Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 10 2006 Economía 83 EMPRESA Las cajas se enfrentan a los bancos en TV Bajo el eslogan nuestras acciones cotizan en la vida reavivan la guerra comercial entre ambos lograr que la sociedad entienda que las cajas son las únicas empresas en España que destinan todo su beneficio a acciones de interés para la comunidad ABC MADRID. La vertiente comercial de la guerra por ser líderes del sector entre bancos y cajas ha dado una vuelta de tuerca más. Las cajas de ahorro, en su afán por seguir rascando cuota de mercado a sus más directos competidores, los bancos, tanto en depósitos como en hipotecas, hacen un mayor pressing a través de nuevas armas, pero comunes. Lo último, una ofensiva publicitaria sin precendentes. Se trata de la primera campaña en amor y compañía de estas entidades de ahorro desde 1989. Bajo el eslogan nuestras acciones cotizan en la vida las cajas se enfrentan sin complejos en televisión a los grupos bancarios. Y es que a diferencia de los bancos, las cajas de ahorro no pueden cotizar en Bolsa. Sus derechos no se pueden vender ni comprar. A pesar de ser entidades privadas, no tienen un propietario que recoja los beneficios. El consejo de administración es nombrado bajo pactos entre organizaciones (corporaciones locales, entidades públicas o incluso sindicatos y empleados de las propias cajas) En definitiva, son entidades sin ánimo de lucro, que deben destinar su beneficio a obras sociales y que disponen de un trato distinto a la hora de tributar frente a los bancos. Actualmente, las cajas de ahorros son controladas en su mayoría por las gobiernos locales o autonómicos. Esto provoca que cada vez que se altere la composición del gobierno, bien debido a elecciones o a movimientos dentro de un mismo partido, se roten los consejos de administración de las cajas, adquiriendo un perfil político muy marcado. b El objetivo, empresas en España que destinan todo su beneficio, una vez pagados los impuestos y constituidas las reservas, a acciones de interés para la comunidad. El argumento de los anuncios que configuran la campaña se ha estructurado en torno a una entidad financiera ideal, que añade a sus características mercantiles la vocación de contribuir a solucionar los principales problemas de los lugares donde desarrolla su actividad. Esa entidad ideal, utópica, existe desde hace 170 años: se llama caja de ahorros. Esta afirmación se sustenta en las propias estadísticas de la Obra Social, más de 1.300 millones de euros en 2005, que la colocan como la primera inversión privada en acciones sociales, por encima de la Fundación Bill y Melinda Gates, y en el hecho de que la acumulación año tras año de una cantidad de recursos económicos de esta magnitud ha dado como resultado la primera red asistencial privada y el agente cultural más importante del país dicen desde CECA. La Obra Social también se ocupa del Medio Ambiente, de las inversiones en I+ D +i, de la restauración del patrimonio y de la educación. La campaña ha sido desarrollada por la agencia de publicidad Vitruvio Leo Burnett, ganadora del concurso celebrado en el mes de junio, en el que participaron otras cuatro agencias. El lema, singularidad del negocio Desde CECA explican el por qué del lema de la campaña Nuestras acciones cotizan en la vida Se ha escogido por su capacidad para sintetizar la relevancia de la Obra Social y la singularidad del modelo de negocio de las cajas, sustancialmente distinto del resto de entidades financieras, precisamente, por la orientación social de toda su actividad. En este sentido, el objetivo fundamental de la campaña es conseguir que la sociedad y, en especial el público joven, tenga una conciencia más clara de qué es la Obra Social y de que las cajas de ahorros son las únicas A diferencia de los bancos, no pueden cotizar en Bolsa. Sus derechos no se pueden vender ni comprar