Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 10 2006 Espectáculos 69 DOCE DIAMANTES Mañana, con su ejemplar de ABC, podrá conseguir la segunda entrega de la colección de películas de Audrey Hepburn, Sabrina, por tan sólo 7,95 euros Cenicienta a los ojos de Wilder LUIS CONDE- SALAZAR INFIESTA Estrenada en septiembre de 1954 con importante éxito de crítica y público, Sabrina, basada en el texto teatral Sabrina Fair de Samuel Taylor (guionista también del film, junto al director, el genial Billy Wilder y Samuel Lehman) que entonces se representaba en Broadway, supuso el reconocimiento definitivo para la llamada dama sin partes pudendas Audrey Hepburn. A pesar de no ganar el Oscar a la mejor actriz para el que estaba nominada se metió en el bolsillo a millones de espectadores de todo el mundo. Hepburn es Sabrina Fairchild, hija del chófer de una adinerada familia de Long Island que vive prendada del menor de los hijos del clan Larrabee, David (William Holden) un mujeriego impenitente que pasa de la muchacha como del veneno. Al no encontrar correspondencia a su loco amor de juventud, Sabrina intenta suicidarse pero surge la figura de Linus Larrabee (Humphrey Bogart en el papel acaso más extraño de su carrera y que en principio era para Cary Grant) para salvar al patito feo, a la Cenicienta del cuento recrea- do por Wilder en su incursión por el mundo de la comedia sentimental. La joven es enviada a París para que se olvide de David y aprenda cocina. Pero allí conoce a un venerable barón que la instruye y convierte en un cisne de modales sofisticados. De regreso, David, prometido ya con una millonaria, se fija por fin en la metamorfoseada Sabrina y se enamora de ella. Linus, viendo en peligro los intereses que hay detrás del matrimonio pactado, intentará evitar que su hermano y la sensual señorita Fairchild lleguen a más. Pero él, Bogart- Linus, se ha quedado también prendado de Sabrina- Hepburn. A pesar de la simpleza del argumento, Wilder consiguió convertir una historia de manual en una delicia cinematográfica gracias a una sofisticada puesta en escena y a la profusión de diálogos repletos de humor irónico, muchos de ellos improvisados sobre la marcha, lo que provocó en más una ocasión las iras del alcoholizado y violento Bogart. En efecto, la relación del actor (en la cúspide tras el éxito de Casablanca y de su Óscar por La reina de África) con el resto del equipo (incluidos Wilder, Holden y Hepburn) fue penosa. Wilder llegó a decir: Bogart es un tipo simpático hasta las once y media. Después se cree Bogart Aún así, la película llegó a su fin para alivio de todos, recibiendo una estatuilla al mejor vestuario, a cargo de Hubert de Givenchy, que en principio creyó que el encargo era para otra Hepburn: Katherine. Después de que el diseñador conociera a Audrey hizo de ella su musa y la colaboración entre ambos se prolongó durante años. Algo tendrá el agua, cuando la bendicen. Colección Audrey Hepburn SABRINA (1954) Dirección y producción: Billy Wilder Guión: Billy Wilder, Samuel Taylor, Ernest Lehman Basada en el texto Sabrina Fair de Samuel Taylor Intérpretes: Audrey Hepburn, William Holden, Humphrey Bogart, John Williams y Walter Hampden Música de Frederick Hollander Vestuario: Edith Head y Hubert de Givenchy