Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 SÁBADO 7 10 2006 ABC Deportes La victoria, única pócima para una selección que se desintegra Perder en Suecia pondría a Luis y a sus hombres en una situación crítica ENRIQUE ORTEGO, ENVIADO ESPECIAL ESTOCOLMO. Ganar para vivir. Empatar para sobrevivir. Perder para morir. Tres resultados, tres consecuencias. España se juega hoy, en el legendario estadio Rasunda donde Brasil ganó su único Mundial en Europa allá por 1958, algo más que un partido de clasificación para la Eurocopa. Evidentemente no va a ser definitivo, pero sí trascendental para encontrar la puerta de emergencia a una crisis que está desmadejando al equipo y arrastrando a técnico y jugadores. Todo lo que sucede hoy era impensable ayer. Que Luis suspenda donde más fiable era, en su credibilidad. Que Raúl no esté ni convocado. Que Vicente prefiera quedarse en tierra. Que Joaquín salga por peteneras... No es el ambiente más propicio, pero aunque no se haya hablado nada de él, el partido no se puede suspender y hay que hincarle el diente. Ahora sí que ha llegado el momento de los jugadores. Luis piensa que pone a los que mejor están y los que mejor pueden contrarrestar y atacar a Suecia. Por eso juega Juanito, porque hoy es más fiable que Pablo; Capdevila, porque tiene más confianza que Antonio López; Albelda, porque está más fino y defiende mejor que Xabi Alonso; Angulo, porque tiene más recorrido que Luis García. Y, finalmente, Xavi, porque tiene un punto más de poso y experiencia que Iniesta. Con todo, Luis juega al engaño. Dice que Suecia no va a poder jugar a la contra, como le gusta. Insinúa que España va a esperar atrás para meter la quinta y explotar la rapidez de Villa y Torres. POLÉMICA A TRES BANDAS Ataque de Joaquín (jueves) La selección es un despelote y un caos y Luis no sabe por donde tirar. Nunca ha tenido confianza en mí y sabía que no iba a contar conmigo Respuesta de Luis (viernes) Tengo cosas más importantes que contestarle, sólo le diré que yo llevo 29 partidos, le ha llevado en 27 y ha jugado en 20. La confianza no se da, se gana. En el fútbol y en la vida. No merece la pena hablar más. Sé como es, le conozco bien Casillas toma parte Joaquín ya es mayorcito para saber lo que dice y sabe de sobra que el equipo no es un caos y que los que vienen intentan hacerlo lo mejor posible. Es entendible que esté enfadado porque no ha venido, pero ahora se necesita a gente que apoye porque lo único que importa es ganar a Suecia. Hay otros que en sus circunstancias han callado y han apoyado a la selección Joaquín rectifica La prensa ha malintencionado mis palabras para sacar el lado más morboso. Puede que no me haya expresado bien. Quise decir que estos momentos eran desconcertantes para la selección, pero no lo que se ha publicado Bien es verdad que tiene montado el partido con la velocidad por bandera, pero también es difícil que con Cesc y Xavi sobre el campo- -luego Iniesta- -el equipo renuncie al balón y se limite a defender. No son jugadores para ello. Suecia anda tan revuelta como España. O más. Comparada con el Mundial está debilitada. Ya no tiene a Larsson ni Lucic ni a Mattias Jonson, retirados voluntariamente, y le faltan el portero Isaksson, lesionado y, sobre todo, su estrella Ibrahimovic, que después de ser apartado del equipo en vísperas del partido contra Liechtenstein ha preferido no acudir ahora a la llamada del criticado y polémico seleccionador, Lars Lagerback. De los que están, los hay peleados, que no se hablan y se enzarzan cada dos por tres. Es el caso de los veteranos Mellberg y Ljunberg. Amén de Wilhelmsson, otro de los apartados y que no acepta de buen grado la suplencia porque la sigue considerando un castigo. Bajo esta situación afronta Suecia el partido contra España, después de ganar los dos disputados: Letonia (0- 1) y Liechtenstein (3- 1) Se mueve bajo el patrón del 4- 4- 2, de corte típicamente británico. Tiene un fútbol muy directo. Los delanteros juegan de espaldas a la portería para habilitar la entrada de los hombres de atrás, sobre todo el veterano y gigantón Allbaeck, porque Elmander es más dinámico y con mejor técnica. Su banda zurda (Edman- Ljunberg) es muy agresiva. Sus dos medios centro (Linderoth y Kallstrom) equilibran bien la zona ancha y es por la banda derecha y el centro de la defensa por donde más daño se le puede hacer. Suecia- España Shaaban Nilsson Mellberg Hansson Alexanderson Edman Ljunberg Luis desarma a Joaquín, hace un guiño a Raúl y no se siente preocupado por su futuro E. O. ESTOCOLMO. Expectación máxima. Hasta los federativos quisieron estar ayer presentes en la comparecencia de Luis Aragonés ante los medios de comunicación desplazados a la capital sueca. Las palabras de Joaquín arremetiendo contra el seleccionar y el equipo, recogidas ayer por ABC en su última edición, habían terminado de completar una semana que comenzó con el descarte de Raúl y la bajada en marcha de Vicente y continuó con el contrato sin firmar del seleccionador y la permanente polémica sobre su continuidad. La cita con Luis no defraudó. Como Linderoth Kallstrom Elmander Allbaeck Villa Cesc Xavi Albelda Capdevila Juanito Casillas Puyol Sergio Ramos Torres Angulo Suplentes Suecia: Alvbage (p. s. España: Reina (p. s) Stenman, Anderson, Antonio López, Pablo, Wilhelmsson, Svensson, Xabi Alonso, Iniesta, Rosenberg, Berglund Puerta y Luis García S. Grahaam (Ing. Rasunda 20.00 TVE- 1 era lógico, la primera pregunta tuvo a Joaquín como protagonista. La respuesta fue demoledora. Llevo 29 partidos como seleccionador, en 27 he convocado a Joaquín y en 20 ha jugado. La confianza se gana, no se da. En el fútbol y en la vida. Yo sé cómo es Joaquín, le conozco bien. La selección no es ningún despelote ni ningún caos y él lo sabe. Pregunten a sus compañeros. Hemos estado mal el último partido y lo perdimos, pero es el segundo que perdemos de 29. No creo que eso pueda ser un caos. Un señor que de 29 partidos ha estado en 27 no puede decir que no le he dado confianza. No sé entonces lo que podrían de- cir otros Se le preguntó si él sentía que los jugadores estaban de su lado. A mí me pagan para mandar y mando. Y a los demás les pagan para obedecer y obedecen. Yo no sé si todos los futbolistas están con Luis ni me importa. Lo que veo es que todos están con la selección y metidos en ganar a Suecia y eso es lo que interesa. Yo sólo me juego mi trabajo. Quien más se juega hoy es la selección y sus jugadores. No me duele nada, ni física ni psicológicamente. Aquí la presión me la pongo yo, no me la pone nadie Sobre su contrato sin firmar, como ayer adelantó ABC, añadió. No sé por qué preocupa tanto. El primero es-