Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía DOMINGO 8 10 2006 ABC PERFIL FLORENTINO PÉREZ Presidente de ACS El Señor de los Ladrillos MARÍA JESÚS PÉREZ MADRID. A finales del pasado mes de febrero Florentino Pérez abandonaba el sillón presidencial del equipo de fútbol español más laureado dentro y fuera de nuestras fronteras. El equipo de sus amores. El Real Madrid. Entonces nadie entendía del todo por qué el ya ex presidente del Real Madrid, que tanto había anhelado el puesto, y tanto había hecho por el equipo en los seis años que estuvo al frente del mismo, decía estar convencido de que su dimisión era el revulsivo que el club necesitaba a tenor de los malos resultados futbolísticos. Lo explicó alto y claro: El Madrid necesita un cambio y tras analizar la situación este es el momento oportuno y adecuado de que yo dimita Quizás muchos lo auguraban. De hecho, dicen que en los círculos cercanos de los más allegados al entonces presidente del club blanco se lo esperaban. Además, era fácil adivinar que alguna cabeza había que cortar, por la mala imagen que estaba dando el equipo en lo que iba de campeonato de liga, pero... ¿la del presidente mismo? Florentino entonaba el mea culpa Soy un tapón que es necesario quitar para que la situación salga adelante Se quitaba pues de en medio, por voluntad propia, y ¡casi casi en vísperas del eterno derbi madrileño contra el Atlético de Madrid! De un plumazo. Sin duda, un gran esfuerzo personal y, claro está, profesional. Las razones puestas sobre el tapete no dejaban de tener lógica. Ahora bien, si sus más íntimos se lo olían, ¿no podrían existir otros motivos que los meramente deportivos? Quizás tengan que ver, y mucho, los últimos acontecimientos en el maremagnum de opas que actualmente se vive en nuestro país. Al frente de otro de sus amores empresariales, la constructora ACS, Florentino Pérez, está, una vez más, en el centro de la más rabiosa actualidad: la reestructuración del sector eléctrico español. Y es que a principios de la semana pasada, tan sólo un año después de sorprender a propios y extraños con el desembarco de la compañía en Unión Fenosa- -con la compra del 10 de su capital- unos días después de que elevara su participación en esta sociedad por encima del 35 y, a veinticuatro horas de que una de sus rivales del sector, Acciona, anunciara su entrada en Endesa, ACS saltaba también en medio del proceso de ofertas públicas de adquisición de acciones actualmente formuladas sobre esta última eléctrica por parte de Gas Natural y la alemana E. ON, res- pectivamente, con un nuevo movimiento: la compra del 10 de la Iberdrola de Ignacio S. Galán. ¿Golpe de efecto o la culminación de un proceso muy reflexionado en el tiempo? La apuesta por la compañía que los tres principales accionistas de ACS han mostrado en el último año con varios aumentos de participación refuerza esta teoría. A día de hoy, los accionistas de referencia de la empresa de construcciones y servicios están cerca de controlar el 50 de la compañía. Juntos poseen el 46 Al 12 de los Albertos -los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer- -se une el 20 de Alba (propiedad de Banca March) y el 10,02 de Florentino Pérez. También conforman el núcleo duro el 3 de la aseguradora Mutua Madrileña y el 0,6 de Pedro López Jiménez, consejero y presidente de la participada Unión Fenosa. Casualidad o causalidad, lo cierto es que el 27 de febrero de 2006 dimitía como presidente del Real Madrid a consecuencia de la mala situación deportiva del club y se iniciaba una clara proyección hacia el sector energético de la constructora. Es, pues, una dimisión entendible meses después no sólo por la crisis del club tras tres años sin títulos deportivos- -lo que, por cierto, no ocurría desde hacía medio siglo- -sino por las pretensiones de sus queridos socios: los March y los Albertos que, dicen, necesitaban a Florentino con el 100 de sus sentidos en otro gran proyecto, la fusión entre Unión Fenosa e Iberdrola para hacer frente al otro gran conglomerado energético español en torno a la primera eléctrica: Endesa. A Florentino muchos le conocen con el apodo de el conseguidor ¿Lo conseguirá? REVISTA DE PRENSA COSECHA ESPAÑOLA POR CARLOTA FOMINAYA Mientras Alemania declara la culminación del mercado único del sector en la Unión Europea como la mayor prioridad según puede leerse esta semana en el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) dos compañías españolas que deben saber algo de esto Gamesa e Iberdrola, aparecen en las páginas de The Wall Street Journal, donde se afirma que las dos empresas han firmado el contrato más grande del sector para construir molinos de viento tanto por EE. UU. como por Europa. El vino español es otro de los grandes protagonistas de las páginas de este periódico. Las bodegas y el hotel de Marqués de Riscal en La Rioja acaparan sus columnas, donde afirman que el vino que producen es un excelente reclamo para el turismo en España En cadena. Alcatel y Thales esperan para llevar a cabo una fusión que está pendiente, según el rotativo francés Les Echos, de la decisión de un grupo de empresas españolas que participan en el proyecto de navegador europeo por satélite Galileo, y el Sovereign Bancorp no espera a nadie porque, según informa The Wall Street Journal, ya han hablado con el Santander lo que tenían pendiente El banco estadounidense, entidad participada en un 25 por el Santander, cuenta ya con el apoyo de la institución para forzar la salida de su presidente y consejero delegado, Jay Sidhu especifican. Entretanto, Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto, ocupa el puesto número uno del ránking de mujeres empresarias más influyentes de Europa, que elabora el Finantial Times todos los años. Si había mucho que admirar de ella el año pasado, mucho más hay que admirar éste señala el diario anglosajón. ¿Será por su gestión y sus excelentes beneficios? ¿Será por su prometedor futuro?