Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 4 10 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO CLASIFICADOR DE CAPITALES LA BATALLA DE MADRID C UANDO La Caixa le condonó al PSC un crédito impagado de 6,3 millones de euros hizo, sin duda, una buena inversión. Desde entonces José Montilla, hoy candidato al Gobierno de la Generalitat, no ha dejado pasar un solo día sin mostrar su agradecimiento a los pródigos gestores de la entidad crediticia y, ya antes de ser ministro de José Luis Rodríguez Zapatero, se convirtió en un valedor decidido de los intereses- -muchísimos y, en ocasiones, viscosos- -de la primera caja de ahorros entre las europeas y la tercera entidad financiera española. Montilla estará errado y enfrascado en la contumacia, pero nadie podrá decir de él que es desagradecido. Su M. MARTÍN amorosa dedicación a FERRAND los benefactores de su partido resultaría enternecedora de no ser tan claramente irritante. Ahora, con la vista puesta en el primero de noviembre, el heredero y pretendido sucesor del errático Pasqual Maragall vuelve a la carga y, supongo que con intención retrospectiva, dice otra vez que prefiere que Endesa siga siendo española a que sea alemana Resulta emocionante ese retorno a los orígenes del charnego que lleva del ronzal al Partit dels Socialistes de Catalunya, la franquicia catalana del PSOE sin la que el nou Estatut no hubiera sido posible y España seguiría siendo una Nación y no, como ha pasado a ser, una nación de naciones. O algo menos. El aspirante a un Govern que no es capaz de defender el uso del idioma castellano en pie de igualdad con el catalán siente el fervor español circunscrito a los valores contables de una cuenta de capital. ¿Ridículo o perverso? En el mundo actual y en el mercado europeo, sin fronteras, resulta muy difícil determinar la nacionalidad de las grandes compañías en lo que respecta a la composición de su capital. Los fondos de inversiones y, en general, el tinglado financiero que maneja el mundo mercantil viaja sin grandes banderas y con la legítima obsesión del beneficio. Es la exigencia de sus miles, y hasta millones, de partícipes e inversionistas que les confían sus ahorros en todas las monedas que ruedan por el mundo. Que un personaje significativo del poder socialista, recién salido del Gobierno como titular de Industria y Comercio, matice entre el capital alemán y el catalán, es, por si fuera necesario, la demostración de la carencia de sentido europeo y pragmático que define a Zapatero- -imparable vocación tercermundista- -y explica muchos de nuestros problemas en materia económica. Antes, cuando Alemania hablaba en marcos y España se expresaba en pesetas, era posible clasificar los capítulos de las empresas. Hoy, en una Europa unida por el esperanto del euro, sólo un espíritu tan sensible y delicado como el de Montilla es capaz de clasificar capitales con la debida precisión. ¿Por el 3 por ciento que, en su día, Maragall le atribuyó a CiU? E de las manos. Lugar: María de Molina- Velázquez. MarL Ayuntamiento de Gallardón es una máquina ca: Fiat o Seat. Calificación: grave. Fecha: 7 de Julio. No descomunal diseñada con el único propósito de entregada en mano por características de la vía. Un paextraer monedas de los bolsillos de los transeúnquete de euros y tres puntos del carné. No hay fotogrates madrileños. fía. Es la palabra de un agente municipal- -y aquí nos- ¿Amas al dinero, su tacto, su olor, su crujiente soniponemos todos en primer tiempo de saludo- -contra el do al estrujar los billetes? Si el color verde es tu favorito, sentido común. ¡Dios nos libre de rebatir la palabra de tenemos el perfecto empleo para ti. Siendo cajero bancaun agente municipal de Gallardón! Pero, ¿y los rio conseguirás que te paguen por trabajar con hechos? El viejo positivista sir Alfred J. Ayer no dinero. discutía sobre hechos, si eran observables. Es el cuento de un anuncio americano que en- -Pero tomemos el caso contrario- -dijo un 1996 pasaban por la TV para animar a las gentes día- Supongamos que digo: Hay un drógulus a hacerse bancarios. ¡Amar al dinero! No siento allí Y usted dice: ¿Qué? Y yo replico: Dróguque pueda contagiarme de gérmenes cuando tolus Y usted pregunta: ¿Qué es un drógulus? co el dinero había dicho veinte años antes aque Bueno- -digo yo- no puedo describir lo que es lla loca de la sopa que fue Andy Warhol. Esta voluptuosidad para el dinero es lo que caracteriza IGNACIO RUIZ un drógulus porque no es la clase de cosa que QUINTANO usted pueda ver o tocar, no tiene efectos físicos al Ayuntamiento de Gallardón. Quiero decir de ninguna clase, sino que es un ser incorpóreo Y usque, hoy, los transeúntes de Madrid no son como los de ted dice: Bien, ¿cómo puedo decir si está allí o no? Y le Burgos: árboles más o menos tristes que caminan. En contesto: No hay forma de decirlo. Todo sigue igual, Madrid todo transeúnte es visto como una hucha- -un esté allí o no. Pero el caso es que está allí. Hay un drógucerdito sonrosado que camina- -al que, en cualquier lus justo detrás de usted. ¿Tiene eso sentido? momento, una mano municipal puede poner boca abajo En el Ayuntamiento de Gallardón, sí. Si un agente para, bien sacudido, vaciarlo de monedas. Un ejército municipal dice que hay un drógulus detrás de ti, no hay municipal se despliega de día y de noche por la capital más que hablar, y la broma le sale a uno por un paquete con el objetivo de hacer llover To Make Rain no de euros y tres puntos del carné, lo que unido a las mulcafé del campo, sino multas del cielo. Su ojo, el ojo munitas diarias de los chiquillos, que han tenido la mala cipal, es daliniano: vigila para un tribunal sin apelasuerte de querer ser, en vez de delincuentes, a los que ción, el Ayuntamiento de Gallardón, salvo que la víctinadie molesta, skaters y en un pueblo de catetos cuyo ma sea baronesa y esté dispuesta a atarse a un roble de alcalde los persigue como si las tablas de skate fuesu edad, como en la canción de Los Mismos. ran madreñas y le doliera la cabeza, se pone en un pico. Este ojo daliniano viene a ser el ojo a facetas de la La batalla de Madrid es, pues, la batalla por el Ayunmosca y constituye el último grito de la tecnología munitamiento de Gallardón, pero todo cuanto trae la oposicipal en pesca extractiva. Madrid a vista de pájaro. Mición para dar esa batalla es un plan de peaje para coren, si no, la multa que le han enviado al secretario, por brar a los que vengan en coche a la ciudad y otro plan cierto, de nuestro último artista internacional (también para ganar en el callejero municipal la guerra civil que en el sentido que María Corral acostumbra dar a la palaperdieron cantando no pasarán Es decir, más mulbra internacional Conducir utilizando dispositivo tas, pero con murga. de telefonía móvil o cualquier otro que exija el empleo -Señor Chaves: padece una tortícolis agudísima. ¿Cuántos años lleva usted mirando para otro lado?