Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes MARTES 3 10 2006 ABC TRES MOMENTOS CLAVE DE LA TEMPORADA DE FÓRMULA 1 Un Mundial partido en dos en Canadá Seis victorias de Alonso y tres segundos puestos en nueve carreras partieron el Mundial en dos. El español inabordable y los demás. Adquirió 25 puntos de ventaja gracias a dos evidencias: el R 26 funcionaba como un reloj y él ponía el talento para extraer el máximo jugo. Pero una frase en Ímola dejó claro que no había idilio: No espero nada del equipo este año Los Bridgestone arrasan con el calor Schumacher dejó patente su autoridad en el periplo veraniego. Ganó las tres carreras de julio (Indianápolis, Francia y Alemania) y no ganó en Hungría (sede habitual de la canícula) porque se adelantó el otoño magiar y llovió en Hungaroring. En el circuito de Budapest, el garaje de Renault cometió el primer error de bulto. Una tuerca mal apretada causó el abandono de Alonso. Una cadena de obstáculos y milagros para Alonso desde julio Schumacher ha recortado 25 puntos, una remontada sin precedentes JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SHANGHAI. Queremos más milagros decía con gracia sarcástica, manos juntas al cielo, lluvia en Shanghai, ocho de la noche del domingo después de la carrera, un veterano seguidor italiano de la Fórmula 1. Y como él, mucha gente que ama este deporte, o lo que sea según la acepción Alonso y muchos otros que piensan así. Es un milagro esparció feliz a los cuatro vientos Michael Schumacher cuando le inquirieron cómo había conseguido remontar 25 puntos en siete carreras. Es un milagro proclamó Fernando Alonso iracundo bajo las nubes de China cuando le recitaron todas las adversidades que viene padeciendo desde entonces y cómo era posible que aún estuviera ahí. Esa es la palabra en clave del intenso final de temporada en el Mundial de F- 1, con el empate entre Schumacher y Alonso y todas las escuderías en procesión hacia Japón. Milagro. Suceso inexplicable, extraordinario o maravilloso que se atribuye a una intervención divina. igualados a puntos. No tengo esos dos de ventaja, pero seguimos ahí Lo cierto es que el campeonato ha dado un vuelco espectacular y su carrusel ha habido emoción y disputa durante casi toda la temporada... Comienzo fulgurante de Renault 86 de 90 puntos posibles No cabe duda. La escudería Renault hizo deberes en el invierno. El equipo que dirige Flavio Briatore, lo más lejano que se pueda imaginar a la sofisticación y la evolución tecnológica, es sin embargo un especialista en fabricar coches de carreras. Vehículos veloces con la mitad de medios económicos que el resto. Fernando Alonso es el mejor piloto con permiso de Michael Schumacher (opiniones para todos los colores) y aprovechó la solvencia del R 26 en el comienzo de temporada. Cosechó 86 puntos de 90 posibles en nueve carreras. Un récord para el Guiness de la Fórmula 1. El R 26 no sólo era una máquina fiable para aguantar todos los domingos, sino que también era rápido. La misma historia de 2005. Un arranque en estampida y a resistir luego el tirón (aunque Raikkonen ayudó rompiendo motores del McLaren) El verano borra a los Michelín Alonso cede ante el siete veces campeón El calor de julio emitió otra sentencia. Los neumáticos japoneses de Bridgestone no tuvieron rival ante Michelín. Por los motivos x que sólo conocerán los ingenieros del caucho que trabajan en las fábricas, la diferencia se hizo abismal con las altas temperaturas. Como es tradicional, Michael Schumacher ganó en Indianápolis y patinó Fernando Alonso. Pero la sorpresa saltó en Magny- Cours, habitual punto de abastecimiento de Renault. Fue clamoroso el dominio de Ferrari y Bridgestone. Los equipos con esas ruedas (Toyota, Williams) asomaron del anonimato y se dejaron ver por la cabeza pilotos como Ralf Schumacher y Trulli, inéditos hasta entonces. Schumacher, siete veces campeón del mundo- -no conviene olvidar que no es un advenedizo- ganó todas las carreras de julio (Indianápolis, Francia y Alemania) Pide un esfuerzo a Michelín para ganar el Mundial SOS de Alonso en su página web. El español pide ayuda en el momento más delicado. Creo que la gente quería un campeonato ajustado este año y ahora ya lo tiene. Para las carreras de Suzuka y Brasil necesitamos creer en nuestros neumáticos. En este momento, el Renault y el Ferrari están muy igualados en rendimiento. Las carreras se están decantando por los neumáticos, así que espero que Michelín nos pueda ofrecer algo más en estas dos últimas. Todavía podemos ganar el campeonato, estoy seguro de ello, pero necesitaremos un último y gran esfuerzo. Tenemos que disponer del coche, el conjunto y la velocidad para conseguirlo señaló el piloto. Está difícil reconoce el español Milagro fue que Fernando Alonso ganase las seis primeras carreras de nueve posibles e hiciese tres segundos puestos en el espectacular arranque de temporada del R 26 al mando del español. Y milagro es que Michael Schumacher haya transformado esa euforia de Renault en un ambiente fúnebre en el mundo Alonso. Los milagros existen en la F- 1, alguna mano sobrenatural lo atestigua. El ánimo del piloto español, un tipo duro, sin grietas mentales, cuarzo puro, apenas se resintió unos instantes después de la carrera del domingo en Shanghai. Está difícil- -admitió por primera vez- aunque más o menos como el pasado campeonato. Quien gane más carreras y quien sea mejor de aquí al final ganará. Ahora estamos adelantar con bandera roja, respectivamente) La mejor carrera de Alonso que hayan podido ver muchas pupilas acaba de mala manera. El mecánico X de la rueda trasera derecha aprieta mal una tuerca y el palier del R 26 se rompe. Primer abandono del español. Schumacher cerró a De la Rosa atajando por una chicane y la FIA se lavó las manos. También abandonó. La tuerca de Hungría Primer abandono de Alonso Los árbitros de la F- 1 cogen el Mundial por la solapa. Sancionan con dos segundos a Fernando Alonso y también a Schumacher (que ya fue retrasado de la pole al último lugar por el aparcamiento de Mónaco) por acciones antirreglamentarias (ante Doorbnos y por Sin compensador de masas en Turquía El dopaje está en los coches Resulta casi imposible para un aficionado de a pie discernir si el compensador de masas (el célebre mass damper que ejercía como amortiguador en el frontal del R 26 es más determi-