Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 S 6 LOS SÁBADOS DE La Mancha, en tres jornadas Domingo 17 de septiembre. Vendimia en La Guardia (Toledo) A primera hora de la tarde, regresa la máquina vendimiadora a Bodegas Martúe. Será noche de cosecha, de racimos de cabernet sauvignon y petit verdot que aún quedan anclados a la planta que les vio nacer. Ha vuelto a subir la temperatura después de días fríos y con lluvia. La vendimia comenzó el 22 de agosto con la recogida de la uva chardonnay. Otras, como merlot, syrah y tempranillo descansan ya también en los depósitos. Al atardecer, catamos uvas en el campo. La cosecha se cerraría días después con una conclusión: La mejor añada hasta la fecha Miércoles 20 de septiembre. Regresamos a la provincia de Toledo. En paralelo- -al oeste- -a La Guardia, nos dirigimos a Malpica de Tajo. Por primera vez, pisamos los viñedos de Osborne. La finca donde nacen Solaz, Plural y Dominio de Malpica. El control informático es casi total sobre las 700 hectáreas de viñedo. Pero al final decide siempre la sabiduría humana. Es la última jornada de una cosecha que comenzó el 12 de agosto y concluye con las últimas parcelas de cabernet sauvignon y petit verdot. Miércoles 4 de octubre. Ciudad Real, a nueve kilómetros de la capital. Pago del Vicario. Al final serán casi dos meses de vendimia en esta bodega, que acabará la próxima semana tras empezar el 18 de agosto. Catamos excelentes mostos de tempranillo y cabernet sauvignon, y al campo. Es mediodía, tiempo más que fresco mientras la máquina recoge garnacha. Luego será momento de disfrutar de sus vinos. Recogida de cabernet sauvignon en Vega Sicilia. Xavier Ausás, en primer plano, es el director técnico que evidente, cada cepa debe tener una producción no superior a los dos kilos. Y es sólo el principio del proceso. La prisa no existe en Vega Sicilia Como ejemplo, probamos con el enólogo Xabier Ausás un Vega Sicilia Único 1996, que diez años después aún no ha salido al mercado. Será su momento en 2007, como para el Valbuena 2002. Elegancia, excelencia... Y todo ya vendido, con el añadido de una lista de espera de cientos de personas. No todo en el mundo del vino es así, pero así intentan otras bodegas que sea. Y es que la calidad también existe más allá. Como en Bodegas Comenge, en Curiel de Duero (Valladolid) primera parada tras abandonar Vega Sicilia. Comenge es uno de los vinos más recientes de Ribera del Duero, una magnífica muestra a un precio más que ajustado. Seguimos camino hasta detenernos en Anguix (Burgos) en la bodega Torres de Anguix. Mientras la uva cae a los depósitos catamos su sabroso crianza 2001 y el poder de D Anguix. Acabamos al atardecer con una nueva entrada de uva en bodega. Estamos en Valtiendas (Segovia) en las Bodegas Vagal, treinta hectáreas de tempranillo. Sabiduría y humildad a partes iguales. Una atractiva cata de sus vinos pone punto y final esta jornada de vendimia. Regresamos a la realidad. Xavier Ausás López de Castro, director técnico de Bodegas Vega Sicilia, controla el paso de la uva por la cinta transportadora, en su camino hacia el depósito de fermentación El destino inicial de la uva, tras su entrada en bodega, es un depósito de acero inoxidable. La fermentación alcohólica en Vega Sicilia suele durar quince días y la temperatura máxima puede alcanzar los 32 grados