Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 LUNES 2 10 2006 ABC Internacional El presidente Lula se dirige a los medios de comunicación después de votar en Sao Bernardo do Campo, en la periferia de Sao Paulo, cuna del Partido de los Trabajadores AP Lula, castigado por la corrupción, bordeó la mayoría absoluta hasta el final del recuento El presidente de Brasil se mantuvo por encima del 49 por ciento en el último tramo del escrutinio de esta edición, con un 90,63 contabilizado, Lula se quedaba en el 49,28 por ciento; Alckmin, reforzado, alcanzaba el 40,95 de los sufragios CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL RÍO DE JANEIRO. Hasta los últimos minutos del recuento de votos no podía saberse si Luiz Inacio Lula da Silva tendría que ir o no a una segunda vuelta para ser reelegido presidente de Brasil. Si superado ligeramente el 50 por ciento del escrutinio el líder del Partido de los Trabajadores (PT) era el más votado pero con un raquítico 47,59 por ciento de los sufragios, el hecho de que el novedoso recuento electrónico comenzase en los estados más reacios a apoyarle hizo que fueran cambiando las tornas. En una de las jornadas electorales más emocionantes de la historia del país, los minutos de escrutinio se convirtieron en una progresión ascendente de Lula que le iba acercando al ansiado 50,01 por ciento con el que se aseguraría la reelección directa. Sin embargo, en el último tramo, el crecimiento se paró. Al cierre de esta b Al cierre edición, con un recuento del 90,63 por ciento, el actual presidente sumaba un 49,28 por ciento, a más de siete décimas de la mayoría absoluta. A continuación, el socialdemócrata Geraldo Alckmin (PSDB) que llegó a estar en la primera parte del recuento a apenas cuatro puntos de Lula, obtenía un resultado mejorado con respecto a las encuestas, con varios puntos más de lo previsto: un 40,95 por ciento. En tercera posi- ción quedaba la ex petista y líder del PSOL (Partido Socialismo y Libertad) Heloisa Helena, con el 6,79 por ciento, y detrás de ella el ex ministro rebelde de Lula, Cristovam Buarque (Partido Demócrata de los Trabajadores) con el 2.72 por ciento. A expensas de si los últimos votos le permitían o no alzarse con la victoria total, el presidente se había visto frenado por el escándalo del dossiergate La marea roja del partido del presidente se evapora en las provinciales V. GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. Con más del 65 del resultado escrutado, quedó clara una débil presencia del PT en los estados: la llamada marea roja del PT gana sólo 3 de los 27. El PT pierde en el llamado Triángulo de las Bermudas de la política brasileña, São Paulo, Río de Janeiro y Minas Gerais, y gana sólo en Acre, Piauí y Sergipe, consideradas regiones periféricas. São Paulo, el mayor colegio electoral del país, sigue siendo bastión de los socialdemócratas. En Río de Janeiro lidera el centrista Sérgio Cabral, del PMDB. Cabral debe enfrentar en segunda vuelta a la juez Denise Frossard, del izquierdista PPS, que apoya a Alckmin. Para los que celebrarán segunda vuelta, el PT sólo tiene posibilidades en Bahia y Pará, y tal vez en Rio Grande do Sul, su antiguo gran bastión, donde disputa punto a punto el segundo lugar, que ni siquiera tiene asegurado. -que no es otra cosa que la compra de carpetas con los trapos sucios de la oposición- tal y como habían augurado los sondeos. A pesar de ello, los brasileños le habían otorgado la victoria más allá de su ausencia en el debate televisivo con los otros candidatos cuando arreciaban las denuncias y a pesar de la publicación el sábado, a 24 horas de que se abrieran las urnas, de una serie de fotos que mostraban los sacos de dinero con los que sus compañeros del PT intentaron comprar los dossieres que contenían, presuntamente, información sobre los actos de corrupción de la oposición. El candidato a la presidencia de Brasil por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) Geraldo Alckmin, lograba superar los pronósticos y dio una zancada en la recta final de la campaña hasta acercarse al 41 por ciento del voto. Es innegable que desde hace tres semanas estoy en una curva ascendente y mi adversario parado y cayendo La ética va a vencer a la corrupción en estas elecciones El ex gobernador de Sao Paulo, realizó estas declaraciones antes de conocer los resultados oficiales. Tras votar en el barrio de Morumbi, en la zona sur de la capital paulista confiaba en las encuestas