Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 10 2006 Cultura 65 Edwards: El marxismo es una filosofía del conflicto, de la lucha, de la guerra de clases, y eso ha fracasado El premio Cervantes chileno reedita actualizado su testimonio- denuncia Persona non grata b Censurado en Cuba, Persona non grata es el libro más odiado por Castro. Edwards rompió una lanza por sus amigos tratados como gusanos y la volvería a quebrar... ANTONIO ASTORGA MADRID. Jorge Edwards le tiene más miedo al abrazo que al palo. Salvador Allende lo quiso sancionar por haberme peleado con Castro: Allende era muy fidelista y estaba muy seducido por Fidel revela. En 1971, Edwards fue encomendado por el presidente chileno para abrir la primera Embajada de su nación en La Habana. Tres meses después abrió su cuaderno para cuestionar la Revolución cubana en Persona non grata que reedita en Alfaguara. Dos motivos le impulsaron a empuñar la pluma: No quise que la joven revolución pacífica de Allende siguiera los rumbos de la revolución de Cuba comandada por Fidel desde su Vaticano habanero, emparentado con las narraciones de Franz Kafka más que con las páginas de Marx. Y una solidaridad profunda con escritores cubanos arrinconados, hostilizados, censurados: Lezama Lima, Heberto Padilla, Virgilio Piñera, Guillermo Cabrera Infante. Nunca, hasta el día de mi muerte, dejaré de quebrar una lanza por ellos Neruda le solicitó como ayudante en la Embajada chilena de París. Fue su valedor. Y eso irritó mucho a Fidel, que le dijo a Allende: Bueno, Edwards se ha portado mal acá, se ha metido con escritores disidentes y en premio lo mandan a París, en vez de castigarlo El golpe chileno sorprendió a Edwards mientras daba los últimos toques a su Persona non grata Entonces hago un epílogo en donde digo que hay una represión en Chile que a veces se parece a la de Cuba, que los extremos se tocan. Eso hace que la obra se censure en todas partes. Y para mí produjo un efecto, como escritor: yo era un tipo ligado a la diplomacia chilena, a la izquierda en ese tiempo de Allende y quedé fuera de las dos cosas: del pinochetismo y del exilio chileno. Estuve exiliado de Chile y exiliado del exilio chileno. Es la situación ideal para un escritor: solo, en buena compañía Neruda, muy cauteoloso, como buen militante ex- estalinista, tenía muchos miedos. Le pidió el original: No lo publiques hasta que yo te diga le espetó. Si llega a esperar ese diga habrían pasado 50 años. Octavio Paz, Donoso, Cabrera Infante lo defienden a capa y espada. Este Edwards ve micrófonos por todos lados; tiene delirios de perse- Jorge Edwards, durante la entrevista ayer con ABC cución decía la gente. Y Cabrera acudió en su auxilio: No hay delirios de persecución en un lugar donde la persecución es un delirio Prosigue Edwards: García Márquez me dijo una vez: ¡Hasta el Reader s Digest tenía razón, chico! a propósito de los crímenes de Stalin, y espero que ahora no reniegue de haberlo dicho Y Cortázar le mandó este recadito: Todavía soy amigo suyo, pero que después de haber publicado ese libro todavía prefiero no verlo ¡Mira tú qué clase de amistad! -cuenta el premio Cervantes- El Gabo fue más frívolo, más astuto, me invitaba a comer y me decía: Oye, estábamos en ERNESTO AGUDO Cuba y la gente decía que había problemas en la economía... Y en esto llegó Fidel y mandó callar: ¿Entonces van a decir que Edwards tenía razón? Y la tiene. Si no, lean la visión final del autor de Persona non grata Yo creo que el marxismo es una filosofía de la confrontación, de la lucha, de conflicto, de la guerra de clases. Las clases van a destruir a la burguesía y van a dominar. No es una filosofía de colaboración. ¿Y qué hace Fidel? Crea el conflicto, que los americanos me ataquen y está en guerra porque no tendría razón de ser. Entonces es una filosofía del conflicto y eso ha fracasado Palabra de una persona sí grata.