Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 2 10 2006 ABC Nacional La voz de los asistentes Ángel Acebes Secretario general del PP Zapatero está cada vez más sólo en su política de debilidad y cesión ante los terroristas. La gente quiere derrotar a ETA Irene Villa Víctima de ETA La negociación sólo ha servido para dar fuerza a la banda cuando ya estaba debilitada. Los vascos vuelven a tener miedo Javier Arenas Presidente del PP- A Ningún andaluz puede entender que a esta manifestación se le pongan trabas y se sea permisivo con las de otro tipo Teresa Jiménez- Becerril Hermana de Alberto Jiménez- Becerril Es coherente que no estén Chaves ni el alcalde. Sería una farsa que abrazasen a una víctima cuando la están traicionando a sus espaldas Las banderas constitucionales fueron el emblema que más se vio ayer en la multitudinaria manifestación de Sevilla RAÚL DOBLADO La quinta gran manifestación de las víctimas lleva a Sevilla el clamor contra el proceso Ni Chaves ni el alcalde asistieron a una convocatoria secundada por decenas de miles de personas b Los manifestantes pidieron a gritos (muchos decibielos por encima de lo permitido) la dimisión de Zapatero bajo el lema Rendición en mi nombre no F. A. SEVILLA. En silencio, desde muy muy temprano, ya había gente en la esquina del Palacio de San Telmo. Allí comenzó, a las 12,35 de la mañana, la multitudinaria manifestación que la AVT había convocado contra del terrorismo, es decir a favor de la paz. Por eso las palomas blancas que habitan en la antigua corte de los Montpensier estaban inquietas y atentas. Era el único signo vivo de un edificio oficial, representativo y cerrado, lleno de grúas paradas. ¿Cuarenta mil, cincuenta mil, más? Nunca sabremos el número exacto de manifestantes, de Sevilla y venidos de todo los puntos de España. Sí es cierto que cuando la cabecera llegó, sobre la una y veinte del mediodía, al otro extremo, es decir, a la glorieta de los Marineros Voluntarios, la masa de participantes, como un gran termómetro humano, cubría todo el espacio del Paseo de las Delicias, entre el puente de San Telmo y el de los Remedios. Hombres, mujeres, niños, familias enteras seguían llegando toda la mañana por los distintos accesos hasta la zona acotada. Piden la paz. No la del proceso sino la de verdad, la de la no claudicación, después de una semana triste para las víctimas. Primero, por la actitud cicatera mezquina para muchos) de la Delegación del Gobierno y del Ayuntamiento de Sevilla, y, sobre todo, por la decisión del Parlamento Europeo, impulsada por el PSOE, de dar refrendo a la negociación con ETA el próximo 25 de octubre. Ya está el conflicto internacionalizado como exigían los terroristas. Una claudicación, en opinión de la AVT. La manifestación no es sólo la que avanza, sino también la de aquellas personas que están quietas pero que participan con su presencia detrás de las vallas o de las cintas que cercan la zona. Rendición, en mi nombre no dice una de las pancartas, y lo suscri- El malestar por la llegada de la negociación con ETA al Parlamento Europeo estuvo muy presente ben los que caminan entre la tapia de los jardines de San Telmo y el muelle revuelto de adoquines: Francisco José Alcaraz presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Irene Villa, que sufrió el terror en su cuerpo; la hermana del concejal sevillano asesinado por ETA Teresa Jiménez- Becerril, muchos miembros de la asociación y los miles de personas que los arropaban en su exigencia de memoria, dignidad y justicia. Organización perfecta. Los decibelios venían de la voz humana y del piano; fueron los dos únicos intrumentos sonoros, los más bellos que se utilizan para la música, sólo alterados por el zumbido de los helicópteros. En la glorieta de los Marineros Voluntarios piden por megafonía un minuto de silencio, y el silencio fue profundo; sólo se sentía en la piel de los asistentes. Pero lo que vino después