Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 5 10 2006 Internacional 33 La insurgencia multiplica el terrorismo en Irak en el Ramadán b Ayer hubo otro centenar de muertos en diversos atentados, entre ellos cuatro soldados estadounidenses cuando patrullaban en el noroeste de Bagdad. ABC BAGDAD. Los primeros catorce muertos de la jornada cayeron en Bagdad por la mañana, en un atentado contra el convoy en que se desplazaba el ministro de Industria, quien salió ileso. El ataque hirió a unas setenta y cinco personas. Horas después, otros 12 iraquíes murieron y 87 más resultaron heridos en una rápida sucesión de tres explosiones consecutivas en una calle comercial de una barriada de mayoría cristiana en la capital. En Ramadi, capital de la levantisca provincia de Al- Anbar, un camión bomba se empotraba contra la fachada de un cuartel de mando del Ejército iraquí, provocando varias decenas de heridos. Por fortuna, sólo el terrorista suicida que conducía el camión perdió la vida. Entre tanto, el jefe de la Policía de Diyala, el general Ghassan Adnan, anunciaba que sus hombres habían matado a once insurgentes extranjeros- -nueve de ellos sirios, un saudí y un sudanés- -en un enfrentamiento en una granja cercana a la ciudad. La nota de incidentes facilitada anoche por el Ministerio de Interior iraquí incluía al menos a cuatro soldados estadounidenses muertos por disparos de extremistas, y recogía atentados y tiroteos en una veintena de ciudades hasta alcanzar un centenar de víctimas mortales. La insurgencia, como suele ser habitual cada año, menudea en sus ataques durante el mes sagrado del Ramadán. Como síntoma de que la situación se torna insostenible, una brigada de la Policía, con 700 hombres, ha sido suspendida y es investigada por colaborar con la guerrilla. Condoleezza Rice y Mahmud Abbas, durante la rueda de prensa conjunta que celebraron ayer en Ramala EPA Rice apuntala a Abbas con la promesa de que EE. UU. ayudará a los palestinos El presidente de la ANP vuelve a dar por fracasado el diálogo con Hamás b La secretaria de Estado, con su gira, trata de cerrar filas con los amigos de la Paz los seis países del Golfo más Egipto, Jordania... y los palestinos moderados LAURA L. CARO. CORRESPONSAL RAMALA. Vestida de negro riguroso, pero sonriente y con felicitaciones en público a la comunidad musulmana por el ramadán, la jefa de la diplomacia norteamericana, Condoleezza Rice, compareció ayer en rueda de prensa en Ramala junto al presidente palestino, Mahmud Abbas, para expresarle la admiración el apoyo y el compromiso del Gobierno de George Bush de impulsar el proceso de paz para lograr la solución de dos Estados, un Estado democrático palestino y otro israelí, que convivan uno junto al otro Rice llegaba a la región procedente de El Cairo dentro de la que se ha dado en llamar la gira de la moderación tercera parte de una campaña emprendida el pasado mes de julio en plena guerra, con la que Estados Unidos estaría tratando de conjurar las amenazas islamistas de Hamás, Hizbolá, Siria e Irán a través de un meticuloso trabajo de coalición con las naciones árabes moderadas Los amigos de la Paz los seis países del Golfo más Egipto y Jordania, y la facción nacionalista de Abbas en el caso de los territorios palestinos, a quien la secretaria de Estado prometió ayer que Washington redoblará sus esfuerzos para aliviar la penosa situación humana en Gaza y Cisjordania. Rice concluyó la jornada entrevistándose con el primer ministro israelí, Ehud Olmert, al que tenía previsto pedir que acceda a traspasar sus fondos a la Autoridad Nacional Palestina para el pago de los sueldos a los funcionarios, así como la apertura de pasos fronterizos. No obstante, Olmert sólo estaría dispuesto a avanzar a cambio de la liberación del soldado hebreo Gilad Shalit, en manos de Hamás desde el pasado 25 de junio. Con el respaldo a Abbas, Rice materializaba la ya anunciada intención de su Gobierno de volver a apuntalar al presidente y líder de Al- Fatah frente a los radicales de Hamás. Una lección bien aprendida por Abbas que, horas antes de su reunión con la enviada de Bush, dio por finalizadas las últimas conversaciones con el partido del primer ministro, Ismail Haniyeh, para la formación de un Gobierno de unidad debido a la actual ola de violencia, conversaciones que el lunes por la noche dieron lugar otra vez a falsas expectativas sobre un acuerdo. Ya no hay diálogo, el diálogo no puede llevarse a cabo por el mero diálogo, y no podemos estar esperando a la nada afirmó Abbas. Tendremos que empezar desde el primer peldaño Se puede formar cualquier gobierno si se compromete a respetar la Autoridad Nacional Palestina (ANP) las iniciativas árabes (incluida la de la Liga Árabe, que comprende el reconocimiento de Israel) y de la comunidad internacional, y reconocer los acuerdos suscritos por la ANP. Pero hasta la fecha, no hay indicios de que estas demandas se vayan a cumplir recalcó Abbas ya en presencia de la secretaria norteamericana. Y añadió que podría utilizar su prerrogativa de disolver el gobierno a su debido tiempo Antes de viajar a Ramala, Rice había insistido en que Hamás no puede seguir gobernando en la región, en una entrevista que mantuvo con dos miembros de Al Fatah en el Consulado de los Estados Unidos en Jerusalén. El domingo negro El anuncio de la enésima ruptura de las negociaciones coincidía ayer con una nueva vuelta de tuerca en las tensiones que desde el pasado domingo negro enfrentan a partidarios de Hamás y Al Fatah, esta vez a cuenta del asesinato en la aldea cisjordana de Habla de un dirigente local del Movimiento Radical Islámico, Mohamed Odeh, abatido a tiros por tres encapuchados cuando salía de orar de la mezquita. Las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa han jurado matar a los líderes de Hamás en venganza por los sangrientos combates de los últimos días. Los Mártires de Al Aqsa han jurado matar a los líderes de Hamás en venganza por la sangre derramada estos días