Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 10 2006 Sociedad 59 El Nobel de Química recae en el descubridor de la transcripción celular Explicó cómo se copia la información genética es profesor de Medicina en la Universidad de Standford e hijo de Arthur Kornberg, que consiguó el Nobel de Medicina en 1959 J. M. NIEVES MADRID. El Premio Nobel de Química 2006 fue otorgado ayer al científico estadounidense Roger D. Kornberg por sus trabajos sobre uno de los elementos claves de la vida, la transcripción de ADN, según anunció ayer el Comité Nobel. Sus investigaciones se refieren a la manera de cómo la información que contienen los genes es copiada y luego transferida hacia las partes de las células que producen las proteínas indicó en un comunicado la Real Academia de Ciencias de Suecia. Kornberg es el primero en haber creado un verdadero esquema de ese proceso a nivel molecular precisó el comité. Roger Kornerg, de 59 años, es profesor de medicina en la Universidad de Stanford en California e hijo de Arthur Kornberg, que ganó un Nobel, el de Medicina, en 1959 por sus investigaciones en el campo de la genética. Para que nuestro cuerpo pueda aprovechar la información almacenada en los genes, es necesario hacer una copia de esa información y transferirla a las zonas exteriores de las células, donde se utiliza, como si se tratara de un manual de instrucciones, para producir las proteínas que el organismo necesita. Ese proceso de copia se llama transcripción, y Roger Kornberg fue el primero en mostrar cómo funciona la transcripción a nivel molecular en los organismos eucariontes, es decir, aquéllos que están compuestos por células con núcleos bien definidos. b Roger Kornberg otros dos premios Nobel científicos de este año, el de Medicina y el de Física, también fueron concedidos a cuatro estadounidenses, lo que significa que Estados Unidos ha obtenido todos los galardones en el terreno científico. Kornberg, con su hijo, en el momento de recibir la noticia del Nobel AP Importancia médica Una buena parte de los seres vivos actuales, entre ellos los mamíferos como nosotros, están incluídos en este grupo. Si la transcripción se detiene, la información genética deja automáticamente de ser transferida a las diferentes partes del cuerpo, que ya no podría renovarse y moriría inevitablemente al cabo de pocos días. Eso es precisamente lo que sucede en ciertos casos de envenenamiento tras consumir algunos tipos de setas venenosas. La comprensión de los mecanismos de la transcripción tiene también una gran importancia médica, ya que el proceso influye directamente en enfermedades como el cáncer, las cardiopatías, varios tipos de inflamación e, incluso, en la capacidad de las células madre para convertirse en tipos específicos de células con funciones bien definidas en diferentes partes del organismo. Los