Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Gente MARTES 3 10 2006 ABC Longoria supera su desamor con una mansión. La actriz de la televisiva Mujeres desesperadas Eva Longoria se acaba de gastar tres millones de dólares en una casa en una de las famosas colinas de Hollywood, donde intenta olvidarse de Tony Parker, con el que al final ha roto si nos atenemos a lo que publica la revista People George Michael vuelve a las andadas. El cantante fue detenido el domingo por la Policía londinense, que le encontró dormido al volante de su BMW en estado de embriaguez en un cruce. En febrero, fue detenido también por los agentes del orden, que le encontraron dormido en su Mercedes y en abril destrozó tres coches. EN SU PUNTO trata de Walburga Habsburg, nieta del último kaiser del Imperio Austrohúngaro. Esta amable y enérgica dama de 47 años, supermoderna y conservadora, esposa del conde sueco Douglas, además de regir las fincas de su marido se ha dedicado con éxito a la política. Hoy la prensa escandinava, que destaca el acontecimiento, ensalza a Su Alteza, quién, sin duda, ennoblecerá los debates políticos en tan digna institución. BEATRIZ CORTÁZAR Walburga de Habsburgo, la primera Princesa parlamentaria CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Por primera vez en la historia una Princesa de sangre real ocupará uno de los asientos del Riksdag o Parlamento sueco. Se María Luisa Merlo y Carlos Larrañaga pedirán la nulidad A Diana de Francia muestra el abanico con el ¡sí, quiero! ABC El abanico español de la Princesa Diana de Francia Su Alteza Real la Princesa Diana de Francia, Duquesa de Württemberg, siente una especial predilección por España, país que visita cada año varias veces. Ahora, con motivo de la boda de su hijo, el Príncipe Miguel de Württemberg, en el castillo de Althausen (Alemania) la Princesa Diana se acompañó de un original abanico con el ¡sí, quiero! en español. La Princesa Walburga (con bolso) en foto de archivo ABC La protesta de PETA en una tienda de Gaultier Cuatro manifestantes de la asociación PETA, que protestaban contra el uso de pieles de animales en la alta costura ocuparon una tienda de Jean Paul Gautier en París, contra la cual arrojaron pintura roja, según France Presse. Los cuatro asaltantes aprovecharon un descuido de los dependientes para poner tibios los escaparates del comercio, donde había varios modelos de pieles. Los manifestantes llenaron de pintura roja el escaparate de la tienda AP falta de un papelito que tiene que llegar de la localidad donde se casó por última vez, es a lo que está de su nuevo matrimonio el actor Carlos Larrañaga, que confía que los trámites no se demoren más de la cuenta y pueda celebrar de una vez por todas su enlace civil con Ana Escribano. Para cuando llegue ese último requerimiento, la pareja se dará el sí, quiero en una ceremonia totalmente íntima a la que únicamente acudirán dos amigos para firmar como testigos, aparte del fotógrafo que inmortalice el momento y que luego veremos a todo color en alguna revista que compre la exclusiva. Larrañaga está como un niño con zapatos nuevos. Vive muy pendiente del embarazo de su pareja y encima está a días de incorporarse al rodaje de la nueva película de José Luis Garci, que protagoniza Paula Echevarría y que actualmente se rueda en Gijón. Pero hay más. No contento con su unión civil con la madre de su próximo hijo, Larrañaga me cuenta exultante que días atrás le llamó su ex María Luisa Merlo para decirle que lo más sensato era que pidieran la nulidad de su matrimonio. Consideran que cuando se casaron eran muy jóvenes, no sabían el paso que daban, y que ese niño que va a nacer debe hacerlo en el seno de una familia bendecida por la Iglesia, dado que Ana es una mujer creyente y puesto que hoy los dos saben muy bien lo que hacen. De conseguirse esa nulidad matrimonial, el actor asegura que esa boda sí se celebraría por todo lo alto con sus familiares y amigos comunes. Pero para que llegue ese día va a tener que pasar mucho tiempo, puesto que los procesos de nulidad son largos y complejos. En esas esperas están también el duque de Huéscar y Matilde Solís, a los que en cualquier momento puede llegarles la sentencia definitiva que anule su boda y permita que los dos puedan volver a casarse por la Iglesia.