Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LA NEGOCIACIÓN ETA- GOBIERNO ANÁLISIS DOMINGO 8 10 2006 ABC El PP busca apoyos en el Parlamento Europeo, también entre los socialistas franceses, para rechazar la negociación y el PSOE presiona con su campaña de que los populares se han pasado a la extrema derecha y están contra la paz El proceso divide a Europa ÁNGEL COLLADO tuvieran para su resolución más votos que la izquierda y los nacionalistas a favor de la negociación con ETA, siempre sería un éxito evitar que Zapatero lograra la imagen de que la UE como tal le apoya en su aventura. No es lo mismo que pueda vender que cuenta con el aval europeo para las cesiones ante la banda que quedarse con el respaldo de poco más de la mitad de la Cámara, dicen en el Grupo Popular. MADRID. El próximo día 25, ETA logrará uno de sus objetivos acariciados desde más antiguo- la internacionalización del conflicto -y el Gobierno solicitará un aval para sus negociaciones con la banda terrorista. El pleno del Parlamento Europeo se dividirá en dos- -falta por ver en qué proporción exacta- -ante la iniciativa del Ejecutivo español para que la Cámara se pronuncie sobre el proceso de paz Aunque ETA Batasuna insista en que la situación es de bloqueo porque el Gobierno no cumple con lo tratado hasta ahora en secreto, Zapatero reitera que el proceso sigue y para sostenerlo busca cobertura de imagen ante las próximas cesiones como la relegalización del brazo político de los terroristas. Después de la visita de Tony Blair y el concienzudo aprovechamiento mediático de un paralelismo con el proceso irlandés rechazado de plano por falso en las etapas del PSOE y el PP en el poder, el Gobierno ha empezado a preparar el citado pleno de la Eurocámara para asegurarse el apoyo sin fisuras de socialistas, comunistas, verdes y nacionalistas que le den una mayoría clara en una hipotética resolución de comprensión y apoyo a su negociación con ETA. Los socialistas españoles, con Enrique Barón al frente, se han aplicado durante la pasada semana en trasladar a la Cámara europea la misma táctica que en las Cortes durante lo que va de legislatura- -aislar al PP- -y en desatar la misma campaña ensayada en los últimas días contra la oposición, la de colocarla el cartel de extrema derecha y acusarla de ir contra la paz El eurodiputado Antonio Masip inauguró las consignas, que incluyen atribuir a los populares nostalgia del franquismo Pero entre los eurodiputados del PSOE no hay unanimidad sobre la negociación con ETA y menos aún sobre la conveniencia de trasladar el debate a la Eurocámara. Además de Rosa Díez, siempre del lado del constitucionalismo en el País Vasco y de las víctimas del terrorismo, hay otros dirigentes de la vieja guardia socialista y antiguos partidarios de Alfonso Guerra que, al menos en conversaciones privadas, se han manifestado muy críticos con la iniciativa de Zapatero. Queda por dilucidar si tras el debate en la Cámara los socialistas redactan y piden que se vote una resolución a favor de las negociaciones de Zapatero con ETA, un aval al proceso de paz El Grupo Popular Europeo plantearía en ese caso un texto alternativo de rechazo al terrorismo y exigencia de rendición de la banda, aseguran en el PP. La batalla estará servida. A los preparativos de la propia ETA Batasuna, que desea contar en la tribuna con representantes de la llamada mesa nacional de su brazo político, como Jone Goirizelaia, para presionar ante tan importante logro para sus planes, se suman los de los grupos constitucionalistas vascos y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que acudirán seguro al pleno. Incluso Miguel Sanz, el presidente del Gobierno foral navarro, estudia la conveniencia de asistir a la Cámara como invitado, consciente de que el siguiente paso del proceso después de la legalización de Batasuna, será Navarra. Hasta el momento, el presidente de la Eurocámara, José Borrell, ha negado la entrada en la sede a los miembros de Batasuna cuando el intento ha sido denunciado por el Grupo Popular. Batasuna está en la lista europea de organizaciones terroristas. Ante la previsible votación, socialistas y populares han empezado a recabar apoyos entre los grupos contrarios o de composición más variada, además de asegurar los propios. Con Jaime Mayor al frente, los eurodiputados del PP se multiplicarán en los próximos días para entrevistarse con liberales y conservadores no inscritos en el PPE para explicarles la apuesta de Zapatero de negociar con ETA. Seguro ganador Ocurra lo que ocurra en la votación- -si la hay, pues si presenta complicada los socialistas pueden evitar la resolución- ETA habrá obtenido el éxito de que el conflicto que plantea con su historial de asesinatos se aborde en Estrasburgo, pero no como hasta ahora, para su derrota con el aislamiento internacional, sino como interlocutor del Gobierno en un proceso de paz El portavoz de los populares españoles en la Eurocámara, Jaime Mayor Oreja, ha denunciado que el pleno será un rotundo disparate en el que el único vencedor será ETA mientras que la socialista Rosa Díez ha destacado el nuevo desaire a las víctimas que supone la iniciativa de Zapatero. Pero ninguno de los antiguos constitucionalistas vascos cree que el resultado del debate servirá para frenar la negociación Gobierno- ETA en marcha y tampoco para dar satisfacción a la banda. Lo contrario que el Gobierno, que confía en que esa puesta de largo de el proceso en Europa anime a los terroristas a tomar el camino de la política y dejar la violencia A Zapatero le será además útil para preparar la próxima legalización de Batasuna y las reuniones de la llamada mesa de partidos requisitos exigidos o comprometidos con ETA para continuar con el proceso hasta las elecciones municipales y autonómicas, un proceso que dice que será largo pero que se puede acelerar en estas próximas semanas después de la batalla de Estrasburgo. La banda, que sufrió en tiempos del Gobierno del PP un duro golpe al quedar desarticulo el aparato internacional llamado Xaki, habrá logrado el 25 de octubre el éxito de adquirir condición política en la Eurocámara. Las cuentas Todos los eurodiputados recibirán una carta de los populares españoles para ponerlos en antecedentes y una especial atención tendrán para los socialistas franceses, que pueden ser, en principio, más susceptibles con la internacionalización del conflicto Francia siempre ha considerado que ETA era un problema español y nunca ha aceptado que le metan en negociación alguna, aunque los terroristas cuenten con incluir parte del sur francés en su proyecto del gran Euskadi nacionalista independiente. Los socialistas parten con un bloque mayoritario de entrada compuesto por los 201 eurodiputados propios más los 41 de Izquierda Unitaria, 42 de los verdes y buena parte de los 89 de Alianza de los Demócratas y Liberales, donde, a pesar de su denominación, se agrupan partidos de corte nacionalista tan radicales como el PNV. El PPE cuenta con sus 264 parlamentarios- -entre los que también hay algún nacionalista local- -y tiene que buscar apoyo entre los no inscritos (37) y otros grupos de derecha como Independencia y Democracia (ID) que suman otros 28 representantes. En fuentes del PP aseguran que tienen posibilidades de poner en un aprieto a los socialistas y que, aunque no ob- Kale borroka y batasunos toman las calles de San Sebastián M. L. G. F. BILBAO. Varios miles de personas se manifestaron ayer en San Sebastián por el acercamiento de los presos de ETA, así como la excarcelación de aquellos que están enfermos o han cumplido las tres cuartas partes de la pena, convocados por el Foro de Ibaeta. Entre los asistentes, que portaban fotos de los reclusos etarras (momento que recoge la imagen) figuraban dirigentes de Batasuna. Horas antes, los proetarras asaltaron el Ayuntamiento de Pasajes, causaron destrozos en el mobiliario e hicieron pintadas contra el PSE. La Gendarmería francesa encontró una troqueladora y placas de matrícula vírgenes en Las Landas. EFE