Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 7 10 2006 29 El primer ministro húngaro supera la moción de confianza pero no frena la protesta en las calles La persecución de la policía rusa a la diáspora georgiana alcanza a los centros escolares 34 datos por viajero: Las aerolíneas darán 34 datos personales del pasajero, entre los que se encuentran: -El código de identificación de la Relación de Nombres de Pasajeros (PNR, por su sigla en inglés) -Nombre del pasajero- -Dirección- -Modalidades de pago- -Fecha de reserva- -Teléfonos de contacto- -Historial de vuelos- -Fechas previstas del viaje- -Si es un billete de ida y vuelta, o de ida sólo- -Peticiones especiales de servicios (alimentos especiales, entre otras informaciones) -Dirección de facturación- -Itinerario completo del viaje- -Información sobre viajeros frecuentes- -Agencia de viajes- -Agente de viajes- -Número de billete- -Número de asiento- -Fecha de emisión del billete- -Pasajero del que no se dispone información- -Números de etiquetado de las maletas- -Pasajero de último momento sin reserva- -Historial de los cambios aportados a la PNR- -Número de viajeros en la PNR- -Observaciones generales- -Información sobre los códigos utilizados Una carta del secretario de Seguridad Nacional de EE. UU. Michael Chertoff, recuerda que existe la posibilidad de que Washington acceda a más datos si es necesario dentro de la lucha antiterrorista. para los datos transmitidos Frattini dijo que la Comisión reconoce la importancia de la lucha contra el terrorismo, y por ello hemos acordado asumir el principio de disponibilidad de la información lo que también servirá para que las agencias policiales norteamericanas puedan pedir los datos antes incluso de las 72 horas previas al vuelo, que era el margen que se habían establecido con anterioridad. La ley norteamericana exige de todos modos que la información sobre los pasajeros esté en su poder antes del despegue de cualquier avión con destino a Estados Unidos. En todo caso, el acuerdo es provisional, puesto que no llega ni siquiera a la vigencia del que sustituye y terminará en julio del año que viene. A partir de entonces se pactarán nuevas reglas. Según reveló el vicepresidente Frattini, para entonces no se descarta que la Comisión haya empezado también a diseñar un sistema europeo para exigir este tipo de datos a los pasajeros que entren en el espacio interior comunitario, incluyendo los norteamericanos. Straw desata la polémica al decir que el velo islámico obstaculiza la integración El Gobierno británico aclara que su opinión no es la postura oficial declaración de Straw se esconde quizá un nueva línea política para con los musulmananes, o tal vez una forma de ganar protagonismo EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Que se levanten el velo Esa petición de Jack Straw, ex titular de Exteriores y actual ministro para el Parlamento, dirigida a las mujeres musulmanas que cubren completamente su cara, a excepción de los ojos, ha levantado una gran polémica en el Reino Unido. La polémica debería transformarse en debate, pero es posible que los años de orgullo oficial sobre el modelo de multiculturalidad de la sociedad británica, mucho más liberal que el paradigma continental representado singularmente por Francia, dificulte el propósito. Londres se ha venido vanagloriando de no poner cortapisas a la expresión en la vida pública de culturas y credos, y sus minorías se han acostumbrado a ello, incluso desarrollando comunidades cerradas entre las que ahora difícilmente se puede abrir paso el intento de correción que parece querer obrar el Gobierno. Straw midió bien sus palabras, y el artículo que escribió en un diario local de su circunscripción electoral, que b Detrás de la Jack Straw tiene cerca de un 30 por ciento de población musulmana, es intencionadamente muy moderado. Simplemente consignó que cuando tiene entrevistas con mujeres de fe islámica de su cir- cunscripción les pide que se levanten el velo para poder mantener una conversación cara a cara. Lo plantea siempre de modo voluntario y acompañado en la habitación por alguna mujer de su oficina. Dicho así, no hay mucho motivo para la controversia. Pero en realidad lo que levantado en su contra a muchas organizaciones musulmanas es el real propósito de Straw. Porque más allá de la situación de conversaciones cara a cara, el ministro viene a sugerir que el velo completo dificulta en sí mismo una mayor integración social. Y aunque en su escrito asegura que no tiene nada en contra de los velos que sólo cubren la cabeza y los hombros, en declaraciones ayer a la radio dijo que preferiría que, de modo voluntario, no se llevara tampoco esa prenda. El Gobierno, a través de un portavoz de Downing Street, indicó que las apreciaciones de Straw son personales y no representan ninguna postura oficial, por lo que no se va a prohibir ningún tipo de vestimenta. Tony Blair ha declinado expresar su opinión al respecto. La cuestión es si la polémica forma parte de la agenda del Gobierno o es un mero interés personal de Straw para ganar perfil de cara a las elecciones internas que se avecinan en el Partido Laborista con la marcha de Blair. Straw no ha descartado que se presente al puesto de vice líder del partido, en sustitución de John Prescott. El filósofo francés crítico con Mahoma recibe el apoyo del Gobierno y la prensa J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Robert Redeker, profesor de filosofía, amenazado de muerte por haber escrito un artículo en Le Figaro acusando a Mahoma de ser un jefe militarista y sanguinario, ha recibido un apoyo masivo del Ministerio de Educación, de toda la prensa escrita y audiovisual, y de una inmensa mayoría de intelectuales, escritores y artistas. Pero una minoría heteróclita se pregunta por el alcance de las provocaciones gratuitas Hasta hace unos días, Redeker era un perfecto desconocido, miembro del consejo de redacción de la revista mensual Les Temps Modernes, fundada por Jean- Paul Sastre. Un artículo muy polémico, publicado en Le Figaro, le valió un rosario de amenazas de muerte, hechas públicas vía internet. Redeker pidió socorro policial, Denuncia de los guetos También el ministro del Interior, John Reid, que en su caso podría aspirar a disputar el puesto de líder al candidato favorito, Gordon Brown, ha insistido las últimas semanas en denunciar los guetos que está generando el multiculturalismo británico. Tal vez se trate de campañas personales, pero está claro que desde el establishment político se están dando voces de alerta, como la del líder de la oposición, David Cameron, que ha pedido que las escuelas islámicas establezcan un cupo para alumnos de otros credos. La mayor parte de las asociaciones musulmanas han criticado duramente a Straw por defender la discriminación La dirección del Consejo Musulmán de Gran Bretaña ha preferido destacar que Straw habla de gestos voluntarios pero otros sectores islámicos han arremetido también contra el ministro. El musulmán Massoud Shadjareh comentó: ¿Se atrevería Straw a decirles a los judíos que viven en Stamford Hill que no deberían vestirse como judíos ortodoxos? que obtuvo, inmediatamente, para recluirse en paradero desconocido Gilles de Robien, ministro de Educación, ha hecho pública su solidaridad absoluta con el profesor, subrayando la defensa intachable de la más plena libertad de expresión. Redeker podrá volver a sus clases cuando él lo considere oportuno. Cuenta y contará con escolta policial Ése es el tono generalizado de los apoyos masivos: Redeker somos todos afirma una declaración publicada por Le Point. Algunos intelectuales y escritores, sin embargo, han publicado en Liberation un documento preguntándose por la responsabilidad y los riesgos de utilizar la provocación como instrumento de agitación publicitaria.