Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional SÁBADO 7 10 2006 ABC LA VERDAD DEL 11- M E ste periódico ni se ha visto ni se verá en una como ésta, tildado de ser pro- socialista. Claro, que los teóricos de la conspiración son capaces de pergeñar las más estrafalarias teorías. Si se han inventado lo del ácido bórico, todo puede ocurrir. Al paso que van, dentro de poco colocarán a ABC en la extrema izquierda, interpretación que es a la teoría política lo mismo que lo del ácido bórico a la investigación anti- terrorista. Y que pasará a la historia en el recopilatorio de los despropósitos perpetrados alrededor del 11- M, escrito probablemente por un humorista. O un psiquiatra. Ni yo misma me hubiera imaginado metida EDURNE en este repentino empaURIARTE rejamiento con el Gobierno socialista. A pesar de que en mi caso haya un pasado de militancia socialista y muchos votos al PSOE. Pero de ahí a atribuirme varios años después esta pasión por un Gobierno presidido por Zapatero va un salto mortal que es divertido de puro enloquecido. Y todo porque a algunos les parece que si otorgas más credibilidad a la investigación policial que a las revelaciones de uno de los principales encausados del 11- M, Suárez Trashorras, eres pro- gubernamental. Que si te parecen más convincentes los trabajos de los jueces y fiscales de la Audiencia Nacional que las hipótesis y fantasías, ninguna de ellas probada, de algunos periodistas, pasas a ser de izquierdas. Que si constatas que el ácido bórico es una sustancia de uso común y su utilización como indicio de la vinculación de ETA con el 11- M, propia de una película de Torrente, te conviertes al zapaterismo. Que si consideras que las decenas de pruebas que sostienen la autoría de una célula islamista son más consistentes que las insidiosas sospechas vertidas contra nuestros servicios de inteligencia, te has vendido al Gobierno. Pero hay algo más, porque todo lo anterior va para el recopilatorio de los despropósitos. Me refiero a la independencia periodística, o la intelectual, que se sostiene en los mismos principios. Los teóricos de la conspiración se las han cargado de cuajo en esa pasión que les ha llevado a creerse su propia novela fantástica. Ahora resulta que no sólo dan igual los datos sino también la independencia periodística. Que los medios de comunicación no justifican su labor en la búsqueda de la objetividad y en el respeto a los hechos sino en la adscripción a campañas gubernamentales o anti- gubernamentales. Según convenga e independientemente de la realidad. Que lo que cuenta no son los hechos sino su manipulación para poner o para derribar Gobiernos. Algunos no quieren en realidad saber la verdad del 11- M Les interesa únicamente si esa verdad es perjudicial para el Gobierno. Si no lo es, se convierte en mentira. Da lo mismo lo que hayan investigado durante dos años nuestros cuerpos policiales o todo el trabajo de la Audiencia Nacional. En este asunto está en juego el estado de derecho. Pero también los principios del periodismo independiente. Satisfacción en el entorno de Mena por la imputación del coronel que le criticó No descartan una reconciliación si Abalo pide disculpas por sus insultos b Fuentes militares subrayan que la carta de Abalo sentó como un tiro en el Ejército y comentan que éste se aprovechó del árbol caído M. CALLEJA MADRID. En círculos militares próximos al teniente general José Mena se ha recibido con satisfacción la decisión del juez de imputar al coronel Fernando Abalo un supuesto delito de insubordinación, por la carta que publicó el pasado 9 de enero en ABC, en la que criticaba a su superior por su intervención en la Pascua Militar. Mena había advertido de la inquietante preocupación que el Estatuto de Cataluña había generado en el Ejército, y avisó públicamente que si desbordaba los límites infranqueables de la Constitución, sería de aplicación el artículo 8, que señala a las Fuerzas Armadas como garantes de la soberanía de España. Un discurso que le valió un arresto domiciliario de ocho días como medida ejemplarizante según apuntó el entonces ministro de Defensa, José Bono, y la destitución por el Consejo de Ministros. En su carta, el coronel Abalo utilizó términos como bananero y antediluviano para criticar a Mena y sugirió falta de gallardía por sus palabras. El general Mena- -afirmaba- -se ha aprovechado de unas circunstancias que le eran favorables, como las de estar próximo a la reserva (lo que disminuye considerablemente la gallardía de su acción) y la de representar a Su Majestad el Rey (lo que mina su lealtad) Además, se ha escudado en las opiniones de sus subordinados, lo que le resta toda credibilidad Abalo fue arrestado también por una falta al debido respeto a un superior. Pero el caso no quedó ahí. El general Mena, en la celebración de la Pascua Militar en Sevilla curso todavía, según señalaron las mismas fuentes, a pesar de que la imputación se produjo el pasado 4 de septiembre. El juez suspendió el plazo previsto, al encontrarse Abalo fuera de España y sin abogado. En el entorno de Mena también se ha comentado que la reconciliación entre los dos mandos sería posible si el coronel Abalo se arrepien- MILLÁN HERCE Un delito gravísimo Tras la publicación del escrito en este periódico, el que fuera jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra presentó una querella contra el coronel. Las fuentes consultadas ayer, próximas a Mena, señalaron que el delito de Abalo es gravísimo, porque no se puede insultar públicamente a un teniente general Acusar de falta de gallardía a un militar es el mayor insulto que se le puede dar resaltaron. Y añadieron: La carta de Abalo sentó como un tiro en el Ejército. El coronel se aprovechó del árbol caído El coronel Abalo- -destinado en la División de Operaciones del Estado Mayor Internacional, con sede en el Cuartel General de la OTAN, en Bruselas- no ha interpuesto re- te y pide disculpas. El teniente general no guarda ningún odio ni rencor contra el coronel, no se le ve ninguna animadversión comentaron fuentes militares, que explicaron así el motivo de la querella de Mena: El teniente general obró en virtud de un deber que tenía como militar. No se puede permitir que se menosprecie así a un general Fallece Antoni Gutierréz, histórico dirigente del PSUC ABC BARCELONA. El histórico dirigente del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) y uno de los máximos exponentes de la lucha antifranquista en esa Comunidad Antoni Gutiérrez Díaz, más conocido por el Guti falleció ayer a las 13.00 horas en el hospital Mutua de Terrassa, donde se encontraba en estado de coma después de haber su- frido un paro cardiaco el sábado. Gutiérrez, que tenía 77 años, sufrió una parada cardiorrespiratoria unas horas antes de pronunciar una conferencia en Santiago de Compostela. El Ejecutivo que preside Maragall le otorgó el pasado martes la Medalla de Oro de la Generalitat por su trayectoria cívica y política al servicio de Cataluña y por su lucha por la democracia