Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 10 2006 Sociedad 57 Educación El nuevo modelo universitario Grado 240 créditos (4 años) Trabajo o proyecto de Grado Ramas de conocimiento Duración comparada del grado Edad de acceso 18 18 19 18- 19 18- 19 19 18 18 19 20 18 19 18 17 18 18 Créditos 180- 240 360 180- 210 180- 240 180 180- 240 240 180- 240 180 240- 300 180- 240 180- 240 180 240 240 240 Edad que terminan 21- 22 24 22- 23 21- 22 21- 22 22- 23 22 22- 24 22 24- 25 21- 22 22- 23 21 21 22 22 Infografía ABC Máster 60- 120 créditos (1- 2 años) Trabajo o proyecto de Máster Artes y Humanidades Ciencias Ciencias de la Salud Ciencias Sociales y Jurídicas Ingeniería y Arquitectura Tesis doctoral Doctorado 60 créditos 1 año Formación teórica Hasta 4 años de investigación Austria Brasil Dinamarca Inglaterra Francia Alemania Grecia Irlanda Italia México Holanda Noruega Portugal Rusia España EE. UU. La mayoría de los países europeos optan por sistemas en los que conviven títulos de Grado de tres y cuatro años El modelo anglosajón, partidario de las carreras de duración más larga b La edad de acceso a los estudios universitarios es otro de los factores determinantes en la definición de la propuesta de las nuevas titulaciones M. ASENJO MADRID. La duración de las carreras de Grado en el nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) que entrará en vigor en 2010, no será idéntica, ya que la mayoría de los países han dejado libertad para que dentro de los límites recomendados en la Declaración de Bolonia- -entre 180 y 240 créditos, es decir, entre tres y cuatro años- -las universidades diseñen sus estudios. Según datos de la red Eurydice y del propio Ministerio de Educación español, en la reordenación de los sistemas universitarioslos en los países que han suscrito la Declaración de Bolonia- -que no es un tratado internacional sino una declaración de principios y buenas intenciones para construir adecuadamente el espacio común y que ha sido suscrita por más de 40 Estados- -conviven títulos de Grado de 180 créditos (tres años) con otros de 240 (cuatro años) Dentro de la Unión Europea (UE) los diez últimos países incorporados optan más que los quince primeros por estudios de 240 créditos, siguiendo el ejemplo del modelo anglosajón. En Estados Unidos e Iberoamérica, referentes ambos para los sistemas europeos aunque desde ángulos diferentes, las carreras del primer nivel universitario, el Grado, cuentan en general con 240 créditos. tectura) sea común. Un alumno que comience Historia y quiera rectificar su elección podrá pasar a primero de Humanidades, siempre que haya aprobado los 60 créditos (un año) que componen ese primer curso. El plan del Ministerio crea el certificado de estudios universitarios iniciales, que no supone título alguno sino un reconocimiento de los créditos cursados. En la presentación del proyecto, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, fundamentó su propuesta de carreras de cuatro años en que los alumnos saldrán capacitados para el mundo laboral y no sólo con un formación generalista; en que debemos mirar también al modelo anglosajón de cara a hacer un sistema transparente y comparable; y en la edad a la que los alumnos entran en la Universidad. Como referencia, en Alemania, Italia, Polonia o Suecia el acceso a la Universidad se produce a los 19 años, mientras que en España, Reino Unido, Holanda, Portugal o Grecia se hace a los 18 años. Estados Unidos también se encuentra en este grupo. Existen excepciones como México donde se accede a los 20 años. De todo ello, se deduce que, como norma general, la edad de conclusión de los estudios de Grado y de Máster es similar en todos los países. La propuesta del Ministerio de Educación impone títulos de Grado de 240 créditos, salvo para las carreras sometidas a directiva europea (Medicina, Odontología o Veterinaria, entre otras) y para las que en el ejercicio profesional cuentan con atribuciones específicas reguladas por diferentes ministerios (ingenierías y alguna titulación orientada a la docencia) Esto significa que el ejercicio de las profesiones hacia las que conducen los mencionados estudios exige un mayor tiempo de formación que el propuesto para las nuevas carreras. No obstante, en el caso de las ingenierías habrá atribuciones que residan en el Grado, mientras otras estarán en los másters. De esta manera, el diseño final será muy similar al actual, pese al cambio de denominaciones porque habrá ingenierías de cuatro años y otras de hasta seis, los cuatro del Grado más dos del máster que otorgue la especialización necesaria para desem- La búsqueda de un modelo de financiación de la Universidad que garantice una enseñanza y una investigación de calidad ocupa desde hace largo tiempo a la Comisión creada al efecto. Mercedes Cabrera ha reiterado en los últimos días que, a expensas de lo que dictamine la mencionada comisión, la finan- ciación de las universidades estará vinculada a los resultados que éstas obtengan y que se valorarán mediante las correspondientes evaluaciones. Esa será la propuesta del Ministerio a las universidades y a las comunidades autónomas cuando hablemos de ello Los rectores no han formulado una opinión ofi- Ejercicio profesional Modelo más flexible y más complejo En el modelo vigente en España, la edad de conclusión de los estudios es igual en las licenciaturas e ingenierías superiores (22 años) y algo menor en las diplomaturas e ingenierías técnicas (20 años) Los másters no existen con carácter oficial aunque se ofrecen como títulos propios y suelen durar entre uno y dos años. El Doctorado se prolonga al menos también por espacio de dos años. En el futuro, el alumno que opte por el Doctorado obtendrá el título entre los 25 y los 27 años. La propuesta oficial ha sido calificada por los rectores como una reorientación muy importante sobre lo ya conocido. Esperan que por fin acabe con las incertidumbres que ha vivido la Universidad en los últimos años. Reconocen que se trata de un sistema más flexible que ofrece a las universidades mayores posibilidades, aunque es más complejo y esperan que se clarifiquen las dudas en varias cuestiones, como la referida al curso común para todas las carreras, entre otras. peñar un trabajo concreto, de acuerdo con las atribuciones. Con ello, se atienden las reivindicaciones de las ingenierías, que se han mostrado muy beligerantes durante el proceso de diseño de la propuesta de reestructuración de los estudios universitarios. La iniciativa del Gobierno incluye tres niveles de formación universitaria que se saldarán con los títulos de Grado, Máster y Doctorado. Además, y como novedad, aparece la posibilidad de que el primer curso de las carreras de una misma rama de conocimiento (Artes y Humanidades, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingenierías y Arqui- El sistema planteado permitirá una mejor adecuación a otros, como el de Estados Unidos e Iberoamérica A vueltas con la financiación cial pero sí han puesto de manifiesto que la financiación por objetivos no es una novedad, pues ya se produce a través de los contratos programa. La opinión generalizada en los campus es que el Estado y las comunidades autónomas deben ponerse de acuerdo para garantizar una financiación básica suficiente para todas las universidades, de modo que no existan desigualdades de partida. Y una vez logrado este objetivo, aplicar esos principios de generar financiación adicional según los resultados. Entienden que esto elevará la calidad, hará más competitivas a las universidades y atraerá mayores recursos externos.