Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 10 2006 53 Sociedad ELEMENTOS DE LA LEY DE IGUALDAD Planes de igualdad Las entidades con más de 250 trabajadores deberán incorporar obligatoriamente los planes de igualdad a través de los convenios colectivos. En ellos se incluirán medidas de acceso al empleo, promoción profesional y retribuciones. También, iniciativas contra el acoso sexual. Igualdad laboral Se permite a la mujer adaptar la duración y distribución de su jornada o acumular el permiso de lactancia en jornadas completas. También tendrá derecho a reducir la jornada entre un octavo y a la mitad por cuidado de menores de 8 años o discapacitados. Permiso de paternidad Se reconoce por primera vez y será independiente del de la madre. Su duración se ha establecido en 8 días que se pueden añadir a los dos ya vigentes o a los fijados en el convenio colectivo. Se ampliará a dos días más en casos de parto, adopción o acogimiento múltiple. Políticas Públicas Representación equilibrada entre mujeres y hombres en los nombramientos y designaciones de los poderes públicos. Se garantizará la paridad de ambos sexos en las listas electorales (un 40 como mínimo) excepto en los municipios de menos de 5.000 habitantes. El PP nunca apoyará la paridad de sexos en los consejos de administración de las empresas El Grupo Popular defenderá un permiso de paternidad de tres semanas frente a los ocho días del PSOE b Hoy comparece el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ante la Comisión de Derechos de la Mujer del Congreso para explicar la ley de igualdad M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Que la ley de igualdad entre hombres y mujeres inicie su trámite parlamentario en plena celebración del 75 aniversario del voto femenino en España puede ser tan solo una mera coincidencia de fechas. Lo cierto es que hoy, a petición propia, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, comparecerá ante la Comisión Mixta de Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados para informar de este proyecto estrella del Gobierno. Y hoy también, a las ocho de la tarde, finaliza el plazo- -aunque está previsto que se amplíe- -para que los grupos parlamentarios presenten sus enmiendas a esa iniciativa. Ya desde sus comienzos la ley de igualdad ha tenido que salvar varios obstáculos para llegar a las Cortes, como fueron las duras e intensas negociaciones con los sindicatos, la oposición de los empresarios, las críticas de algunos partidos políticos y los informes del Consejo de Estado y del Consejo Económico y Social cuestionando algunos aspectos. Hasta el punto que el Ejecutivo se ha visto obligado a introducir algunas recomendaciones de estos órganos en el texto legislativo. las listas electorales. El propio Gobierno- -dice la portavoz- -no exige este requisito en los municipios de menos de 5.000 habitantes, precisamente en los ayuntamientos donde resulta más difícil que se incorpore la mujer a la política Y para defender esa posición, la diputada popular no olvidó recordar que España es el cuarto país de la Unión Europea y el séptimo en todo el mundo, con mayor representación femenina en el Parlamento Aún así, a juicio del PP, una de las formas para corregir la desigualdad de sexos en la esfera política, es incrementar las subvenciones electorales que reciben los partidos políticos en función de los escaños obtenidos por mujeres. Y otra manera sería ampliando los espacios gratuitos en los medios de comunicación durante las campañas electorales para aquellas candidaturas que presenten más número de féminas. También el PP desea mejorar una de las grandes novedades que establece la ley: el reconocimiento por primera vez del permiso de paternidad independiente del de la madre por un periodo de ocho días que se pueden añadir a los dos días actualmente vigentes. Los populares consideran que debe extenderse pues de la forma que está planteado ahora en el texto es raquítico y simbólico Como mínimo estiman que el padre debería disfrutar de tres semanas (cuatro proponen las asociaciones de mujeres) aunque reconocen que va a tener un coste económico importante Propósito de consenso Desde luego, consensuar los puntos más polémicos de esta ley no va a suponer una tarea nada fácil para el Gobierno. Aunque el partido mayoritario en la oposición, el PP, explicó ayer- -a través de su portavoz en la Comisión Mixta de Derechos de la Mujer, Susana Camarero- -que está dispuesto a tender la mano al Gobierno para alcanzar un acuerdo también dejó claro que nunca apoyará las medidas más negativas. Entre ellas, la portavoz popular criticó, sobre todo, el hecho de que se imponga por ley la paridad entre sexos en Permisos de paternidad de tres semanas es una de las pretensiones del PP los consejos de administración de las empresas, una de las iniciativas más polémicas que recoge el texto y que cuenta con la oposición frontal de la CEOE. Ya en su momento, el Gobierno tuvo que dar marcha atrás y suavizar esta medida ampliando de cuatro a ocho años el plazo fijado para esa adaptación y eliminando la exigencia de que cada año se incorporara un cupo del 10 por ciento de mujeres a esos órganos directivos. Para el PP la mejor opción sería instar a las compañías a que persigan HERAS Mejoras en la maternidad De conseguir introducir sus enmiendas, los populares también podrían mejorar la situación de las madres. Así proponen ampliar el permiso de maternidad de las 16 semanas actuales a 24 para las mujeres que tengan su tercer hijo y sucesivos e incentivar que los hombres también participen de esa etapa. Además, creen positivas otras iniciativas como el impulso de guarderías en empresas, la creación de un fondo nacional para guarderías o flexibilizar los horarios en las empresas para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral. ese objetivo, pero nunca obligándolas a través de una ley. En todo caso, este grupo político defiende como mejor propuesta, para fomentar la participación de la mujer en el mercado laboral, ampliar los incentivos y bonificaciones en la contratación y en la Seguridad Social. Tampoco los populares darán el visto bueno a la obligación de establecer planes de igualdad en las empresas con más de 250 trabajadores, ni a la imposición legal -en palabras de Camarero- -de impulsar la paridad de sexos en