Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 10 2006 Internacional 33 Alckmin arranca la carrera hacia el poder en Brasil con el viento a favor El líder socialdemócrata aventaja al presidente en la búsqueda de alianzas que se mostró abatido en su primera aparición, Alckmin exhibe aires de felicidad y ya se ha lanzado a las calles de Sao Paulo en busca de votos VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. Después de superar una campaña prácticamente aislado, el socialdemócrata Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) tiene ahora bastantes posibilidades de llegar a la Presidencia el 29 de octubre. Su diferencia de casi seis puntos porcentuales con Luiz Inacio Lula da Silva es la menor desde diciembre del año pasado, cuando el presidente sufría el desgaste del mensalao el escándalo más grave de su Gobierno. La diferencia es que Alckmin ahora es conocido en todo el país y tiene el respaldo de su partido y sus aliados, que hasta hace menos de un mes no daban nada por él. Los dos candidatos se diferencian también en el semblante. Al contrario de Lula, que se mostró ojeroso y abatido en su primera aparición pública b Al contrario de Lula, después de la primera vuelta, Alckmin no cabe en sí de felicidad y ya salió a las calles de Sao Paulo para comenzar el cuerpo a cuerpo con los electores. Ése ya es un cambio en relación con la primera vuelta, cuando no era reconocido en la mayoría de los Estados. En Río de Janeiro, un votante llegó a preguntarle si podía ayudarle a encontrar una calle. Como contrincante de Lula, Alckmin buscará ahora popularizar su candidatura. Vamos a poner el pie en las calles, tener fe en las calles, hablaremos con el pueblo declaró en TV Globo, donde atacó: Lula ya tuvo su oportunidad Serra y Neves Y a las calles Alckmin llevará dos campeones de votos, los nuevos gobernadores de Sao Paulo, José Serra, y de Minas Gerais, Aécio Neves, que ganó con el 78 por ciento en el tercer Estado más importante del país. Cabe destacar que Sao Paulo, principal colegio electoral, definió la segunda vuelta. Geraldo Alckmin lleva también ventaja en las alianzas con los nuevos gobiernos de los Estados- -14 contra 13 de Lula- y comenzó las conversacio- nes con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) vencedor en gobiernos estatales y en el Congreso. De ese partido ya recibió el apoyo de la gobernadora de Río de Janeiro, Rosinha Matheus, y de su marido, el ex candidato a la Presidencia Anthony Garotinho, ambos polémicos pero con un electorado convencido. Alckmin debe conversar con Cristovam Buarque, que alcanzó el 3 por ciento de los votos para la Presidencia. Con Heloisa Helena- -que logró el tercer lugar con casi siete millones de votos- -el diálogo es más difícil. Expulsada del Partido de los Trabajadores (PT) Helena liberó a sus electores para que voten a quien quieran. Los sondeos muestran, sin embargo, que Alckmin conseguiría el 53 por ciento y que cuenta, a su vez, con un bajo índice de rechazo. En cuanto a la economía, los especialistas consideran que es indiferente Lula o Alckmin, pero la posibilidad de una victoria del segundo provocó el lunes la subida de la Bolsa y de los títulos brasileños negociados en el exterior, y llevó hacia abajo el Riesgo Brasil. Geraldo Alckmin es el candidato del mercado, de la elite y de la clase media. Lula da Silva Lula vuelve a la fase de Paz y Amor que le llevó a la Presidencia en 2002. El lunes ofreció una rueda de prensa, algo raro desde que llegó al poder, anunció que irá a los debates, pues atribuyen a su ausencia la pérdida de puntos la semana pasada. Pero su gran desafío es revelar los detalles del dossiergate el escándalo que involucra a miembros de su partido en la compra de informes contra Serra y Alckmin. El presidente Lula mandó a la Policía Federal que dé el nombre de los culpados lo más rápido posible, para quitarse esa piedra del camino.