Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 S 6 LOS SÁBADOS DE Estudio de la grafología infantil Guirnalda que además son las más receptivas, las de muy buena comunicación, y las menos egoístas y perezosas. Un estudio realizado sobre varios niños demuestra cómo con ellas se puede superar el fracaso escolar, la introversión, la falta de iniciativa e incluso la pereza. ¿Qué diferencia hay entre una letra a sin evolucionar y la misma vocal evolucionada? -Los óvalos todos cerrados, como se enseña a través de las cartillas, es vaguería y pereza; cerrados es falta de comunicación, y hechos en dos trazos, el redondelito de la a y luego un palito, una letra lenta. Una letra inteligente sería ovalada, en un solo trazo y abierta hacia el lado derecho para potenciar la comunicación en el niño, que tenga más facilidad de palabra y pueda decir más rápido sus lecciones. Pero le advierto que la letra a no es de las más importantes. ¿Cuáles son los signos más interesantes y qué distingue en general a las letras superiores? -La p la m cuando tienen las características que fomentan la rapidez como las pinzas (el palo de la p baja y sube en un lazo) la m vuelta que es más receptiva, la t unida a la letra que la sigue, o rasgos como unir los puntos de la i a la letra siguiente. Todas son letras que han usado los grandes nombres de nuestra historia, ninguno de los cuales, se lo aseguro, ni hacía palotes ni metía las letras en cuadrículas. La letra apretada, tensa y llena de ángulos de Álvaro, de 16 años, un fracasado escolar, denotaba un bloqueo intelectual y al cabo de cuatro meses le había quitado toda la agresividad con las las pinzas, las m vueltas y este niño pudo aprobarlo todo. Porque no hay derecho a que un cirujano me mande un niño al que no encuentra ninguna patología, a pesar de que devuelve todos los días cuando va al colegio y le descubra en mi gabinete una dislexia tremenda que había sido tapada por los tachones de su profesora que le espetaba no atiende mal escrito No hay derecho. Por eso coja un lapicero, métase en un milimetrado y mire entonces cómo es su vida. La mejor garantía de mi letra es que niños que la adoptaron hace 18 años, cuando eran bien pequeños, la conservan intacta y no han tenido necesidad de cambiarla. ¿Sus letras favoritas? -La p y la g que es la letra del amor. ¿Qué le movió a cambiar la letra de los españoles? -Empecé a pensar en los niños cuando me dedicaba a la selección de personal y veía que los problemas del adulto se arrastran desde la infancia. Durante mucho tiempo formé parte del equipo de selección de una multi- LUGAR DE LA VIDA Vacaciones en Roma Sin evolución Realizada en dos tiempos, primero el círculo y después el palito, revela pereza, egoísmo y glotonería. El niño interioriza sus problemas. Esta g es poco evolucionada y significa en el niño simpleza de caracter. Por estar realizada con óvalos cerrados también denota falta de franqueza y poca facilidad de palabra Evolucionada Realizada de un solo trazo y ovalada, corresponde a una personalidad evolucionada, sensible y trabajadora. Buena facilidad de palabra, sinceridad. Extroversión Podemos decir que esta letra reúne tres factores de personalidad. Primero, su capacidad de gentileza. Segundo, su nivel de inteligencia. Tecero, su nivel social evolucionado M Mónica FernándezAceytuno El bastoncito delante es una expresión de inhibición y timidez El rendimiento escolar y la actividad es poco brilllante y el Yo poco afirmado. Cuando un niño empieza a escribir la letra m de esta forma es un signo de evolución y se aconseja no corregirla porque significa inteligencia y madurez Realizada en tres tiempos, primero el círculo y luego el trazo vertical atravesado por un trazo horizontal, significa timidez y carácter replegado La q en forma de v ó pinza significa dinamismo y franqueza, virilidad en el hombre y feminidad en la mujer. En resumen sinceridad, espontaneidad y extroversión La p realizada en dos trazos es lenta y le falta iniciativa. Significa poca viveza intelectual Es un signo de simplificación y rapidez. Es volar hacia el éxito por el camino más corto, la síntesis. Significa también inteligencia, imaginación creadora y capacidad de sobreponerse al esfuerzo Infografía ABC nacional que tenía que decidir quién entraba a trabajar y quién no, y yo lo hacía a partir del estudio de su letra. He tenido verdaderos dilemas acerca de las personas, pero llegué a la conclusión de que cada una tiene su puesto en la vida y cada letra define ese puesto. Por ejemplo, en un secretario a lo que yo busco es que el óvalo de las letras esté cerradito, que tenga los puntos de las íes siempre puestos en el momento, que eso es diligencia y buena memoria, mientras que para un vendedor buscaría una letra con las aes abiertas que son de parlanchín, inclinada hacia la derecha, que es la propia de las personas que van hacia los demás. Una vez me pidieron que les aconsejara sobre el ascenso de un trabajador a la dirección y les dije que ese candidato era un buen mandadito pero que no servía como jefe y que si lo ascendían le iban a hacer polvo. Tenía el palo de la t muy bajito. Y le tuvieron que jubilar anticipadamente porque se vio perdido. También las tendencias acaparadoras se ven perfectamente en la escritura: En otro caso con la General Motors, un directivo me dijo que había pensado poner en la caja al hijo de un amigo. Me dejó su letra y le aconsejé que le hiciera un contrato de tres meses, pero no de más, porque nos iba a quitar dinero. ¿Qué me dices? ¿Es el hijo de un amigo! fue su comentario. Y en aquella época nos costó la aventura un millón de pesetas. Y por cierto, fíjese: los criminales suelen escribir mezclando letras mayúsculas y minúsculas. ¿Qué dice a los que tachan su especialidad de ser más mancia que ciencia? -Simplemente les repito la definición que da el doctor Vallejo Nájera en su Guía práctica de la psicología la grafología es una ciencia que estudia las relaciones entre la psicología y la escritura. -Las letras están de moda. Tenemos un presidente al que se designa por dos de ellas. -Sí pero la z es una letra que apenas tiene importancia y la p sólo merece la pena si se le pone pinza. i hermano Mariano, al que en estos momentos situaba en algún lugar del Camino de Santiago y que ha pospuesto el peregrinaje por una obra de fontanería en su casa, que eso sí que es penitencia, me escribe para decirme que le han gustado mucho los artículos que se han publicado en este periódico sobre Audrey Hepburn pero que el único que le ha dado un beso y charlado con ella es el menda lerenda es decir, mi hermano cuando estaba de alférez en Mallorca. Mi homenaje a esta actriz ha consistido en la suscripción a las películas que ofrece el ABC cada domingo, y ya he advertido, para que a nadie le quepan dudas, de que, en cuanto termine de recoger la cocina tras la comida de domingo, no se verá otra cosa que cada una de sus películas. Y así vi la semana pasada Vacaciones en Roma acompañada por Marta, la preciosa novia de mi hijo mayor, en una tarde de lluvia y de chimenea y de castañas asadas. No hay nada como una tarde de domingo de lluvia y de cine. Me encantó ese cierre sin final, abierto hasta el final de los días. Pero más aún que el cierre y toda Roma, alegre, antigua y luminosa, mientras caía la lluvia de domingo, fue la rueda de corresponsales en la que la princesa protagonista, Audrey Hepburn, saluda a la prensa. Me di cuenta de que eran figurantes de verdad cuando llegó al periodista de ABC, por la manera en la que dijo: Cortés Cabanillas, de ABC de Madrid Hay cosas para mí que, por mucho que varíen, permanecen invariables. Y mi amor por ABC es una de ellas. Puede que sea genético. Mi abuela, fiel suscriptora de este periódico, se dio en una ocasión de baja al no estar conforme con el trato que se le daba a una noticia, pero siguió comprándolo por detrás hasta el final de sus días, invariablemente. Hace poco me pidieron que añadiera algo a mi nombre para presentarme, y dije: Colaboradora de ABC A través del teléfono, noté un silencio de unas décimas de segundo, en las que leí el pensamiento de mi interlocutor como si le viera los ojos, por lo que insistí: Sí, ponga colaboradora de ABC y me salió, en otro siglo, la voz de Cabanillas, porque sé muy bien lo que digo, cuando digo esas tres letras, ABC.