Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 10 2006 Deportes 101 CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE CHINA La lluvia impulsa a los equipos Michelín y frena a Schumacher y los Bridgestone. El campeón del mundo y Fisichella se exhiben los más rápidos. Definitivamente, somos lentos sobre suelo mojado. Se vio en Hungría y se ve ahora se queja el alemán El campeón reclama a De la Rosa en McLaren Lo dijo primero públicamente, utilizando el eco de los medios, y desde hace días lo ha hecho llegar a sus futuros jefes en conversaciones privadas. Fernando Alonso ha sugerido, reclamado o llámese como se quiera, a McLaren que Pedro Martínez de la Rosa sea el segundo piloto de la escudería en 2007. Considera que su experiencia puede ser clave para un buen rendimiento en años venideros. De la Rosa conoce el coche como nadie por su trabajo sobre todo como probador y ahora como piloto titular, y también conoce los modos y maneras de la factoría de Woking. Ron Dennis ya conoce las preferencias del actual campeón del mundo a la hora de deshojar la margarita. El patrón de McLaren aún no ha entregado el segundo volante. Duda entre su protegido, el cachorro inglés Lewis Hamilton- -una apuesta por el riesgo, el talento y la juventud- la serena velocidad del experto De la Rosa o, menos probable, la sorpresa de Gary Paffet, el otro probador de la escudería. Agua bendita para Alonso JOSÉ CARLOS CARABIAS SHANGHAI. Sólo hay un parámetro que, afortunadamente, escapa a las telemetrías, a cualquier programa informático, al sancta sanctorum datos y datos asaltando los cerebros de pilotos, ingenieros y, en menor medida, aficionados. El tiempo. Aunque todo se andará, que los equipos ya disponen de radares capaces de determinar si habrá lluvia o viento quince minutos antes de que llegue, todavía no hay mente humana con olfato para desafiar a la sabia naturaleza. ¿Cómo será de copiosa la lluvia? ¿Cómo medir su intensidad a una hora concreta sobre un punto exclusivo? ¿Y la absorción del secado de la pista? ¿Cómo calcular todo eso en minutos y segundos? Anticiclones e isobaras juegan de momento a favor de Fernando Alonso, cuya posición ha quedado claramente fortalecida en los dos primeros días en China. Llueve en Shanghai y el español logró la sexta pole de la temporada. En síntesis, la evolución del rendimiento de los neumáticos 2006 queda retratada así. Bridgestone arrasa con el calor y sufre con el frío. Como las lagartijas, animales de sangre congelada, clientes de los cincuenta grados. Eso quedó claro en Magny- Cours, territorio Renault asaltado por Schumacher, en Hockenheim, en Monza, donde finalmente dio un mordisco al campeonato. Pero también quedó clara la simetría a la inversa. En Hungría se anunciaban cuarenta grados y la lluvia regaló una carrera espectacular de Alonso, del 15 al 1. Y la misma apariencia enseña Shanghai. Llegan las hordas de Ferrari, atronaban los altavoces. Apártense mosquitos, clamaban cielo y tierra, paso a Schumacher y sus ruedas invencibles. Han caído cuatro gotas en el Lejano Oriente y se ha consignado el fin de la abundancia. Sin calor, Ferrari no es Alonso fue un coloso bajo la lluvia del circuito de Shanghai tan fiero como se pintaba. Y siempre la misma historia. Detrás de motores y aerodinámicas afilados hasta el límite del reglamento o más, siempre queda la misma clave para entender el estado de las cosas. Los neumáticos. Esto recuerda a las viejas travesías de los colonos en el Oeste o los peregrinos en la Edad Media. Alonso ha superado la franja del sol, el periodo tor- AP mentoso, un verano convertido en pesadilla, y enfila ahora confiado el camino hacia el otoño, promesa de climas más suaves, bondadosos con sus neumáticos Michelín. Un solo coche con neumáticos Bridgestone ingresó entre los diez primeros de la tercera tanda de la contrarreloj. Fue el Ferrari de Michael Schumacher, que se había quedado fuera a fal- ta de treinta segundos y apuró la sesión para salvar los muebles después de montar gomas mixtas (agua- seco) cuando paró el chaparrón. Si hubiera seguido lloviendo a cántaros, el alemán no pasa el corte. Todos los demás, Renault, Honda, McLaren y BMW son clientes de la marca del muñeco. La eficacia de Michelín se concentra en la respuesta de Renault. Alonso, primero, y Fisichella, segundo. Definitivamente somos muy lentos- -se quejó esta vez Schumacher- Ya se vio en Hungría y se ve ahora. No somos competitivos con el suelo mojado Alonso se afeitó la perilla antes de la lluvia, ahora que las televisiones de medio mundo mostraron el montaje del pirata Sparrow, y fue directo al grano. Michelín nos han dado unos neumáticos invencibles en agua