Mundial 78. Y una anécdota inolvidable: en 1962 Antonio Roma, portero de Boca, le detuvo un penalti a Delem en la última fecha del torneo, que permitió al conjunto de la Ribera llevarse el título. Valentim, que logró el único tanto del aquel partido, había hecho una promesa: Si Delem no hace el gol, me voy caminando desde mi apartamento (situado en Once) hasta la iglesia de la calle Bolívar y le entrego diez mil pesos al primer mendigo que encuentre Roma lo paró y al otro día Valentim fue caminando desde su casa hasta el centro, recibiendo felicitaciones a su paso por la victoria. El delantero brasileño cumplió su promesa y le entregó los diez mil pesos a una anciana que sólo atinó a abrazar las piernas del jugador y salir corriendo. Los seguidores del River son siempre un espectáculo na y de los affiches que los vencedores pondrán el lunes por todas las paredes de Buenos Aires. Es algo que se mama desde pequeño. Así, el conejo Saviola declaraba que desde chico te lo hacen saber, nada más ponerte la camiseta de River lo primero que te dicen es AP que hay un partido al año que se juega de otra forma, que tienes que jugar diez veces más, que tienes que correr diez veces más de lo que haces normalmente, y ese es el partido contra Boca. Sólo estar ahí es una satisfacción doble, pero si además marcas un gol, con RIVER, UNA FANTASÍA DE FELICIDAD FERNANDO RUBIO Redactor Jefe de Ilustración de ABC S er de River es una elección de sentidos, es una elección de esperanza, es una elección de placer. Uno puede cambiar en muchos órdenes, de barrio, de ciudad, de país, etc. Pero nunca puede cambiar el amor incondicional por este equipo, porque él está en tus raíces. Ser de River es poder decirle a los bosteros que ¡sí, somos las Gallinas, porque es un animal que pone huevos! (con perdón) Simplemente lo voy a reducir a que es una hermosa fantasía que te permite soñar con algo tan abstracto y tan poco concreto como la felicidad... En una de las tantas canciones que entonan los famosos borrachos del tablón dicen: Pasan los años, pasan los jugadores, pero lo que no pasa, River, es mi pasión! PD: Hay que tener cuidado con esta gente de Boca que hasta el mismo Sabina se queja en una canción, que una hincha de Boca llamada Paulita lo traicionó por un pibe BOCA, UN SELLO INDELEBLE QUE MARCA LA VIDA OSVALDO PÉREZ D ELÍAS Caricaturista de ABC oca es un sentimiento. La mitad más uno del país (Argentina) y yo pertenezco a esa mitad más uno desde que nací, lo lleva dentro, muy dentro. Es algo que apenas se puede explicar. Como un sello indeleble que te marca para toda la vida. Por eso, cada día que pasa soy más bostero. No nos olvide- B mos que uno de los más grandes futbolistas del mundo, Diego Maradona, es el fan número uno. Todos los grandes son boquenses, por decir uno el Gallego Juan Manuel Serrat. Así que, aunque no ganemos hoy, seguiré siendo bostero hasta la muerte. Y es que aún perdiendo, el fervor por la camiseta xeneise- -la azul y oro- -se hace más fuerte, cosa que no pasa con los de River (a los que tenemos como hijos, como se dice por allá) Hoy por hoy somos los que más trofeos ganamos. Juguemos donde juguemos nunca nos arrugamos. Esto jamás lo podrán decir los gallinas de ahí su nombre.