Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 DOMINGO 1 10 2006 Cultura y espectáculos La francesa Mon fils à moi y la iraní Half Moon se reparten una Concha chapada en oro Juan Diego consiguió el premio al mejor actor del Festival por su trabajo en Vete de mí vo el premio a la mejor actriz y el estadounidense Tom Dicillo fue doblemente galardonado, por la mejor dirección y el mejor guión b La francesa Nathalie Baye obtu- ABC E. RODRÍGUEZ MARCHANTE SAN SEBASTIÁN. Podría decirse que la gran vencedora de esta edición del Festival de San Sebastián ha sido la actriz Jeanne Moreau, presidenta del jurado y más francesa que las dos orillas del Sena, pues en ese intercambio de cromos que suele ser un palmarés se ha llevado un saco lleno: media Concha de Oro para la película Mon fils à moi del francés Martial Fougeron; otra media Concha de Oro para la película iraní (coproducción con Francia) Half Moon de Bahman Ghobadi; premio de interpretación femenina para la actriz francesa Nathalie Baye, y premio del jurado a la mejor fotografía para Nigel Bluck y Crighton Bone, por esta misma coproducción franco- iraní de Ghobadi... Y los demás miembros del jurado se han repartido las escurrajillas como han podido: Isabel Coixet y Manuel Gómez Pereira habrán tenido que coger al vuelo el premio casi obvio de Juan Diego como mejor actor. Sara Driver, tan americana, moderna e independiente como su marido Jim Jarmusch y como Tom DiCillo, quien se lleva los premios al mejor director y al mejor guión. Y los otros tres miembros del jurado, los dos Brunos, el brasileño Barreto y el alemán Ganz, además del portugués José Saramago, que, según publicó algún periódico, andaba como de oyente, pues poco habrán hecho por ahormar el palmarés, acaso sean admiradores de Maradona y hayan visto con buenos ojos darle el premio especial del jurado a la película argentina de Carlos Sorín, El camino de San Diego Aunque, con franqueza, no da la impresión de que el serio Saramago (serio, al menos, de gesto) tenga ni idea de lo que es la mano de Dios La lógica y sus dialécticas Tras esta osada e improbable atribución de papeles entre cada miembro del jurado y cada premio y premiado, se puede analizar el asunto desde otros puntos de vista: Si se atiende a la lógica, veremos un curioso dato. El considerado mejor guión, el que ha hecho Tom DiCillo en Delirious llevado a la pantalla por el considerado mejor director (también Tom DiCillo) misteriosamente no da como resultado la mejor película: Delirius es sólo eso, el mejor guión hecho por el mejor director, y que casualmente estaba interpretado de manera genial por la lamprea huma- Juan Diego y Bahman Ghobadi, los galardonados, junto a miembros del jurado na Steve Buscemi... Es evidente que nos hemos enredado en la lógica. Esa misma lógica nos decía que Nathalie Baye podría ser premiada por su indescriptible y desagradable trabajo de madre castradora de un niño en el apunte de su adolescencia. Nadie dudaba de que ella y su interpretación eran lo mejor de Mons fils à moi Pues, no era lo mejor, y así queda constado en el palmarés: lo mejor, la película. Si en vez de a la lógica se atiende a la oportunidad o a la conveniencia, no hay quien se salte de un brinco el hecho de que a Bahman Ghobadi lo premiaran hace dos años y que lo vuelvan a premiar ahora... ¿Quién convence ya a Ghobadi de que no venga cada uno de los próximos años a recoger su premio? Y algo parecido le ocurre al argentino Carlos Sorín, quien ya acude a este festival con una maleta semivacía para llevarse algún premio, los tiene de todos los colores y metales... En cambio, si se atendiera al provecho o a la utilidad (mirado a premiar al cine propio, al español) no parece que esta edición haya sido especialmente espléndida con la cinematografía española; se han presentado a concurso tres películas y sólo se ha pillado el premio de interpretación, merecidísimo por Juan Diego. Vete de mí tal vez hubiera podido coquetear con algún premio más, pues la película de Víctor García León fue de las más vistas y mejor oídas. Lo que sé de Lola y Las Elías Querejeta fue uno de los protagonistas de la última jornada, con dos documentales; uno sobre él dirigido por Méndez Leite y otro del propio Querejeta acerca de la Guerra Civil española