Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía DOMINGO 1 10 2006 ABC OPINIÓN LAS CLAVES POR CRESO CADENA DE ENGAÑOS EN LA OPA a guerra por el control de Endesa se ha convertido en una cadena de engaños, en la que cada personaje que se incorpora a la trama representa los dos papeles, el de burlador y el de burlado, según el momento de la historia en que le toca ser protagonista. En el origen, Antonio Brufau, presidente de Repsol, considerado el ministro del Petróleo durante el mandato de Montilla y cerebro gris del asalto a la eléctrica, engañó a Ricardo Fornesa, presidente de La Caixa y a su director general, Isidro Fainé, al convencerles de que la operación sería un paseo militar. Un proyecto sencillo y barato Este último punto- -el del precio- -fue el que terminó de convencer a los máximos responsables de la caja catalana. Ya lo dijo Cuevas, aunque no sea políticamente correcto: opa a la catalana, pero las cosas son así, los andaluces son más graciosillos o los del norte más brutos. ¡Qué se le va a hacer! Fornesa y Fainé, con el apoyo de Brufau, engañan a Montilla, el entonces ministro de Industria, que de industria no sabía gran cosa, pero sí de estrategia política. El presidente de La Caixa aseguró al ex alcalde de Cornellá que el PP no haría sangre con el asunto (tipo desalojo de Cortina en Repsol) y le convenció para que diera todo L su apoyo a la ofensiva sobre Endesa, invocando la importancia estratégica que tenía el hecho de que la gran empresa energética española del Siglo XXI hablase catalán y estuviera en Barcelona. Luego han tenido que rectificar a fuerza de palos y guerras mediáticas y ahora Fornesa españolea por todos los rincones de la piel de toro, que la red de La Caixa son palabras mayores. Montilla engañó a Zapatero al venderle la fusión de Gas Natural y Endesa como el mejor ejemplo de que Cataluña es más España que nadie. El amigo íntimo del presidente, Javier de Paz, ex compañero en Panrico del actual consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, contribuye al enjuague. Zapatero- en qué hora aseguran que repite desde entonces- -mordió el anzuelo, tal vez porque andaba muy necesitado de argumentos con los que defender su desquiciante posición sobre el Estatut que en aquellos momentos alteraba todo el panorama político nacional. Zapatero, aunque al principio se resiste al ataque de E. ON, termina por engañar a Ángela Merkel, a la que promete que España será neutral ante la opa y deja tirado a Montilla y sus secuaces, Maite Costa y Fernández Segura. A su vez la canciller Merkel engaña al presidente de E. ON, Wulf Bernotat, y le dice que apoyará su desembarco en Endesa. Al final del proceso, como todos, donde dije digo digo Diego dicho de otra forma: Herr Bernotat, tendrás que aceptar el núcleo español ¿Y a quién engaña Bernotat? Pues está claro, el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, único que ha mantenido la coherencia con esa vena almogávar que le caracteriza, pero mucho más a su consejero delegado, Rafael Miranda, que es el que busca en E. ON al caballero blanco para resistir. Los alemanes ven que la mayor eléctrica española es una perita en dulce y en vez de ir a por un 24 hacen una opa por el 100 Pizarro y Miranda, por su parte, engañan al PP para que les apoye en su defensa de Endesa y el partido de Rajoy, aprovechando el Estatut utiliza este asunto para dar al Gobierno por todas partes, pero sobre todo en Competencia y al final incluso en el Supremo, que paraliza la opa de Gas Natural. El PP, como en todo en estos últimos tiempos, se divide, ya que aunque parece que defienden a E. ON tampoco les hace gracia que una alemana se haga con la mayor eléctrica española. El PP en el origen de esta historia y aunque ahora suene a broma, engaña al presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y le obliga a entrar en Endesa en contra de su voluntad para que tome parte en la batalla energética que entonces estaba por llegar. Esa idea, de Rato y su círculo, pero apoyada por Esperanza Aguirre, ha hecho, casi sin querer, millonaria a la caja, que acumula ahora más de 1.750 millones de plusvalías en Endesa. Y Blesa empieza a creerse que la idea fue suya. Y para rematar esta historia de burlas, que todavía no ha terminado, el vicepresidente Solbes consigue engañar a casi todos los actores del folletín y hasta a quien suscribe esta crónica. Con los restos del viejo clan de Chamartín y la inestimable ayuda del comisario europeo Joaquín Almunia, Carlos Solchaga y Pepe Recio hace el diseño definitivo que Zapatero y Merkel terminan por comprarle, y que incluye a nuevos actores como Acciona, y hasta- ¡increíble! -recoge el apoyo del PP. Le pone un lazo al guión y todos a fingir. El plano secuencia es que E. ON será el accionista mayoritario, aunque tendrá que aflojar más pasta porque los Entrecanales le suben la opa. Pero habrá un núcleo estable español, por lo menos de momento, con Acciona de clara referencia, y es posible que con Caja Madrid, aunque venda algo de lo que ahora tiene. Falta un detalle: un guardia que ordene el tráfico en Endesa, que empieza a parecerse al de las obras de la M- 30 Sur junto al Manzanares. ¿Será Pizarro? CON PERMISO PUBLICACIONES vidad u otros... En teoría, este tipo de retribución tiene cada vez más éxito por unos motivos más que razonables. El primero de ellos reside en la motivación personal. Los intereses del dueño de la compañía (los españoles) se confunden con los de su empleado (ZP) ganando todos en eficacia. Pero no sólo eso. Este tipo de ingresos encierra otra ventaja, que se encuentra en la posibilidad que tienen los trabajadores (otra vez el trabajador ZP, en este caso) de inflar su nómina, algo así como una comisión por ventas, o con un bono anual por resultados individuales. ¿Que consigue que España deje de tener el dudoso honor de ser una potencia mundial en déficit exterior? ¿Que logra que los precios de los pisos, o de las hipotecas, dejen de subir de forma desorbitada? ¿Que mejora la productividad? ¿Y también el dato de la inflación? Pues tome usted bonus que te crió ¿Que no? Lo sentimos, señor Rodríguez, pero se queda usted como está. Que vistos los beneficios de la empresa, esa es la nómina y el número de pagas que se merece, ni un sólo euro más. EL SUELDO DEL PRESIDENTE, POR OBJETIVOS CARLOTA FOMINAYA L o haga como lo haga, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cobrará en 2007 la cantidad de 89.303,28 euros, un 2 más sobre los 87.552 euros que ha ingresado este año. Es decir, que el presidente de la mayor empresa del país, esa llamada España cobrará esta cifra acierte en sus designios o no, eso sí, en doce mensualidades y sin derecho a pagas extraordinarias. Además de cobrar relativamente poco (algo así como la mitad de lo que percibe un alto ejecutivo de cualquier multinacional del país) lo iba a llevar claro si, como muchos de estos profesionales, tuviera una retribución variable en función de objetivos concretos pactados, vinculados a la mejora de los resultados de la empresa España a los incrementos de producti- La publicidad contada con sencillez Autores Fernando Ocaña Editorial Maeva Ediciones, 2006 ISBN 84- 96231- 720 ¿Cómo se desarrolla una idea desde que se presenta al cliente hasta que la vemos plasmada? Dando buena muestra de sus dotes de comunicador y partiendo de sus años de experiencia en el sector, Fernando Ocaña nos desvela en este libro muchos de los secretos de una buena agencia de publicidad. Generación marketing Autor Víctor M. Molero Ayala Editorial ESIC ISBN- 10 84- 7356- 455- 3 Este libro expone el evidente impacto del marketing en el mundo, y su uso sin límites a la hora de proponer a los consumidores que compren. Según Víctor M. Molero Ayala, el autor, puede no gustarnos, pero lo cierto es que son de un alcance aún no igualado por ninguna función empresarial.