Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA NEGOCIACIÓN ETA- GOBIERNO LA IGLESIA VASCA VIERNES 6 10 2006 ABC Condenado a 35 años de cárcel el etarra que planeó asesinar al Rey ABC MADRID. La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 35 años de prisión al miembro de ETA Javier Pérez Aldunate por varios delitos, entre ellos recabar información para matar al Rey en la Semana Santa de 2004, contra quien finalmente no pudo atentar porque supuestamente no recibió a tiempo el rifle con el que planeaba dispararle. El Tribunal le ha absuelto además del delito de falsificación de moneda con fines terroristas de que le acusó el Ministerio Fiscal. Igualmente, la Sala ha condenado a seis años de cárcel a Ieltxu López de Aberasturi por integración en la organización terrorista ETA y le ha absuelto de los delitos de tenencia de armas de fuego con finalidad terrorista, depósito de explosivos, falsificación de documento oficial, conspiración o propósito para el asesinato y contra la Corona. La sentencia considera probado que Pérez Aldunate recibió en abril de 2004 la orden de trasladarse a Palma de Mallorca para realizar vigilancia sobre los lugares frecuentados por el Rey durante su estancia en la Semana Santa. Finalmente, el etarra no pudo llevar a cabo el plan de la organización terrorista, al no recibir el arma con la que perpetrar el asesinato del Rey. En los hechos probados, la sentencia recoge que en febrero de 2005 se tuvo conocimiento de que Pérez Aldunate ocupaba un inmueble en la calle Baledin Enbeitia de San Miguel de Basauri (Vizcaya) donde se hallaron numerosas armas, material para construir bombas, documentos falsos y papeles relacionados con la actividad del comando Adur e información detallada sobre el portavoz del PP en el País Vasco Leopoldo Barreda. Uriarte anuncia una hoja de ruta para la reconciliación en el País Vasco Pide apoyo para las víctimas y misericordia para los presos etarras b La dispersión de presos no es humana dijo el obispo de San Sebastián, quien negó que la Iglesia vasca sea condescendiente en la condena del terror ÁNGEL MARÍN BARCELONA. El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, anunció anoche en Barcelona que los responsables de la Iglesia en el País Vasco se reunirán en los próximos días para elaborar un hoja de ruta para impulsar la reconciliación entre las víctimas y sus agresores. No obstante, subrayó que son tiempos para preparar, no para promover la reconcialiación entre los ciudadanos vascos. El prelado, que impartió la lección inagural del año académico en la Fundación Joan Maragall, titulada El papel de la Inglesia en la construcción de la paz en Eukadi mostró su equidistancia en el proceso de paz al asegurar que la misión de la Iglesia es promover la reconciliación, y no pronunciarse a favor o en contra de la autodeterminación o de un mayor acercamiento al Estado Uriarte, con los máximos representantes de la Iglesia catalana San Sebastián aseguró que es falso que la Iglesia del País Vasco sea condescendiente en la condena del terrorismo y en el apoyo a las víctimas Sobre la 3.000 personas que han padecido la violencia de la banda terrorista, Uriarte explicó que la sociedad vasca debe de apoyar, acompañar, compensar y reparar aunque también pidió misericordia para sus agresores. La dispersión de presos no es humana, ni alargar las condenas de algunos ELENA CARRERAS Imagen de bloqueo Uriarte aseguró que el pueblo vasco está desconcertado por la aparición de la kale borroka y por la imagen de bloqueo de los últimos días que, a su juicio, ha ensombrecido la esperanza sobre el proceso de paz. Por ello, el obispo reclamó, tanto al Gobierno como a ETA- Batasuna, que hagan signos de acercamiento, gestos y acciones pacificadoras para devolver la ilusión al pueblo vasco. Sería demoledor, una nueva decepción apuntó. Tras reiterar que urge esperar, es necesario esperar a que se produzcan nuevos acontecimientos, el obispo de reos afirmó el prelado. Todas las víctimas- -añadió- -tienen derecho a que se les haga Justicia, pero al mismo tiempo la reconciliación obliga a la Justicia a ser flexible con sus agresores Identidad y solidaridad Ante unas quinientas personas y los máximos representantes de la Iglesia catalana, encabezados por el arzobispo Lluís Martínez Sistach, el obispo de San Sebastián afirmó que todos los pueblos tienen derecho a mantener su identidad, pero también a ser solidarios con otros pueblos y territorios Uriarte aseguró que el sentimiento de identidad, el de permanecer a una misma tierra y a una misma familia apuntó, es vital para la paz en el País Vasco. El obispo donostiarra admite que la sociedad vasca aún no está preparada para la reconciliación