Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional DOMINGO 8 10 2006 ABC Los últimos escándalos urbanísticos han puesto contra las cuerdas a los socialistas. En la Comunidad Valenciana pretenden reclasificar 90 millones de metros cuadrados de suelo en una legislatura. El ladrillo les pone contra la pared y en flagrante contradicción El ladrillo destapa las vergüenzas del PSOE TEXTO: JAVIER REIGADAS MANUEL BUITRAGO VALENCIA MURCIA. Los discursos grandilocuentes socialistas sobre el medio ambiente y el respeto a la naturaleza se diluyen a golpe de realidad. Mientras la ministra Narbona realiza operaciones de maquillaje al derrumbar alguna que otra construcción en la costa y arremete a diario contra el modelo urbanístico mediterráneo- -aunque obvia atacar al catalán y andaluz, centrando sus críticas en el valenciano y murciano- los escándalos de sus compañeros de partido en esta disciplina en los municipios en que gobiernan en el Levante desenmascaran su estrategia y ponen de relieve que tienen más cosas que callar que denunciar, por mucho que se les llene la boca con el concepto desarrollo sostenible Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana, los ayuntamientos socialistas, desde marzo de 2003 hasta junio de 2006- -lo que va de legislatura- han reclasificado ya 25,4 millones de metros cuadrados, y en las dependencias de la Consejería de Territorio y Vivienda de la Generalitat se agolpan solicitudes para reclasificar 63 millones de metros cuadrados más, lo que suma la friolera de cifra de casi 90 millones de metros cuadrados. Todo un ejemplo de por dónde van los tiros. También fue curiosa la situación que se produjo justo antes de cambiar de normativa urbanística en esa misma región- -de la polémica y denostada por la Unión Europea Ley Reguladora de la Actividad Urbanística, aprobada por los socialistas, a la Ley Urbanística Valenciana- cuando 26 alcaldes socialistas presentaron 33 Programas de Actuación Integral (PAI) para construir alrededor de 26.000 viviendas en una superficie que ya entonces suponían 23 millones de metros cuadrados. Pero, obviamente, el crecimiento urbanístico no es mal en sí mismo, y to- dos los municipios, sean del color político que sean, están legitimados para incrementar el número de viviendas en su población, siempre y cuando se respeten las leyes vigentes. Ahora bien, siempre no es así y últimamente los paladines y defensores del medioambiente, los partidos de izquierdas, se han visto salpicados por escándalos territoriales dignos de mención, que no fueron citados el pasado día 4 por el secretario general de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, al explicar su programa de gobierno durante la moción de censura contra Francisco Camps cuando habló de urbanismo coherente y responsable Catral El municipio alicantino ha sido el último gran escándalo. El acalde ha reconocido que ha permitido la construcción de 1.270 viviendas ilegales en el municipio, algunas de ellas en el Parque Natural de El Hondo, lo que ha provocado que la Generalitat le haya retirado las competencias en disciplina urbanística y no descarta asumir más, como las de planificación e, incluso, disolver el Consistorio y reclamar al Gobierno central la convocatoria de nuevas elecciones municipales. Se calcula que el beneficio de las constructoras (la que más edificó es del cuñado del alcalde) ha sido de 80 millones de euros, con evasión de impuestos. El asunto está en los Juzgados. Imagen de una de las viviendas ilegales de Catral (Alicante) de golf, un hotel de alto standing y un área residencial de 4.000 viviendas en una actuación que se encuentra incluido en la zona de influencia del Parque Natural de Sierra Calderona. EFE Sueca El alcalde socialista intentaba construir 25 viviendas en el Parque Natural de la Albufera de Valencia, proyectadas por el despacho de arquitectos al que él pertenece. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad ha dado la razón a la Consejería de Territorio y Vivenda. judicado la construcción de un campo de golf y 7.500 viviendas en el paraje Las Cañadas- El Tite a una empresa con la que firmó un acuerdo para incorporar el proyecto al nuevo Plan General de Ordenación Urbana en el caso de que la Generalitat lo rechazara. Asimismo, la empresa adjudicataria compró suelo para la construcción del campo de golf a cuatro euros y, en una semana, después de la rectificación municipal, multiplicó su valor por cinco. Estivella El mayor Programa de Actuación Integrada (PAI) de la Comunidad Valenciana, con cinco millones de metros cuadrados, se quiere construir en las localidad valencianas de Estivella, Algimia y Torres- Torres, con tres campos Los Alcázares Dentro de las filas socialistas, el caso más sonado hasta ahora en la Región de Murcia ha tenido como resultado la dimisión del alcalde de esta población, Juan Escudero, sobre el que han caído varias denuncias por supuestas irregu- Elda El ayuntamiento gobernado por el ex presidente del PSOE valenciano ha ad-