Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 10 2006 Internacional 33 Asesinan a una pareja de periodistas alemanes en el norte de Afganistán Viajaban sin protección para obtener información para la TV Deutsche Welle b Desde Kabul, un portavoz de la milicia talibán ha rechazado toda responsabilidad en la muerte de los reporteros y ha afirmado que ellos no atacan a periodistas ABC BERLÍN. Una pareja de periodistas alemanes, colaboradores de la cadena de televisión internacional Deutsche Welle murieron asesinados en el norte de Afganistán, adonde habían viajado para recopilar información sin ningún tipo de protección. Los cuerpos de los periodistas asesinados, un hombre, de 38 años, y una mujer, de 30, fueron encontrados ayer por la noche en una tienda de campaña, situada a doce metros del borde de la carretera entre la provincia de Baghlan y de la vecina Bamian. Según informaciones recopiladas en Kabul por medios alemanes, el móvil del asesinato no debió ser el robo de dinero ya que los asaltantes no se llevaron las cámaras ni el resto del material de trabajo, ni tampoco el automóvil en el que viajaban. Un portavoz de la milicia talibán, Kari Jussuf Ahmadi, rechazó en unas declaraciones a la agencia de noticias alemana Dpa, desde Kabul, toda responsabilidad en la muerte de los informadores y afirmó que ellos no atacan a periodistas Las autoridades afganas dijeron por su parte que los reporteros no habían informado a las autoridades de su propósito de viajar a esa zona y que lo habían hecho sin la compañía de un chófer ni de guía local. Según medios alemanes, los dos periodistas habían sido advertidos para que no viajaran en esas condiciones por miembros de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) dirigida por la OTAN y con una nutrida presencia de militares alemanes en Afganistán. Ambos eran profesionales con experiencia. Él había trabajado anteriormente en un proyecto de la Deutsche Welle en colaboración con la televisión afgana, para preparar a profesionales de ese país; ella, su compañera sentimental según Spiegel Online había informado recientemente desde el Líbano sobre el conflicto entre Israel y la milicia Hizbolá. Condena de Berlín El Gobierno alemán condenó con la máxima severidad el asesinato de los dos periodistas. Este horrendo crimen debe ser aclarado y sus autores entregados a la Justicia afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Frank- Walter Steinmeier, en una declaración divulgada por su departamento. Con éstos son tres los periodistas alemanes que hasta el momento han muerto en Afganistán. En noviembre de 2001, un reportero de Stern murió, junto con dos colegas suyos franceses, en un ataque de los talibanes. También un soldado de la OTAN de nacionalidad canadiense murió ayer, esta vez en el sur de Afganistán, en una emboscada contra una patrulla de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) Una explosión debida a una bomba artesanal causó la muerte de un soldado canadiense declaró a la agencia France Presse un portavoz del Ministerio de Defensa de Canadá, Ryan Holbein. Según la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tras la explosión los insurgentes abrieron fuego contra los soldados. La emboscada se produjo a 25 kilómetros al oeste de Kandahar, en el distrito de Panjwayi, donde las tropas canadienses combaten a los talibanes, según indicaron las autoridades. Asimismo, un agente de Policía afgano murió y otras 16 personas resultaron heridas ayer como consecuencia de un atentado suicida con bomba junto a una comisaría de la ciudad de Jost, en el este del país. Un trabajador de la morgue de Kabul prepara uno de los ataúdes con los cuerpos de los periodistas asesinados AP Los nacionalistas flamencos parten a la conquista de Amberes ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Desde hace ya unas cuantas legislaturas, los belgas acuden a las elecciones municipales sobre todo para saber si la extrema derecha nacionalista tiene o no suficiente fuerza para imponerse a los demás partidos. Las elecciones que se celebran hoy son, en efecto, la prueba del nueve para saber si la segunda ciudad y capital económica del país, Amberes, será gobernada por el partido nacionalista flamenco Vlaams Belang (BV) o si seguirá en manos de la coalición que for- man todos los demás partidos para evitarlo. Las encuestas le dan al VB un 34 por ciento de los votos, a gran distancia de cualquier otra opción. La ventaja que tiene en esta ocasión la opción del nacionalismo regional racista es precisamente que los dos grandes partidos que forman la coalición que sostiene al Gobierno federal, los liberales flamencos y los socialistas valones, están ambos bajo el fuego de la crítica, especialmente los socialistas a los que persigue la sombra de una saga de corrupción.