Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6 10 2006 Internacional 35 Scotland Yard excusó a un agente musulmán de sus servicios ante la Embajada israelí durante la guerra del Líbano. La revelación ha causado un explicable remolino Un policía con escrúpulos EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. ¿Ha abierto la Policía británica una puerta a la objeción de conciencia? ¿Va a condicionar la identidad racial o religiosa de los agentes la prestación de sus servicios en un escenario de choque de civilizaciones? El policía Alexander Omar Basha, un musulmán con familia libanesa, reclamó no ser destinado a montar guardia a las puertas de la Embajada de Israel en Londres durante los 34 días que duró la guerra en el Líbano. Sus superiores atendieron su demanda y ahora se enfrentan a una fuerte polémica. La dirección de la Policía Metropolitana de Londres, conocida también como Scotland Yard, ha intentado evitar la controversia indicando que la exención concedida a Basha no se debió a sus puntos de vista o a razones morales sobre la guerra, sino al potencial riesgo de su seguridad ¿Pero es que no todos los agentes, en una situación de alerta, se encuentran sometidos a un especial riesgo? La Asociación de Oficiales de Policía Musulmanes defiende la decisión adoptada, si bien tampoco aclara la regla que debe ser seguida en el futuro. Asegura que Basha fue cambiado de destino porque se sentía incómodo e inseguro custodiando la Embajada israelí. Se trata de la protección de un individuo y no de un asunto moral. Su mujer es libanesa y su padre es de Siria afirmó el superintendente Dal Babu. También el musulmán de mayor rango dentro de Scotland Yard, Ali Dizaei, salió en defensa de Basha indicando que dispensas especiales se dan continuamente por muchas razones. Esto no va a llevar a un motín en el barco, es un caso individual y no creo que vaya a crear un peligroso precedente Por su parte, Paul Stephenson, subjefe de Scotland Yard, aseguró que exi- mir del servicio a un agente cuando se considera que para él supone un especial riesgo constituye una práctica normal en el cuerpo. Aunque la Embajada israelí no es su puesto habitual, podía ser destinado allí debido a que la seguridad se reforzó en torno al edificio durante la guerra, pero para él eso era un especial riesgo y se decidió temporalmente que no fuera a la Embajada indicó Stephenson. Solana y Prodi conversaron ayer en Roma sobre la estrategia con Irán AFP Voces críticas No obstante, otras voces policiales se han mostrado críticas. Brian Mackenzie, antiguo presidente de la Asociación de Superintendentes de Inglaterra y Gales, considera que si un agente tiene un conflicto, supongo que la obvia respuesta es que deje el departamento de protección diplomática o que abandone el servicio de Policía Las autoridades diplomáticas israelíes en Londres se han mantenido al margen de la polémica. Tenemos completa confianza en la capacidad de la Policía Metropolitana en proveer la máxima seguridad a la Embajada y en afrontar este grave problema indicaron en un comunicado. Tras los atentados en Londres de julio de 2005, la Policía británica emprendió una campaña para captar agentes de minorías raciales y religiosas, especialmente musulmanes, con el fin de asegurar una mayor complicidad con la población multiétnica del país. Irán recibirá hoy en Londres un último aviso para que frene su programa nuclear E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Los ministros de Exteriores de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y de Alemania se reúnen hoy en Londres para estudiar el paso a dar ante la negativa de Irán a cumplir el plazo que fijaba el 31 de agosto para suspender su programa de enriquecimiento de uranio. Los representantes de los seis países conocerán primero el informe que les presente el responsable de la Política Exterior de la UE, Javier Solana, sobre sus contactos con el negociador nuclear iraní, Alí Lariyani. Vamos a examinar cuál es la situación y decidiremos el paso a dar afirmó ayer el ministro galo de Asuntos Exteriores, Philippe Douste- Blazy. En su opinión, es importante que el diálogo entre las partes no se rompa, pero advirtió que con la petición de reuniones y más reuniones los iraníes ganan tiempo por lo que la comunidad internacional debería re- Desde los atentados de 2005, la Policía británica ha intentado captar agentes de todas las minorías raciales accionar con firmeza lo que pasa por la posible imposición de sanciones. De momento, Rusia sigue oponiéndose a que el Consejo de Seguridad de la ONU fije sanciones contra Irán, algo que el Reino Unido desea que el organismo discuta ya la próxima semana. Según el jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, las sanciones son lo último y sólo pueden llegar cuando todas las posibilidades diplomáticas se hayan agotado Creo que tenemos que hacer todo lo posible para empujar a Irán a que comience las negociaciones afirmó desde Varsovia. Pese a la postura rusa, la diplomacia británica y norteamericana mantienen su presión. El embajador británico ante la ONU anunció ayer en Nueva York que el Consejo de Seguridad comenzará a discutir la semana que viene un texto de resolución que impone sanciones al régimen de Irán por su negativa a suspender el enriquecimiento de uranio.