Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 DOMINGO 8 10 2006 ABC Sociedad Precipitaciones en 2005 y 2006 Descenso o incremento de precipitaciones sobre los valores normales en 2005 50 %25 %50 %50 %25 %50 %75 %50 %25 %50 %75 %75 %50 %25- 200 %25- 50 %25 %25- 50 %25 %25 %25 %50 %50 %25 %25- 50 %25 %25 %75 %25- 50 %25- 50 %25 Los incendios quemaron un 20 por ciento menos hectáreas que en 2005, pese a los de Galicia Descenso o incremento de precipitaciones sobre los valores normales en 2006 25- 50 %25 %25- 50 %25 %50 25 25 50 %25 %25- 50 %25- 100 Infografía ABC El mayor déficit de lluvias lo padecen Andalucía oriental, Extremadura, Castilla- La Mancha y Madrid El informe de tendencia para el otoño indica que no será especialmente lluvioso b Desde el INM afirman que la falta de lluvia responde a que no entran borrascas atlánticas del suroeste, sino que llegan del nordeste, con aire muy seco ARACELI ACOSTA MADRID. Empezamos el año hidrológico con unas reservas de agua en los embalses muy similares a las del año pasado, 20.779 hectómetros, sólo 200 menos que en octubre pasado. Dos años de sequía se notan, y nuestros embalses almacenan 9.000 hectómetros menos que en los años 2003 y 2004, y 6.000 menos que la media tanto de los últimos cinco como diez años. La explicación a esta situación es sólo una: la escasez de precipitaciones, sobre todo en zonas de la mitad sur. Y es que si contamos el régimen de lluvias desde octubre del año pasado nos encontramos con que ha llovido un 11 por ciento por debajo del valor medio normal, según explica el portavoz del Instituto Nacional de Meteorología (INM) Ángel Rivera. No es que sea un descenso muy acusado, pero como estamos arrastrando la gran sequía del año hidrológico anterior el déficit no ha podido ser compensado. Así, la precipitación media acumulada en el conjunto del territorio nacional a lo largo del año hidrológico alcanzó los 595 litros por metro cuadrado, frente al valor medio de 669. Estas circunstancias definen el año como seco, habiéndose acumulado un déficit medio de precipitaciones de alrededor de 75 litros por metro cuadrado, déficit que se generó principalmente a lo largo de los meses invernales y primaverales. Porque no hay que olvidar que el mes de octubre del año pasado acabó como el segundo más lluvioso de los últimos diez años, un registro que hizo pensar en que la situación de sequía podría revertirse, pero no fue así. Noviembre contó con precipitaciones en torno a los valores normales, pero tanto el mes de diciembre como los posteriores de enero y febrero fueron secos, con una precipitación media en el conjunto de estos tres meses que quedó aproximadamente un 30 por ciento por debajo de lo habitual para el trimestre. Precipitaciones en 2005- 2006 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 0 (Litros por m 2) 93,2 Año 2006 Año 2005 Media histórica desde 1930 73,1 72,8 60,2 64,3 55,1 61,4 56,2 55,7 68,8 71,4 47,3 46,5 55,0 40,7 45,8 37,9 38,8 37,5 25,5 21,7 46,3 33,7 19,7 13,3 37,8 29,9 22,1 19,3 12,9 Ene. Feb. Mar. Abr. May. 18,0 Jun. Mayo fue el mes más seco del año La primavera se inició con precipitaciones relativamente abundantes a lo largo del mes de marzo, que fue algo mas húmedo de lo normal. Pero a medida que avanzó la estación las precipitaciones fueron disminuyendo, de modo que ya abril fue seco y mayo resultó muy seco siendo, en términos relativos frente a los valores normales, el mes más seco del año. Por lo que respecta al verano las precipitaciones fueron escasas, en torno a los valores normales para esta estación, resultando en cambio más húmedo de lo normal el recientemente concluido mes de septiembre, por lo que durante estas últimas semanas se ha reducido, si bien sólo muy ligeramente en conjunto, el déficit de lluvias acumulado desde el pasado 1 de octubre de 2005. No obstante, matiza Rivera, la sequía fue mucho menos aguda que el 7,8 Jul. 13,3 Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. FUENTE: Ministerio de Medio Ambiente Infografía ABC año pasado, cuando el déficit ascendió al 30 por ciento lo que en valores absolutos significa un descenso de las lluvias de 250 litros por metro cuadrado. Como nunca llueve a gusto de todos, la distribución de las precipitaciones ha sido irregular, de forma que en Canarias, Navarra y La Rioja, así como en zonas de Castilla y León, Aragón y norte de Valencia se superan los valores normales. En el resto del país, los totales acumulados quedan por debajo de sus valores medios, sobre todo en Extremadura, oeste de Madrid y de Castilla- La Mancha y Andalucía oriental. El sur de la Comunidad Valenciana y algunas zonas de Murcia y Galicia también registraron un déficit superior al 25 por ciento. Según Rivera, la escasez de lluvia se ha debido a que no están entrando borrascas atlánticas por el suroeste, sino que las que nos afectan son del nordeste, con aire muy seco. Precisamente ésta es la explicación para que en Canarias haya llovido muy por encima de lo que es habitual, porque esas borrascas del nordeste cuando pasan sobre el Atlántico se inestabilizan y dejan agua. El informe de tendencia para el otoño no da ninguna señal clara explica Rivera, lo que por experiencia suele significar que lloverá en torno a lo normal, aunque tampoco será un otoño especialmente lluvioso Lo ideal, afirma Rivera, sería que nos afectaran 3 o 4 borrascas frontales, que traen aguas mansas que llenan los embalses.