Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid LUNES 2 10 2006 ABC Los vecinos de Carabanchel y Latina llevan lustros pidiendo que la cárcel le sea útil al barrio. Ayer lo repitieron desde dentro Protesta vecinal entre rejas TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOGRAFÍAS: FRANCISCO SECO MADRID. Okupada decenas de veces, sucia, destartalada, cayéndose a pedazos... así está hoy la cárcel de Carabanchel, un centro penitenciario que forma parte de la historia de España pero que cerró sus puertas como tal en 1998. Desde entonces, los vecinos de la zona no han dejado de reivindicar los terrenos que ocupa para equipamientos. Y han chocado con el no de administraciones de todos los niveles y colores. Ayer se colaron dentro y repitieron su petición, porque no piensan rendirse. El edificio está muy abandonado en él entra quien quiere y así pasa lo que pasa se han llevado de todo, desde las puertas a las tuberías y los cables eléctricos Lo denuncian los vecinos de Latina y Carabanchel, los dos distritos con los que hace frontera la cárcel. Son de los más poblados de Madrid: entre los dos acumulan más de 500.000 habitantes explica Antonio Abueitah, portavoz vecinal de Aluche. Para todos esos vecinos, el hospital de referencia al que tienen que acudir cuando lo necesitan es el Clínico, junto a la plaza de Cristo Rey, que está fuera del área sanitaria a la que pertenecemos: de la que estaba en vigor hasta ahora y de la nueva también De símbolo carcelario a paraíso okupa La prisión de Carabanchel se abrió en el año 1940. Durante sus primeros años, fue utilizada fundamentalmente para internar a los represaliados por el régimen franquista. Sus primeros presos participaron en la construcción del edificio. Entre sus ocupantes, estuvo el ex secretario general de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, que ingresó en 1973 con una condena de 20 años de cárcel. También pasaron por Carabanchel políticos como Jordi Solé Tura y Simón Sánchez Montero. La prisión cerró a finales de 1998. Los más de 2.000 internos que todavía quedaban allí fueron repartidos entre las cárceles de Soto del Real y Aranjuez. Desde entonces, sus instalaciones se han ido deteriorando, a medida que se reducía la vigilancia sobre la instalación, hoy paraíso de okupas El aspecto del recinto es desalentador: sucio y con evidentes signos de abandono pan una pequeña parte. El resto de la parcela está destinada a convertirse en pisos: 1.300 viviendas de precio libre, que financiarán futuras operaciones de política penitenciaria en otros puntos de la geografía nacional. Como todo Cantabria ¿Alguien puede imaginarse que una ciudad del tamaño de dos veces Alicante, o tan poblada como toda la provincia de Cantabria, no tuviera un hospital en su término? Es lo que ocurre con estos dos distritos. Cerca está el hospital Gómez Ulla, pero es militar y no de uso civil- -aunque un convenio firmado en 2005 le obligaba a ceder 500 camas para uso público- Un centenar de residentes asaltaron ayer pacíficamente las instalaciones penitenciarias. Su objetivo era doble: por un lado, denunciar la situación del lugar, que no cuenta con ninguna vigilancia y es okupado periódicamente. Por otro, poner en evidencia el penoso estado en que se encuentra la cárcel: sucia, llena de grafittis y en evidente abandono. Los vecinos se indignan porque, mientras esto ocurre, ellos siguen necesitando equipamientos sociales, y sobre todo ese hospital que desearían ver funcionar en el centro penitenciario. En el lugar funcionan ahora las dependencias de la comisaría de Latina y de la Brigada de Extranjería, que ocu- Aquí entra quien quiere; se han llevado de todo, desde las puertas a las tuberías o los cables tán desmantelando poco a poco. Entra cualquiera, y se lleva las tuberías, las puertas, se han llevado hasta los cables... se lamentan. Sus peticiones las dirigen a todos los Entre administraciones Los vecinos no se resignan: Llevamos pidiendo que instalen aquí un hospital desde antes de que la cárcel se cerrara; vemos cómo pasa el tiempo, y las administraciones se pasan la pelota unas a otras, pero no hacen nada, y esto lo es-