Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional SÁBADO 7 10 2006 ABC El líder de Hamás sufre un desmayo durante un mitin masivo en Gaza b Ismail Haniye atribuyó el desva- En los últimos 30 años, Israel ha recuperado una veintena de soldados vivos, 11 muertos y 7 civiles a cambio de la devolución a sus vecinos árabes de 6.850 presos- -en su mayoría palestinos- -y los restos de 290 milicianos necimiento al calor y al Ramadán, y reanudó el discurso para insistir en que su movimiento no reconocerá el Estado de Israel L. L. C. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Al grito de Dios está con Hamás miles de partidarios del Movimiento de Resistencia Islámica se congregaron ayer en torno al principal estadio de Gaza en una demostración de fuerza frente a la facción rival Al- Fatah, en plena crisis por el enfrentamiento entre ambas organizaciones que desde el pasado domingo ha dejado una docena de muertos y un centenar de heridos. El mensaje central de la manifestación, lanzado por el primer ministro Ismail Haniye la exigencia al presidente Mahmud Abbas para que viaje a la Franja a negociar un gobierno de unidad- -se vio eclipsado por el desvanecimiento del líder de Hamas, que dejó a la mitad una frase durante su discurso y se derrumbó sobre algunos de sus colaboradores. Haniye, que luego atribuiría su breve desmayo al calor asfixiante y a los rigores del ayuno del Ramadán, fue atendido en el mismo lugar por los servicios médicos, y de inmediato reanudó su alocución para advertir que seremos- -dijo- -parte de cualquier gobierno que se instaure en la Autoridad Nacional Palestina en dialéctica de nuevo con Abbas, que el jueves dio por concluidas las últimas conversaciones para formar un gobierno conjunto. Liberar al soldado Shalit LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Intercambiar un israelí vivo y tres soldados muertos por más de 450 presos árabes es un escándalo nacional. El Gobierno de Israel convierte al líder de Hizbulá, el jeque Nasrallah, en el gran héroe del mundo árabe, y le da permiso para secuestrar y matar a los secuestrados Un síndrome de sobreprotección, el de la madre judía conmovedoramente salvadora de sus hijos, unido al deseo de conjurar la vulnerabilidad del pueblo hebreo ante las fuerzas de la Historia son, según algunos analistas, los argumentos sociológicos que han llevado a las autoridades israelíes a realizar desde la formación de su Estado desproporcionadas operaciones de canje y de rescate para recuperar a los suyos de las manos enemigas. Como la que en 1994 se llevó a cabo para recobrar al soldado Najshon Waksman, que concluyó con la muerte del propio militar y de uno de los miembros del comando que se desplegó para liberarlo. A pesar de las agrias críticas- -similares a la mencionada más arriba, del diario Haaretz, coincidiendo con el último gran intercambio ejecutado por Israel, el 30 de enero de 2004 tras tres años de discusiones- el Gobierno de Ehud Olmert, al igual que hicieron los anteriores en al menos diez ocasiones, negocia hoy a través de Alemania la devolución de los dos reservistas atrapados por Hizbulá el pasado 12 de julio, y de Egipto la de Gilat Shalit, captura- do por Hamás el 25 de junio de este año. Cuya liberación, el Movimiento de Resistencia Islámico dio ayer por hecha antes de que termine el Ramadán, el próximo 22 de octubre, al parecer a cambio de un millar de presos palestinos y el permiso para que su líder, Jaled Mashal, declarado blanco legítimo por Israel en septiembre, regrese de su exilio en Damasco. Por el momento, el Gabinete de Olmert dice haber rechazado lo primero, el asimétrico canje, y calla sobre lo segundo. Mientras sigue adelante con incursiones de castigo en los territorios palestinos, con el bombardeo de civi- les e instalaciones oficiales, semanas atrás con detenciones de ministros y diputados, que a la postre cumplen el fin político de intentar aislar a Hamás. Estrategia de resistencia La organización terrorista- -lo dicen las listas negras de EE. UU. o la UE- que utiliza una vez más la captura como estrategia de resistencia a la invasión ha advertido que por la vía de la violencia, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa judío, Dan Halutz, amenaza con algo similar a una guerra total, no soltará a Shalit. Aunque Israel elimine a todos los ciudadanos de Gaza han advertido sin pudor. Palestinos han sido al menos 6.400 de los 6.850 presos árabes (también jordanos, sirios o libaneses) liberados por los gabinetes hebreos en 30 años- -incluidos los 4.760 del mayor intercambio, en 1983, por 8 soldados hebreos- -y, consciente de ello, Hamás conserva a buen recaudo al joven Gilat, su carta de negociación para forzar una nueva liberación masiva de reclusos por parte de Israel y apuntarse de cara a sus partidarios el dudoso tanto de que el terrorismo funciona. Israel puede aceptar la muerte de sus soldados, pero no la noción de que hay soldados retenidos como prisioneros de guerra ha resumido el experto en Defensa Anshel Pfeffer en el Jerusalem Post. Aún a costa de que Gilat Shalit, una vez más, sirva a Hamás para demostrar lo rentable que es su terror. Los grandes canjes de Israel El intercambio más multitudinario. El 26 noviembre 1983, Israel dejó en libertad a 4.760 milicianos palestinos en un canje por ocho soldados capturados. Vivos y muertos. El 28 de junio de 1984, el Gobierno de Israel recuperó los soldados Guil Foguel, Ariel Liberman y Yonathan Shalom, más tres civiles y los restos de cinco militares, a cambio de entregar a Siria 291 soldados, 13 civiles y 74 cadáveres de militares. La devolución del jeque Yasin. El 13 octubre 1997, en un canje con Jordania, Israel deja en libertad a una treintena de presos jordanos y palestinos, entre ellos el jeque islámico Ahmed Yasín (al que después asesinaría en Gaza) Recibió a cambio dos agentes del Mossad. Retórica de lucha Hay nuevos escenarios, como un gobierno de emergencia, un gobierno de tecnócratas o elecciones anticipadas: todas ellas con un objetivo, sacar a Hamás del gobierno. Urjo a los líderes de Fatah y Hamás a una reunión inmediata, esta noche, en mi presencia, para poner fin a las luchas internas. Pero no reconoceremos a Israel advirtió. Y añadió: Nuestros cuerpos pueden estar cansados, pero nuestra alma no lo estará y no cejaremos en nuestra firmeza subrayó también el primer ministro, enlazando su propio incidente de salud con la dificultad del momento político. Ayer viernes se registraba también una explosión en la frontera que separa la Franja con Egipto, en un punto próximo a la ciudad de Rafah, y que en la madrugada del mismo día costó la vida a un palestino. La fatal detonación se producía en el interior de un túnel subterráneo, en los que con frecuencia se detecta el tránsito ilegal de armas y explosivos, y dejaba atrapados en el interior del paso subterráneo a otras cuatro personas. Numerosos palestinos aguardan ante un control para asistir en la mezquita de Al- Aqsa a las oraciones del viernes AP