Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 10 2006 Deportes 103 CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE JAPÓN Dos días libres antes de la batalla Sesiones de gimnasio, comidas a horario normal y turismo sin madrugones para Fernando Alonso antes de viajar hoy a Japón JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SHANGHAI. En contra de la costumbre después de la mayoría de las carreras, el teléfono móvil de Fernando Alonso apenas sonó en comunicaciones procedentes de Renault. El aire se hizo denso en China. Un ambiente muy cargado transpira entre la tropa de Briatore y el piloto asturiano. Pésima noticia cuando el Campeonato del Mundo se juega a dos asaltos. O a uno, si otro milagro- -esta vez el de los panes y los peces- -entronizase a Michael Schumacher en Suzuka. Mientras llega la hora de emprender viaje a Japón- -aeropuerto de Pudong, mediodía chin- -Fernando Alonso ha desconectado los cables y se ha tomado un par de días libres en la populosa Shanghai. Como si fuese un trabajador normal ha descargado su agenda y pedido permiso para el lunes y el martes. Nada de carreras, de compromisos con la publicidad, de reuniones en busca de datos y décimas. Nada de hablar de Michael Schumacher, de Ferrari o de frotarse la sesera por el come- come con Renault. Nada de Fórmula 1 a cinco días de jugarse el título en Suzuka. grinación y culto. O vio cómo la gente come a toda prisa mientras pasea por la calle, en una mano los palillos con la bolsa de la compra colgando y en la otra, la ración de arroz con no se sabe qué. O el enjambre de taxis que coloniza el asfalto, con sus conductores de corbata y guantes blancos. Todo eso lo vio Fernando Alonso ayer por la mañana acompañado de su novia, Raquel, y de un reducido grupo de amistades. Lo peor fue cuando le reconocieron a él, el mismo tipo que luce en los carteles por las autopistas y el centro de la ciudad, anunciando un Gran Premio de Fórmula 1 junto a su inseparable Michael Schumacher. Cuando eso pasó, el español ahuecó el ala y evitó la inevitable marabunta de Michelín tranquiliza al campeón En una carta enviada por su gerente, Michel Rollier, pide a Alonso serenidad en este final del Mundial para revalidar el título, informa Efe. Igual que usted, nosotros estamos muy vinculados a los valores deportivos, pero después de los últimos grandes premios tenemos plena conciencia de que el título mundial de pilotos, así como el de marcas, se revelan como particularmente difíciles de conquistar de forma serena En la misiva, enviada el 14 de septiembre, tras el Gran Premio de Italia en Monza, Rollier transmite a Alonso el apoyo de los 125.000 empleados del Grupo Michelín y le expresa que estarán con él en este último tramo del campeonato. gente y tráfico. Cuando viaja por el mundo, Alonso suele contratar un guía local para abrir el terreno y evitar problemas. Sucede que Shanghai es el paraíso de las aglomeraciones y en la duda de lanzarse a la conquista de manjares desconocidos en algún lugar público propenso al tumulto, prefirió la tranquilidad de su céntrico hotel de treinta plantas para encargar las cenas. Encomendarse a los neumáticos Entre tanto, 48 horas de vida lo menos estresante posible. Ningún madrugón, al contrario del hábito que le obliga a llegar pronto a los circuitos para evitar tapones, mucho gimnasio mañanero para mantener tonificado el cuerpo e intento de excursiones anónimas por la bulliciosa Shanghai. Hoy viajará a Japón en un vuelo regular para hacer frente al penúltimo asalto del campeonato. Saludos y primeras reuniones con la gente del equipo Renault, análisis de la situación y a encomendarse a Michelín para que el R 26 funcione el domingo como un reloj. Pat Symonds, el motivo del enfado del asturiano J. C. C. SHANGHAI. Recién terminada la carrera de Shanghai, con los nervios todavía a flor de piel, miradas cruzadas en el campamento de Renault y el ambiente muy cargado, Fernando Alonso explicó a sus allegados con un símil ciclista cómo se habían desarrollado los acontecimientos. El asturiano dijo que fue como si hubiese sufrido un pinchazo en Alpe d Huez mientras iba escapado y De paseo con su novia Al contrario. El español pudo comprobar perplejo cómo en el centro turístico de Shanghai, en el Bund junto al río, al otro lado del imponente rascacielos Perla de Oriente, los chinos llegados del interior hacen fotos a las tiendas europeas, tipo Armani, Dolce Gabana y así, como si fuesen lugares de pere- su equipo (Renault) en vez de ralentizar la carrera, ordenó a uno de sus corredores (Fisichella) apretar el paso para ganar la etapa. Consecuencia, llegó otro más hábil, con más piernas (Michael Schumacher) y se llevó la victoria. Esa es la visión de Alonso de lo que ocurrió en China, el motivo de sus declaraciones contra Renault. No está enfadado con Fisichella ni con la decisión de cambiar los neumáticos delanteros y mucho menos con el mecánico X, el de la tuerca de la rueda trasera derecha, sino con la voz que ordenó acelerar a Fisichella entre las dos paradas. Es decir, Pat Symonds, el ingeniero jefe de la escudería. Entiende el asturiano que con los veinte segundos de ventaja que disponía en el giro 22, cuando entró a cambiar las gomas, Renault podría haber ralentizado después la marcha de Fisichella en vez de tirar a tope (marcó un par de vueltas rápidas con Schumacher pegado a su estela cuando ambos adelantaron al español) en busca de la victoria con el italiano. Por eso dijo que en Renault pensaron más en el Mundial de marcas que en el de pilotos. Puesto que el R 26 volaba imaginaron, según el ovetense, un podio con Fisichella primero, Schumacher segundo y Alonso, tercero. 0. 1 (6 (7 (0 3 04 (1 $5 00.6 2 0 (1,2 10! +1 $1 -0 0 (4 6 1, +6. $4. 41 -6 $41 6 6 1 (1 A 1 1 1 16 (1? (1 $0 $41 61, (10 $51 +166! 1.2 B 1 $3 04 $0. 1 1, 2 $5 $0+ 2 (0 1 4 (2 3 7 (1 14 6 (1, (1 $89: 6 -16, 45 (0 902 200 400 barceloviajes. com El mejor asesoramiento en tu Barceló más cercano. Un viajero, un viaje.