Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Deportes DOMINGO 1 10 2006 ABC Dicen ser los más inteligentes del mundo, pero son como niños. Kramnik no se presentó a la quinta partida y ha paralizado el Mundial de ajedrez porque debe acudir al baño de mujeres y compartirlo con Topalov, que le acusó de ir al retrete para recibir consejos... Jaque mate al water closet TEXTO: TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Es verídico. Les aseguramos que esta historia no es un guión de un programa del corazón ni un capítulo de Yo soy Bea Kramnik y Topalov, los dos mejores ajedrecistas del universo, acaban de tirar por la borda, mejor dicho, por el retrete, toda esa fama de cerebros insuperables que la parafernalia del ajedrez les concede con demasiada frivolidad. Sus propias acusaciones y negaciones, que enjuician la posible obtención de consejos cuando se acude al servicio (WC) en plena partida, desvelan que, en el fondo, sus triunfos son cuestión de equipo, no de un cabezón al que no se le puede rechistar con inteligencias del montón. Torres más grandes han caído. Y alfiles. Esta no es una tira cómica de aquí hay tomate pero lo hay. El maestro ruso Vladimir Kramnik amenazó con retirarse del Campeonato Mundial de Ajedrez porque, cuando la vejiga o el intestino grueso aprieten, tiene la obligación de dirigirse al cuarto de baño de las damas- -negras o blancas- -y vigilado por los jueces de la final. El mismo water closet que utilizará su enemigo, el búlgaro Vesselin Topalov, culpable de esta tragicomedia. Servicio unisex sin vídeo El Comité de Apelación de la Federación Internacional de Ajedrez tomó esta decisión después de que Topalov se quejara de las cincuenta visitas al baño que Kramnik realizaba en las partidas. Protestó bajo el argumento de que su rival recibía en el retrete información para continuar la partida, ya que el servicio es el único lugar de la sala donde no hay vídeo de vigilancia. El vídeo demostró que su contrincante solamente acudió veinticinco veces a su toilette individual, pero la denuncia fue admitida. El ruso mandaba con un 3- 1 a su favor antes de que entrara en vigor el servicio unisex una concesión en favor de la sospecha que provocó su retirada provisional. Se negó a disputar la quinta partida. Una huelga de cerebros caídos que permitió a Vesselin colocarse con un 3- 2. Es la única forma que ha encontrado Topalov para vencer al meón Yo no he firmado para participar en un reality- show no permito que el equipo rival me siga a todas partes con un cronómetro en la mano señalaba Vladimir. No le daré la mano ni al principio ni al final de las partidas, porque hace trampas adujo el búlgaro. Será porque los dos, ahora, se limpian con el mismo papel higiénico. Y esto huele muy mal. El presidente de la Federación Internacional, Kirsan Ilyumzhinov, se lavó ayer las manos en otro baño y decidió la interrupción de la final hasta que ambas partes aprueben unas nuevas condiciones. El acusado aceptó por fin el precinto de su servicio para que fuera inspeccionado y aprobó la utilización compartida del water closet femenino. Finalmente, los dos maestros confirmaron que el Mundial continuará disputándose, hoy o mañana. El máximo responsable del ajedrez les convenció de que no podía permitirse que un váter destrozara todos los es- Topalov, fuera del servicio, espera a Kramnik, que no se presentó a la partida fuerzos realizados para que el campeonato volviera a unificarse, después del cisma provocado por Kasparov en 1993. El problema por solventar es que Kramnik solicita que la partida perdida por incomparecencia sea anulada y que vuelva a jugarse a partir del 3- 1, además de exigir la sustitución del Comité de Apelación. AP Chamburcy de fresa: mueve el alfil Les he pedido que alcancen un compromiso- -subrayó Ilyumzhinov- pues está en juego nuestro prestigio Esta guerra de niños grandes es original, pues nunca se había jugado el El ruso ha admitido que su toilette sea precintada para una inspección En 1978, Korchnoi ya denunció que los yogures que servían a Karpov eran consejos Mundial desde el excusado, pero no es sorprendente. Es el último capítulo de la telenovela histórica que rodea al ajedrez. Kasparov, Karpov y Korchnoi también protagonizaron comedias merecedoras de un Óscar. Al menos una de yogures y otra de psicólogos. En la segunda partida del Mundial de 1978, Korchnoi presentó una protesta oficial contra Karpov al considerar que a su adversario le servían yogures de sabores diferentes en pleno juego, que significaban los movimientos a ejecutar. Para que lo entiendan: si le ponían un Danone blanco, le aconsejaban que atacara con el caballo; si le traían un Chamburcy de fresa, le pedían que moviera el alfil; y si el Yoplait era de vainilla, le inducían a quemar dos peones para encerrar a la reina. Una década más tarde, en la guerra Karpov- Kasparov- -que comenzó en 1985 y murió con la anarquía de 1993- la madre de Kasp acusó a Karp de utilizar psicólogos en la sala que intentaban desequilibrar a su niño bonito. Ahora, un retrete da jaque mate al Mundial. El WC (World Champion) se juega en el WC. Si el inolvidable Román Torán levantara la cabeza...