Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 10 06 EN PORTADA Cine ¡Esto se anima! (Viene de la página anterior) mación fue creciendo y se hizo mayor de edad con Blancanieves y los siete enanitos de Walt Disney, ¡realizada en 1937! A partir de entonces, Disneylandia se convirtió en el país de los sueños para millones de niños. Sin embargo, en España, el cine de animación ha tenido una vida más bien lánguida por no decir inexistente, pese a que de vez en cuando surgía algún chalado que emprendía un hercúleo trabajo para sacar adelante proyectos casi imposibles. La industria de los dibujos animados asociada a la publicidad y la televisión sí ha tenido un digno papel protagonista en algunos periodos de tiempo: hay que recordar los Estudios Moro- -donde se creó la famosa familia Telerín -y algunas célebres series de televisión, pero lo cierto es que el cine de animación nunca ha gozado de un esplendor sobre la pantalla como el actual. No se ha creado una industria que pueda competir con la estadounidense o la japonesa, las grandes dominadoras en la materia, pero tanto en el largometraje como en el cortometraje los productos españoles empiezan a ser considerados fuera de nuestras fronteras. También es cada vez mayor el número de genios de la animación que emigran a los más célebres estudios americanos. ¿Es algo pasajero o sólo el inicio de una edad de oro? Algunos de los protagonistas nos ayudan a pintar el panorama y de una cosa no hay duda: esto se anima. La profecía no se cumplió Para Antonio Zurera, uno de los fundadores de la productora madrileña Milímetros (que cosechó un gran éxito internacional con Dragon Hill y que presentará estas Navidades El cubo mágico una de las causas de este pequeño boom se debe a cierta paradoja del destino. Recuerdo que hace unos veintitantos años, cuando yo empezaba en esto, ya se intuía que los ordenadores harían animación con el tiempo. Y casi todos pronosticaban que nosotros nos quedaríamos sin trabajo. Sin embargo ha sucedido todo lo contrario... Creo que la animación tradicional hubiese tenido una difícil supervivencia en el mercado actual por la lentitud en el proceso de producción y por sus altos costos. En este caso, las nuevas tecnologías han supuesto un renacimiento de esta industria en muchos aspectos. El ejemplo de España es significativo, antes se producía una película de animación cada veinte años; ahora, en los últimos 6 ó 7 años se han producido unas veinte películas. Según Enrique Uviedo, presiden- Próximos estrenos Pérez, el ratoncito de tus sueños de Juan Pablo Buscarini. 22 de diciembre. (Filmax Animation, Castelao Productions y Patagonik Film Group) El cubo mágico de Ángel Izquierdo. 22 de diciembre. (Milimetros Feature Animation) De Profundis de Miguelanxo Prado. Su preestreno tendrá lugar en La Coruña el 18 de octubre. Llegará a las salas en diciembre o enero. (Continental Animación) te de Motion Pictures y de AEPA (organización que representa a un buen número de empresas dedicadas a la animación en España) lo que ha ocurrido en cierta medida es que ha habido un salto desde la televisión al cine. Y esto se debe sobre todo a aspectos legales que han repercutido sobre los costes y la producción. Hace unos años era más fácil hacer series de dibujos animados, pero con la actual legislación resulta muy complicado. Sin embargo, el cine tiene más ayudas, aunque no todas las deseables. Nosotros estamos luchando para intentar que se mejoren los marcos legales tanto para el cine de animación como para las series de dibujos En muchos aspectos somos un poco como la cenicienta de este sector recalca Antonio Zurera. Tenemos ayudas importantes, pero no se pueden comparar con las que cuenta el cine de ficción. Cuando, además, la animación da trabajo a mucha más gente y durante más tiempo que las películas de imagen real. Para Chelo Loureiro, productora ejecutiva de Continen-