Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional LUNES 2 10 2006 ABC Los socialdemócratas austríacos dan la vuelta a las encuestas y ganan por la mínima El dirigente del SPÖ abre la puerta a una gran coalición o a un gobierno con Los Verdes b La mínima diferencia de 1,5 pun- tos entre las dos grandes formaciones deja al voto por correo, 7 por ciento, la última decisión sobre la victoria en las urnas ANTONIO S. SOLÍS. CORRESPONSAL VIENA. Finalmente hubo vuelco electoral. Ni las encuestas en contra, ni el escándalo financiero del sindicato socialista, ni siquiera su tan comentada falta de carisma, han impedido que el candidato socialdemócrata, Alfred Gusenbauer, gane las elecciones generales en Austria. Si bien es cierto que la ventaja respecto al Partido Popular (ÖVP) del canciller Wolfgang Schüssel es de apenas un punto y medio, el resultado ha sido toda una sorpresa para el Partido Socialdemócrata (SPÖ) Con el 35,7 por ciento de los apoyos electorales y 68 escaños, Gusenbauer tiene la posibilidad de ser el décimo canciller de la II República austriaca, aunque para ello tendrá que encontrar un compañero de coalición que le garantice el apoyo necesario. Gusenbauer citó ayer a Los Verdes y al propio ÖVP como sus posibles aliados. En cualquier caso la quiniela de los pactos puede depender del recuento de los 400.000 votos por correo (el 7 por Haider sólo salva la cara en su feudo, Carintia A. S. S. VIENA. Aunque alejado de la política nacional, Jörg Haider sigue jugando un papel esencial en la supervivencia de su actual partido. El BZÖ, la Alianza para el Futuro de Austria, fundada por él en abril de 2005 se enfrentaba en estas elecciones a un fracaso electoral que sólo se ha evitado gracias al electorado de Carintia. El ascendente del ultranacionalista Haider en este estado federal, del que es gobernador, ha permitido al BZÖ, en principio, salvarse de la quema. Casi la mitad de sus sufragios los han obtenido allí, donde, con el 25,4 del apoyo electoral, el BZÖ es la segunda fuerza más votada. A nivel federal, esta formación, que forma parte del gobierno de coalición con el Partido Popular, ha obtenido sólo el 4,2 por ciento de los votos, estando a punto de quedar fuera del Parlamento. Alfred Gusenbauer (izda. comenta con Wolfgang Schüssel la jornada electoral ciento del censo electoral) que puede traer alguna sorpresa. De momento, los resultados oficiales daban ayer al ÖVP 66 escaños, una fuerte debacle para los populares que pierden 13 asientos en el Nationalrat. fuerza política. A este lugar aspiraban Los Verdes (10,5 por ciento y 20 escaños) que todavía confían en mejorar sus resultados. No sería la primera vez que los ecologistas ganan un escaño gracias al voto a distancia, aunque aún así la opción de una coalición con los socialistas seguiría siendo matemáticamente inestable. A quien el voto por correo puede darle un disgusto es al gubernamental BZÖ. El partido fundado por Jörg Haider tras su salida del FPÖ está, con un 4,2 por ciento de los La xenofobia recupera impulso Por su parte, el discurso nacionalista y xenófobo del FPÖ ha vuelto a encontrar eco en el electorado austriaco, logrando el 11,2 por ciento de los votos (21 escaños) y situándose como tercera Los principales candidatos nacionalistas ocuparán los tres asientos del Gobierno de Bosnia ABC SARAJEVO. Los principales candidatos nacionalistas se impusieron ayer en las elecciones presidenciales de Bosnia Herzegovina, una república balcánica que permanece dividida étnicamente, once años después de más sangriento conflicto en la Europa de la posguerra. Una vez escrutado el 50 por ciento de las papeletas, los primeros resultados muestran que Nebojsa Radmanovic, Haris Silajdzic e Ivo Miro Jovic se sitúan en cabeza para ocupar la presidencia tripartita del país, compuesta por un serbio, un croata y un musulmán. Con esa mitad del voto contabilizados, funcionarios electorales señalaron que Nebojsa Radmanovic, de la Unión Independiente de Socialdemócratas, el partido del actual primer ministro serbio, Milorad Dodik, representará a los bosnios ortodoxos en la presidencia, que se compone de tres miembros. Haris Silajdzic, ex primer ministro del país y partidario de una Bosnia unida, se haría con un asiento en la presidencia en representación der los serbo- croatas. Por último, el tercer asiento en la persidencia del país iría a parar a Ivo Miro Jovic, que ganaría la reelección como representante de Croacia. Las ciudadanía tenía que elegir ayer a sus personajes favoritos para ocupar la compleja administración pública que gobierna el ente surgido tras la guerra. Desde el Acuerdo que puso fin en 1995 al sangriento conflicto, Bosnia está dividida en dos entidades autónomas, una para los serbios y una compartida entre musulmanes y croatas. Ayer se elegía en Bosnia a los tres miembros de la Presidencia tripartita (serbio, croata y musulmán) y además en la República Srpska (serbobosnia) al Presidente. Se elegían también a los diputados del Parlamento central, a los de las Asambleas de las dos grandes entidades autónomas (Federación Croato- musulmana y República Srpska) y a los de las diez Asambleas Cantonales de la entidad compartida entre musulmanes y croatas. La complejidad del sistema electoral y la penuria de medios (Bosnia es uno de los países más pobres de Europa Nebojsa Radmanovic, Haris Silajdzic e Ivo Miro Jovic se sitúan en cabeza para ocupar la presidencia tripartita con una renta per cápita de 1.980 euros) influye negativamente sobre el escrutinio que, según anunciaron las autoridades locales no se espera con fiabilidad hasta hoy lunes. Tampoco había al cierre de esta edición datos fidedignos de participación. Según datos de la Comisión Electoral, a las dos de la tarde habían votado el 31,5 por ciento de los 2,755 millones de ciudadanos. Sin otros detalles, la comisión señaló que en las elecciones generales del año 2002 a la misma hora el porcentaje de participación había sido inferior, lo que hacía sospechar que finalmente la participación superase la de las pasadas elecciones. El número de participantes ha sido muchísimo mayor que en 2002 anunciaba Lidia Korac, representante de la Comisión electoral, al cierre de las urnas. En aquellas elecciones el índice de participación alcanzó el 55 por ciento. Además, en esta nueva convocatoria, además, se incorporaban al cuerpo electoral más de 400.000 nuevos votantes.