Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 JUEVES 5 10 2006 ABC Gente Loewe, tan espacial como especial Dentro de la Semana de la Moda, José Enrique Oña Selfa presentó ayer sus propuestas veraniegas en el Museo del Hombre de París TEXTO: ROSA BELMONTE FOTO: ERNESTO AGUDO ENVIADOS ESPECIALES A PARÍS David Hasselhoff y su incombustible serie El coche fantástico una de las producciones más populares de la televisión de los años 80, van a dar el salto a la gran pantalla presumiblemente para el otoño de 2008. En estos momentos, el proyecto está en preproducción y con el guión practicamente terminado. Lac olección primaveraverano 2007 de Loewe es tan blanca como la piel de Dita Von Teese, un ser irreal, una especie de muñeca viviente, una pin- up que se hubiera escapado de un comic. José Enrique Oña Selfa, cuya musa no es la mujer de Marilyn Manson (el más normal de la pareja) sino en todo caso la cantante Bebe, presentó ayer en París, dentro de la Semana de la Moda, sus propuestas veraniegas. Mucho calor en la nívea sala del desfile. Calor ambiental mitigado por el enorme abanico de Najwa Nimri. Calor metafórico gracias al cálido aplauso final a la costura años 60 de Oña Selfa. Suzy Menkes, la todopoderosa crítica del Internacional Herald Tribune después de haber escrito en su cuaderno más que nadie, que parecía taquígrafa de las Cortes, también aplaudía. Costura años 60, aires rockeros en la piel, pantalones de cuero envejecido cosido con hilo de plata, una parte más gráfica, espectaculares girasoles reproducidos en plata sobre abrigos de algodón, líneas puras y sueltas, cuerpos despegados, arquitectura en las piezas. Y mucho blanco. Futurista. Espacio 1999 Aunque ahora sabemos que en 1999 no íbamos ataviados como Barbara Bain, muchos años antes pensaron que vestiríamos de blanco. Probablemente, la colección exhibida ayer en la ciudad francesa es un homenaje no declarado a Pierre Cardin, que en 1966 enseñó su colección espacial inspirada en la escapada fuera de la Tierra del ruso Yuri Gagarin. A alguien hay que parecerse nece- sariamente si se decanta uno por un estilo entre futurista y años 60. Pero, pese a que todo está inventado, el belga de padres españoles siempre aporta un toque distinto y distinguido. Un high tech chic. O sea, Loewe a la vanguardia. El lujo reinventado de la tradicional casa de marroquinería española perteneciente al grupo LVMH (Louis Vuitton Möet Hennessy) Las modelos, delgadas, delgadísimas, comme il faut Y Oña Selfa que cree, porque no está para tonterías, que lo del índice de masa corporal cibelino es una polémica que se debe quedar en España porque es como ridículo Pero no se atrevieron a decirlo en público. Y sigue: Nosotros vendemos glamour y chicas healthy saludables, que tienen la suerte de ser delgadas. Que más quisiéramos muchos Hombre, no es que él esté hecho un fatty precisamente. Tan saludables y tan delgadas las modelos como Christina Rosenvinge, la musa Bebe o Nieves Álvarez, sentaditas en primera fila, el front row frente a Yasmine Le Bon (que en su día fue imagen de la marca) o Dita Von Teese. Tan rara como adorable. También acudieron Delphine Arnaud, consejera de Loewe (como Jaime de Marichalar, presente) e hija del presidente de LVMH. Y se vio a Jorge Vázquez, recientemente incorporado al equipo creativo del prêt- à- porter de mujer de Loewe. Pero no es el diseñador de la casa. El jefe, el que presentó ayer la colección (y hasta los zapatos son suyos) es José Enrique Oña Selfa. Por si las moscas. O las dudas. La colección para el próximo verano dibuja un prêt- à- porter muy femenino