Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 10 2006 Internacional 35 LA FE Y LOS KATIUSHAS E uropa es el escenario de varios conflictos superpuestos, cuya solución está parcialmente entorpecida por las divisiones de la UE, facilitando el juego cultural, diplomático y militar de las fuerzas religiosas y los Estados animados de una fe y una determinación marcial que no tiene el viejo continente, enfrascado en sus querellas bizantinas. En el terreno cultural, los historiadores laicos y agnósticos de la religión subrayan tres procesos divergentes. El islam chií (Teherán, Hizbolá) está animado de una vocación imperial, convencido que está llamado a imponer al resto del planeta sus principios teoJUAN PEDRO lógicos. El islam suní QUIÑONERO (Arabia Saudí, Al Qaida) está dividido en varias tendencias, que pudieran entrar en conflicto con la fe y el expansionismo marcial chií. Pero se trata, en ambos casos, de grandes proyectos religiosos, animando la fe de multitudes con una formación cultural modesta, sensibles a la demagogia populista. En Europa y EE. UU. el Vaticano debe afrontar a un arco iris de críticas mucho más hondas. El islam puede hacer proselitismo libremente, en cualquier punto de nuestra civilización. Pero ni cristianos ni agnósticos pueden defender y propagar sus ideas en la inmensa mayoría de los países musulmanes, cuando Europa no consigue articular una política común, en respuesta a las susceptibilidades musulmanas. En el terreno diplomático y militar, la fragilidad europea es mucho más grave. ¿Serán indefinidamente estables Estados como Marruecos o Argelia? ¿Cómo afectaría a las Canarias y el Mediterráneo español el estallido de una crisis religiosa en Rabat o Argel? Si los islamistas argelinos tomasen mañana el poder y recibiesen misiles iraníes de corto y medio alcance ¿cómo afectaría tal amenaza potencial a Marbella, Almería, Cartagena o Castellón de la Plana? ¿Es posible descartar una Marcha Verde sobre Ceuta y Melilla? Hipótesis escolares, sin duda, que bien ilustran, sin embargo, el sonambulismo europeo ante las maniobras iraníes. Todavía estamos lejos- ¿por cuantos años? -de la existencia de un parque de artillería nuclear iraní. Pero los katiushas iraníes ya han sido utilizados con eficacia en el sur del Líbano, donde están desplegadas las tropas españolas. Teherán ya construye media docena larga de familias de misiles de medio alcance, que mañana pudieran cargarse con municiones menos convencionales. Europa dice confiar en el diálogo. Ese diálogo no parece funcionar con una eficacia determinante en dos terrenos capitales: ni como freno contra el mesianismo religioso, ni como freno contra las sutilezas del bonapartismo militar. ¿Funcionaría mucho mejor si estallase una crisis en la Kabilia argelina, frente a las Canarias o a las puertas de Ceuta y Melilla? Ciudadanos georgianos, los primeros deportados por Rusia, comenzaron ayer a aterrizar en Tiflis REUTERS La persecución de la Policía rusa a la diáspora georgiana alcanza a los niños La presión del Kremlin empieza a tomar tintes de limpieza étnica b Ya han comenzado a producirse las primeras deportaciones y los servicios fiscales la emprenden también con artistas e intelectuales georgianos RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. En su afán de dar una lección inolvidable a los georgianos, los rusos parecen empezar a aplicar métodos que lindan la limpieza étnica. Los primeros 143 ciudadanos de Georgia, supuestos ilegales, fueron ayer deportados y otros 400 lo serán en breve. En su desaforada búsqueda de inmigrantes sin papeles, la Policía de Moscú se propone hacer redadas de niños georgianos en escuelas de la capital con el fin de capturar a los padres. El acoso afecta también a renombrados artistas e intelectuales georgianos. La dura intervención del presidente Vladímir Putin, el jueves en todos los canales de televisión rusos, exigiendo al Gobierno que adopte medidas enérgicas contra los extranjeros que violan la legislación rusa, ha sido percibida como una consigna general a aplicar precisamente en relación con los georgianos. La proclama está teniendo un efecto multiplicador y ha hecho que surjan insólitas ideas como la de exigir a los colegios moscovitas las listas de todos los niños escolarizados con apellidos georgianos. La responsable del Departamento de Educación del Ayuntamiento moscovita, Liubov Kézina, confirmó ayer en tono crítico la orden dada a las escuelas por la Policía. Su portavoz, Alexánder Gavrilov, dijo a través de los micrófonos de la radio Eco de Moscú que tales abusos deben ser denunciados. Investigar a los padres Un portavoz policial afirmó que no se trata de hacer nada malo a los pequeños sino de dar con sus padres para comprobar si se encuentran en Rusia de forma ilegal o han cometido algún delito. Ante la indignación que causó lo sucedido entre los propios moscovitas, horas después, Eco de Moscú difundía una entrevista con un responsable del Ministerio del Interior negando la existencia de tales instrucciones. Lo que sí se produjo ayer fue la expulsión de la primera remesa de presuntos ilegales, en total 143 georgianos. Todos ellos fueron embarcados en un avión del Ministerio de Protección Civil y enviados a Tiflis, la capital georgiana. El mismo aparato regresó después con familias Organizaciones neonazis rusas se han ofrecido para ayudar a las autoridades en el hostigamiento rusas evacuadas de Georgia. Hay otras 400 personas que deberán ser también deportadas en los próximos días. Mientras tanto, la Comisión Revisora de Cuentas realizaba un minucioso registro en la Academia de Bellas Artes de Rusia, cuyo presidente es el escultor georgiano nacionalizado ruso, Zurab Tsereteli. Tras las comprobaciones, se ha abierto un expediente por malversación de fondos El escritor Borís Akunin, muy traducido al español, también está siendo investigado por la Inspección Fiscal. Akunin, cuyo verdadero nombre es Grigori Chjartishvili, es de origen georgiano, aunque escribe en ruso. Pese a la puesta en libertad de cuatro oficiales rusos acusados de espionaje, cuyas detenciones hicieron estallar la actual crisis hace más de una semana, Rusia continúa haciendo todo lo posible para humillar y desestabilizar a Georgia. Moscú mantiene aún incomunicado al país caucásico por tierra, mar y aire. En Moscú han sido cerrados ya varios casinos, restaurantes y puestos en los mercados regentados por georgianos y no cesan los registros y verificaciones de documentos. El hostigamiento afecta a los caucasianos en general, incluidos los que son ciudadanos rusos como osetios, chechenos o ingushes. Algunas organizaciones neonazis rusas se ha ofrecido para ayudar a las autoridades.