Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 10 2006 57 Cultura y espectáculos Rosa Regàs rectifica y no trasladará la estatua de Menéndez Pelayo al jardín de la Biblioteca Nacional El Instituto del Patrimonio Histórico informó que el monumento no soportaría estar al aire libre b El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, declaró ayer: Me alegro muchísimo, porque don Marcelino no puede estar a la intemperie, tiene que estar tapado J. G. CALERO T. DEMICHELI MADRID. La directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regàs, hizo público ayer un comunicado en el que se anuncia la decisión de desestimar el anunciado traslado al jardín exterior del recinto de la estatua de Marcelino Menéndez Pelayo que, desde 1912, preside el hall de la institución, atendiendo así al informe técnico del Instituto de Patrimonio Histórico que, según adelantó ABC, desaconsejaba dicho traslado. En un comunicado, la Biblioteca Nacional recuerda que la dirección está desarrollando un nuevo centro de atención integral para investigadores y lectores que supone una mejor señalización y visualización de los accesos al salón general de lectura, para los cuales la actual ubicación de la estatua de don Marcelino Menéndez Pelayo, pensada para una Biblioteca con muy distintos usos de los actuales, dificulta el acceso Como posible solución se consideró- -prosigue el comunicado- -un eventual traslado al jardín para lo que se encargaron diversos estudios previos, arquitectónicos y paisajísticos, de seguridad y evacuación, especialmente al Instituto del Patrimonio Histórico Español. El informe de este último organismo desaconseja la exposición de la escultura en el exterior debido a la fragilidad de la piedra, llamada de Novelda con que fue construida. En consonancia con dicha conclusión, la dirección de la Biblioteca Nacional ha decidido desestimar el proyecto de traslado al exterior de la citada estatua Ahora, Rosa Regàs está barajando qué opciones caben para hacer compatible la reforma en la señalización del nuevo acceso y la permanencia de la estatua en el interior. Con este fin, según confirmaron ayer en la Biblioteca Nacional, se han encargado unos estudios suplemtarios al proyecto. en el histórico edificio al jardín, dentro de un plan de remodelación del acceso a la Biblioteca Nacional: La pondremos- -explicó Regàs- -en una esquina que se ve desde la calle, así que va a ser mucho más vista que hasta ahora Tal decisión suscitó de inmediato una agria polémica, dadas las radicales posiciones políticas de la escritora, que ha manifestado su izquierdismo y republicanismo en múltiples ocasiones, brindando, incluso, por la República dentro de la institución. El 10 de marzo ABC publicaba que la dirección de la Biblioteca Nacional no había informado al Patronato de la institución, como es preceptivo, de sus planes de trasladar la estatua a una esquina del jardín. Ese mismo día el Gobierno de Cantabria, por conducto de su consejero de Cultura, Javier López Marcano, y también el alcalde de Santander, Gonzalo Piñeiro, enviaban a la ministra de Cultura, Carmen Calvo, y a Rosa Regàs sendas cartas expresando su malestar por la decisión, siendo Cantabria la tierra natal del que fuera uno de los grandes directores de la Biblioteca Nacional y donde se le profesa un profundo reconocimiento por lo que se le pedía a Regàs que reconsiderara su decisión El 15 de marzo la polémica llega al Congreso de los Diputados donde el Grupo Popular tramita una pregunta parlamentaria sobre el caso y exige la presentación de los informes técnicos que avalan el traslado, informes inexistentes, por lo cual, al día siguiente, la ministra anuncia que se van a solicitar de inmediato y que el traslado de la estatua- -que aún no se ha producido- -estará supeditado a las conclusiones a las que lleguen los especialistas. Cantabria desmiente a Regàs La estatua está esculpida en piedra de Novelda y es muy frágil tabria, Miguel Ángel Revilla, declaraba ayer a Efe: Me alegro muchísimo, porque don Marcelino no puede estar a la intemperie, tiene que estar tapado y añadió: Ya es hora, porque yo le he mandado a esta señora por Regás un montón de cartas. Me he hartado de mandarle cartas lacónicas con el texto siguiente: No me quites a Marcelino de ese sitio. Nada más. Un abrazo Bueno, pues si no le van a quitar, me alegro, porque no puede estar al aire libre don Marcelino concluyó. Hagamos un poco de historia. El pasado 8 de marzo Rosa Regàs anunciaba a los periodistas que la estatua de Marcelino Menéndez Pelayo- -obra del escultor Coullart Valera y que había sido erigida en 1912 tras la muerte de filólogo, políglota y director de la institución- -iba a ser trasladada de su actual emplazamiento ABC Diario de una rectificación Menéndez Pelayo al jardín. En marzo, Rosa Regàs anuncia que la estatua de Menéndez Pelayo va a ser trasladada a un rincón del jardín, lo que suscita una agria polémica al interpretarse la decisión como sectaria, dados el izquierdismo y republicanismo de Regàs. No se informa al Patronato. La dirección de la Biblioteca no había informado al Patronato ni se habían pedido los informes técnicos preceptivos. El Gobierno cántabro y la alcaldía de Santander manifiestan su malestar y el PP presenta una pregunta parlamentaria. Regàs miente. Al volver de los cursos de la UIMP, afirma que tiene a favor al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, quien lo niega y Rosa Regás tiene que pedirle perdón por escrito. PP: Un año de polémica absurda La medida anunciada ayer fue recibida con satisfacción, no exenta de crítica. La portavoz de Cultura del PP en el Congreso, Beatriz Rodríguez- Salmones, que había pedido la dimisión de Rosa Regàs cuando ABC dio a conocer el informe de Patrimonio, afirmó ayer que nos alegramos mucho de esta decisión y recordamos que, si las cosas se hubiesen hecho bien desde el principio, nos habríamos ahorrado un año de polémica absurda Por su parte, el presidente de Can- Durante el mes de agosto, Rosa Regàs asiste a los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo que se celebran en el santanderino Palacio de la Magdalena. El día 14, a su regreso a la capital, la directora de la Biblioteca Nacional declara en una entrevista que la estatua del autor de Historia de los heterodoxos españoles estará mucho mejor acompañada junto a Alfonso X el Sabio, a Nebrija y a Cervantes y se jacta de que ya tengo a favor al presidente de Cantabria y a la Asociación de Escritores Cántabros La directora mentía y el dirigente cántabro, Miguel Ángel Revilla, muy disgustado le respondía al día siguiente que jamás he comunicado a Regàs otra postura que mi rechazo al traslado de la estatua La Junta Directiva de la AEC, por su parte, también desmentía a Regàs, quien se vio obligada a pedir perdón por escrito a Revilla por sus falsas declaraciones.