Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 10 2006 51 Sociedad España diseña un plan para combatir el cambio climático región por región El Gobierno regula por primera vez el horario y salario de los médicos residentes Los MIR no excederán las 37,5 horas semanales de trabajo y tendrán una subida salarial del 18 b El Consejo de Ministros aprobó ayer el decreto que regula la relación laboral de médicos, farmacéuticos y enfermeros que realizan su formación sanitaria especializada N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Médicos, biólogos, farmacéuticos y enfermeros que se forman como especialistas por el sistema de residencia verán por primera vez sus derechos laborales reconocidos en un marco jurídico estable. El Consejo de Ministros aprobó ayer el primer marco jurídico que regula su relación laboral, un real decreto que garantizará un horario, subirá su salario y establecerá la duración de sus contratos. La nueva normativa intenta poner fin a jornadas interminables que en ocasiones llegan a las 30 horas ininterrumpidas y guardias abusivas por un sueldo básico que no supera los 850 euros. La reforma afectará a unos 20.000 profesionales españoles. El decreto también introduce medidas para conciliar la vida familiar y laboral de los residentes. Aunque el Real Decreto no ha recibido los aplausos de todos. Cuenta con el apoyo de las Comunidades Autónomas, pero no de todas las organizaciones sindicales. Comisiones Obreras se apresuró ayer a denunciar un decreto oscurantista por no contar con la opinión de los sindicatos, ni de los interesados. Aseguran que se queda corto y advierten a Sanidad que movilizará al personal en formación si no se reabren las negociaciones. Las mejoras que, de momento, ofrece el Gobierno son: Menos tiempo de trabajo: En principio, los residentes no deberán trabajar más de 37,5 horas semanales. Aunque este límite no es rígido y semanas con más horas de trabajo se compensarán con otras con menos horario. El decreto establece que la jornada ordinaria no excederá las 37,5 horas como promedio de un cómputo semestral. La jornada máxima (donde se incluyen guardias) no podrá superar las 58 horas semanales, también en cómputo semestral hasta el 31 de julio. A partir de esa fecha, el tiempo de trabajo se reducirá porque entrará en vigor una directiva europea que no permite más de 48 horas semanales. Siete guardias al mes: Los residentes no están obligados a hacer más guardias de las que fija su programa formativo y en ningún caso más de siete al mes, como habían pedido las centrales sindicales. Con esta medida se evita la acumulación excesiva de guardias, sobre todo durante los periodos de vacaciones. El texto del real decreto garantiza tam- La vicepresidenta del Gobierno atiende a los periodistas tras anunciar el decreto que regulará el programa MIR bién descansos de 12 horas después de la jornada laboral, un aspecto con el que no está de acuerdo Comisiones Obreras. Este sindicato reclama 24 horas de descanso continuado tras las mismas horas de trabajo sin interrumpir. Subida salarial del 18 y pagas extra: Se establece una subida media del 18 en los sueldos base, que se equiparan por primera vez a los del personal estatutario. Además, se fijan complementos de grado de formación y atención continuada. Todas las mejoras salariales se aplicarán gradualmente y con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2006. Este aumento salarial no permanecerá estable y se ligan, por primera vez, a las subidas que disfrute el personal del Sistema Nacional de Salud. El sindicato CC. OO. apoya estos incrementos, pero pide que se tenga en cuenta el nivel de conocimientos y la progresiva adquisición de responsabilidades en su trabajo. Comisiones considera que asumir responsabilidades debería estar premiada con una cuantía porcentual respecto al sueldo. Contratos de trabajo de un año: No habrá periodos de prueba y la duración de los contratos será de un año, renovable durante el tiempo que dure el programa formativo. Si el residente obtiene una evaluación anual negativa y el comité de evaluación considera que puede alcanzarlos con un plan de recuperación, el contrato también se prorrogará por el periodo de tiempo que establezca el plan de recuperación. Conciliar la vida laboral y familiar: Además de reconocer los derechos y deberes recogidos en la Constitución y el Estatuto de los Trabajadores, se introducen aspectos de carácter social. Se prevén iniciativas para conciliar la vida personal, familiar y laboral de los residentes. Habrá una especial organización del tiempo de trabajo de las residentes embarazadas o de quienes tengan a su cargo el cuidado directo de un FRANCISCO SECO CC. OO. avisa que movilizará a los residentes si el Gobierno sigue adelante con el decreto La reforma aprobada por el Consejo de Ministros afectará a unos 20.000 profesionales españoles familiar. así como la guardia y custodia no compartida de hijos menores. También se incorporan medidas como la reducción de jornada o el horario flexible. Residentes con discapacidad: El nuevo texto legal garantiza el principio de igualdad de las personas con discapacidad. Obligará al centro en el que se formen a hacer accesibles sus instalaciones y a facilitar las ayudas técnicas necesarias para que puedan llevar a cabo su especialidad. Violencia de género: También se incluyen medidas, en previsión de que un residente sea víctima de la violencia de género y deba desplazarse a otra localidad. En ese caso, se podrá beneficiar del derecho preferente a que se le asigne otra plaza en ese lugar. Este decreto no será el único que cambie la situación de los residentes. Los Ministerios de Sanidad y de Educación trabajan también en la regulación de los aspectos formativos de la residencia. Antes de fin de mes se presentará a la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud un borrador de esta norma, que abordará la definición de las estructuras docentes, la evaluación de los residentes y el itinerario formativo, entre otras medidas.