Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2 10 2006 59 Toros FERIA DE OTOÑO OTRAS PLAZAS Una corrida de agosto en el abono Monumental de las Ventas. Domingo, 1 de octubre de 2006. Segunda corrida. Tres cuartos de entrada. Toros de El Sierro, gigantescos y serios, inválidos y mansos, algunos con guasa; un sobrero de Torres Gallego (6 bis) de imponente trapío y buen juego por el izquierdo. Curro Díaz, de nazareno y oro. Estocada (palmas) En el cuarto, estocada desprendida (ovación) Iván García, de azul marino y oro. Cuatro pinchazos y descabello. Aviso (silencio) En el quinto, estocada atravesada y descabello (silencio) Luis Bolívar, de verde esperanza y oro. Pinchazo bajo, estocada y tres descabellos (silencio) En el sexto, estocada desprendida (leve petición y vuelta al ruedo) Hellín (Albacete) El Fandi y Talavante salen a hombros ABC. Toros de Gavira. Rivera Ordóñez, ovación y oreja. El Fandi, oreja y oreja con petición. Alejandro Talavante, dos orejas y ovación. Las Rozas (Madrid) Valverde corta dos orejas ABC. Toros de Charro de Llen, mansos. Perlaza, oreja y silencio. Javier Valverde, oreja en ambos. Fernando Cruz, ovación y silencio. Úbeda (Jaén) El mayoral de Joselito y la terna, por la puerta grande ABC. Toros de Joselito; el 2 premiado con la vuelta al ruedo. Dávila, tres orejas. César Jiménez, tres orejas y rabo. Manzanares, oreja en ambos. ZABALA DE LA SERNA MADRID. No sólo se han ventilado la corrida de Victorino de otoño, su máximo atractivo durante una década, sino que para compensar al abonado han reservado durante todo el verano los toros de El Sierro, una corrida de agosto. Pero Taurovent es así. Prefirió ceder los victorinos a la Comunidad de Madrid para su miniferia del 75 aniversario y obsequiar a la afición con un generoso derroche monetario y traer los gloriosos sierros de ayer. ¿Cómo agradecer semejante detalle a Choperita y compañía? Yo le daría la plaza otra vez para que demuestren las bondades de su gestión que pregonan los voceros lacayunos. Porque hasta la fecha parece que no les ha dado mucho tiempo... Colaboró en el sin par éxito de la tarde el inigualable presidente Trinidad. ¡Ay, Trinidad, qué calamidad! A la gayumbada estival de tan prestigiado y bravo hierro le fallaron las fuerzas con estrépito dentro de sus desmesuradas hechuras. Y ahí apareció Trinidad dispuesto a privarnos hasta última hora de contemplar el sobrero de Torres Gallego, que suena a marisquería pero que, según el programa, es una ganadería. El palco provocó el alzamiento de los tendidos. Bueno, se diría don Trini, más gordas las he hecho y no passsa nada. Fabulosa la bronca a la muerte del cuarto. Y Curro Díaz con cara de circunstancias y desilusión. Algún que otro muletazo, como un trincherazo soberano, se tragó de vez en cuando el bueyuno, en el aire de arar de sus primos del campo, de sus cluecos colegas lidiados. Díaz, que se expresa con torería, hizo sus cosas a media altura con el que rompió plaza, de paupérrimo poder aunque con unos gramos más de clase, imposibles en sus claudicantes condiciones. Algemesí (Valencia) Triunfal cierre de feria con los cebadas FRANCISCO PICÓ. Lleno. Novillos de Cebada Gago; el 4 premiado con la vuelta al ruedo. Benjamín Gómez, pitos y dos orejas. Alberto Lamelas, oreja y oreja. El rejoneador Genaro Tent, dos orejas. Espectacular pase de pecho de Luis Bolívar, que dio la única vuelta al ruedo nas. Pedro Calvo y Domingo Navarro, con los palos, y mi tocayo Vicente Yestera, en la brega, lo bordaron. El colombiano se agarró al piso y con el péndulo abrió faena en la boca de riego. El tipo se encajó y rápidamente ofreció la izquierda, y desde ahí, enganchando los viajes por delante, dejándosela en la cara, se hundió en ligados naturales de mucho peso; por derechazos toreó despacio, pero el toro no humillaba igual. Se arreó todavía otro chute de adrenalina y se fajó por manoletinas; la espada se desprendió un tanto de la cruz. La impresión fue que la gente se había desconectado; la vuelta al ruedo surgió tan pura como las esmeraldas de Colombia. Nada de nada, más que salvar el pellejo con arrestos, sacó en limpio del pérfido y gigantón tercero, que embestía embarullado de mala leche. EFE Iván García se estrelló con un tremendo segundo, cuesta arriba y alto como el desaparecido edificio Winsor, también para quemarlo. García realizó un tercio de banderillas de menos a más, después de un quite de escalofrío de Luis Bolívar, como tafalleras de espaldas. El rubio torero de Móstoles puso todo de su parte desde los estatuarios iniciales; le quiso quitar querencias, alejarle de las tablas, hasta que se rajó irremisiblemente. Valeroso volvió a mostrarse con el feísimo quinto, que además aportó su guasa y sus ideítas perversas. Esta vez metió el brazo con la espada a la primera. Más que digna esta terna de esperanza, estrellada por unos señores indignos de Madrid que aún esperan volver. Película de Oscar. Arnedo (La Rioja) Deslucida novillada BURLADERO. Novillos de Marqués de Domecq, deslucidos. Sergio Serrano, silencio y saludos. Nuno Casquinha, vuelta y silencio. David Esteve, saludos y silencio tras aviso. Olmedo (Valladolid) Éxito de Chaves y Castaño EFE. Toros de Peralta. López Chaves, ovación y dos orejas. Javier Castaño, oreja y oreja. Leandro Marcos, saludos en ambos. Guadarrama (Madrid) Daniel Luque brilla ABC. Novillos de Pedrés. Daniel Luque, silencio y dos orejas. Chechu, silencio y saludos. Salvador Fuentes, vuelta al ruedo y silencio. Valera de Abajo (Cádiz) Bolívar, con mucho peso Trinidad ya no aguantó más protestas, y con menos argumentos que en toros anteriores asomó el pañuelo verde con el sexto. Resulta que el reserva de Torres Gallego, una ganadería, no se olviden, era un tío de cinco años, colorao, con dos pitones de pavor y, al menos, lámina de toro de lidia en lugar de buey. Y a esa línea respondió. Bolívar anduvo en todas sus intervenciones soberbio con el capote- -hubo un par de medias verónicas extraordinarias por arrebujadas- -y se apretó por chicueli- Juan José Padilla se niega a matar un toro ABC. Juan José Padilla se negó a matar el primer toro de Galache al salir de chiqueros con una cornada y una lesión en una pata, según informa burladero. El público protestó, pero el presidente lo mantuvo en el ruedo y el jerezano se metió en el callejón entre la ovación de la gente. Fue apuntillado por su cuadrilla. En el cuarto, Padilla cortó un rabo; Víctor Puerto, tres orejas, y Canales Rivera, dos orejas y silencio.