Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional DOMINGO 8 10 2006 ABC VUELVEN LOS TALIBANES ientras por aquí algunos nos entretienen viendo cómo mantienen su empeño por vincular a los islamistas con ETA y el PSOE en el 11- M, en Pakistán los promotores del 11- S siguen asentando una nueva base, cada vez más segura. Sin duda ése fue uno de los asuntos tratados por Bush con los presidentes de Afganistán y Pakistán en su reunión días atrás en la Casa Blanca. El pasado martes la cadena pública de televisión norteamericana PBS ofreció el documental El regreso de los talibanes en el que se mostraba con escalofriante detalle el nuevo campo de entrenamiento de terroristas que ha RAMÓN sustituido la función PÉREZ- MAURA que a esos efectos desempeñaba Afganistán bajo el Gobierno talibán. El programa ofreció una escalofriante mirada al tipo de locura medieval que se vive en algunas zonas montañosas de la frontera paquistaní con Afganistán. Una región en la que se decapita a ancianos bajo la acusación de no ser suficientemente leales con los talibanes y en la que algunos acusados de robo son ahorcados en la vía pública tras expeditos juicios. Sus cuerpos permanecen después expuestos durante días con fajos de billetes incrustados en sus bocas abiertas. Agradeceré mucho a quien pueda hacerlo que me ofrezca un detallado guión con el tipo de diálogo de civilizaciones que debemos mantener con quienes aplican este tipo de justicia Pervez Musharraf negó durante su visita a Washington que Al Qaida tenga ninguna presencia en su territorio. De hecho, el presidente paquistaní asegura que la dirección de Al Qaida está del otro lado de la frontera, en Afganistán. Puede ser, pero de lo que estamos seguros es de que del lado afgano de la frontera hay unos 20.000 soldados norteamericanos además de tropas de otros países de la OTAN. En cambio, si se cruza al lado paquistaní de la demarcación, no hay ni un soldado extranjero. Es más, según describía el documental de la PBS, no había tampoco ningún soldado paquistaní. Y ello porque el presidente Musharraf ha llegado a un acuerdo con el consejo de ancianos de la región por el cual ellos se comprometen a no albergar terroristas y a impedir que se lancen incursiones en Afganistán desde su región a cambio de que las tropas paquistaníes se retiraran de la zona. El gobierno paquistaní parece feliz con el acuerdo, aunque nadie aclara por qué tenía que retirarse el Ejército paquistaní de esa parte de su territorio. El general John Abizaid, el más alto mando norteamericano en la región, ha manifestado un elevado grado de escepticismo al respecto. El problema que tiene Occidente- -todos nosotros, no sólo los Estados Unidos- -es que el Gobierno de Musharraf es el único que parece poder y querer mantener una alianza contra el islamismo. Pero es un Gobierno débil. Y no parece una buena idea presionarlo más de lo que ya se hace. Condoleezza Rice descarta tajantemente que vaya a ser candidata republicana en las presidenciales de 2008; mientras tanto, su negativa no es tan interesante como sus razonamientos, que arrojan luz sobre los conflictos internacionales más graves M Rice, la apagafuegos TEXTO: BRET STEPHENS NUEVA YORK. La secretaria de Estado de los EE. UU. Condoleezza Rice, llega con 10 minutos de antelación a la entrevista, ataviada con un traje rojo y un collar de perlas de una sola vuelta. Es un placer escuchar a Rice, lo cual podría explicar por qué incluso a los detractores que dicen que su condición de criatura del Departamento de Estado es excesiva les encantaría ver su nombre en la candidatura republicana de 2008. Cosa que, por cierto, no va a ocurrir, al menos si su no, no, no es realmente un no inequívoco. Rice inicia la conversación describiéndose como una académica, y acaba diciendo lo mucho que le alegrará regresar a Stanford y hacer otra cosa Señala que su paso por la Administración de George H. W. Bush se produjo al final de una gran transformación histórica y que su trabajo actual se está desarrollando en los albores de otra. Su objetivo para los próximos dos años es poner en marcha algunos fundamentos No creo que ésta sea una batalla, si quiere llamarlo así, o una lucha que se vaya a ganar bajo la vigilancia de George W. Bush comenta sobre la guerra contra el terrorismo. Tal vez esto explique su sangre fría- -que en ocasiones parece rozar la indiferencia emocional- -ante todos los reveses en Bagdad, Beirut, Cairo y Ramala: Rice opta por interpretar el presente como si ya fuese pasado. masco y crear una situación en los territorios palestinos en la que puedan emerger los moderados Por otro lado, también existe el peligro de actuar como si el conflicto en el que estamos sumidos fuera un tipo de lucha prolongada y crepuscular, cuando Mahmud Ahmadineyad y Osama bin Laden parecen creer que es la noche del Apocalipsis. Y todavía entraña un mayor peligro el actuar como si los problemas con los que ha tropezado EE. UU. sobre todo en el último año, fueran un indicativo de turbulencias (un término que Rice emplea repetidamente) y no de una pérdida de altitud o incluso de un fallo mecánico grave, por ejemplo. El lujo del tiempo Por tanto, en buena parte del discurso de Rice viene implícita la idea de que EE. UU. cuenta con el lujo del tiempo. Le pregunto por el régimen sirio de Bashar al- Asad, que hace un año parecía estar a punto de hundirse y que, sin embargo, hoy en día se ha reafirmado a lo grande en Líbano, sobre todo gracias a la percepción de victoria de Hizbolá en la guerra de este verano contra Israel. Ésta es una de esas vueltas de tuerca sobre las que me disponía a hablarle al principio. No creo que actualmente se pueda conocer el efecto del aislamiento sirio en el mundo árabe (Cuando se la presiona más tarde sobre este tema, reconoce que tendrán que empezar a plantearse más sanciones contra Siria También le pregunto por Egipto, donde el año pasado pronunció un discurso exigiendo que el régimen abriera sus puertas a la democracia, pero desde entonces ha contemplado prácticamente en silencio cómo Hosni Mubarak cancelaba elecciones y tomaba duras medidas contra la disensión. Estas cosas también... van a rachas. No creo que Egipto vuelva a estar donde estaba después de las competitivas elecciones presidenciales unas elecciones que, Rice olvida añadir, se amañaron en contra del principal rival, Ayman Nur, que ahora se encuentra en una celda cumpliendo una condena de cinco años ¡Nada menos que por unos falsos cargos de fraude electoral! Y, por supuesto, está Irán. Rice señala que, hasta hace poco, el Departamento de Estado en realidad no tenía una oficina dedicada a Irán, hecho que ella interpreta (en una reproche implícito a sus predecesores) como una prueba de una mentalidad burocrática estrecha que concibe las relaciones exteriores como aquellos con los que mantienes re- De visita en Irak, en 2005 REUTERS IRAK Tenemos que luchar a brazo partido por la victoria de los iraquíes que no quieren la influencia iraní en su vida diaria IRÁN No hay que dormirse ante el programa nuclear iraní: La Unión Soviética probó una bomba atómica cinco años antes de que Occidente creyera que tenía una No volverán a la clandestinidad De los terroristas, dice: No van a volver a la clandestinidad. Tienen que ser derrotados De Irak: Sólo tenemos que luchar a brazo partido por la victoria de los iraquíes que no quieren la influencia iraní en su vida diaria De Irán: Tenemos la posibilidad de resistir el envite iraní en la región, pero será mejor que lo evitemos. Me refiero a que no es algo que puedas dejar que continúe en su estado actual De Líbano: Tenemos que plantar cara a Hizbolá... e intentar consolidar a las fuerzas moderadas libanesas, lo cual no es tarea fácil De los palestinos: Hay que frenar al Hamás de Da-