Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 DOMINGO 1 10 2006 ABC Sociedad Elena Salgado posa en una de las escaleras del Ministerio de Sanidad, a cuyo frente seguiría si no fuera elegida para dirigir la Organización Mundial de la Salud ELENA SALGADO Ministra de Sanidad y Consumo Seguiré como ministra hasta el final de la legislatura si no me eligen directora de la OMS MADRID. Por voluntad propia y con el apoyo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Elena Salgado aspira a dirigir el organismo de Naciones Unidas que vela por la salud mundial. La ministra no lo tendrá fácil. La dirección de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es un codiciado puesto al que aspiran doce países en un complicado proceso de selección del que resulta difícil predecir el resultado. Salgado es consciente de la dificultad y dice no temer el fracaso: Seguiré siendo ministra de Sanidad hasta el mismo día de la elección; si no resulto elegida, seguiré siendo ministra hasta el final de la legislatura ¿Su candidatura fue una decisión personal o una petición del presidente del Gobierno? -Tras la muerte del doctor Lee (anterior director de la OMS) me ocupé en Ginebra de que la organización pudiera seguir funcionando tras el fallecimiento de su primer ejecutivo. Entonces, no pensé en presentar mi candidatura. Aprobada la polémica clonación terapéutica y presentado el esbozo de la futura ley del alcohol, Elena Salgado defiende su candidatura para dirigir la Organización Mundial de la Salud. Es la primera vez que un español opta a este puesto TEXTO: NURIA RAMÍREZ DE CASTRO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO Transcurrido un mes y medio, una ministra europea me comentó que por qué no me presentaba. Y comencé a darle vueltas a la idea; lo hablé con el presidente del Gobierno y nos dimos hasta agosto de plazo para tomar la decisión. Mientras, en el Congreso de Sida de Toronto tuve ocasión de hablar con muchos ministros africanos y ver hasta qué punto era importante una dirección en la OMS que hiciera énfasis en la lucha contra la pobreza y en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio. A finales de agosto le pedí al presidente Zapatero que presentara mi candidatura. -El anuncio coincidió con la salida del ministro de Industria, José Montilla, y la más que probable del de Justicia. El PP lo interpretó como una muestra de la provisionalidad del Gobierno. ¿Lo es? -El presidente del Gobierno ha dicho siempre que los cambios de ministros deben tomarse con naturalidad y yo creo que es un planteamiento razonable. La línea del Gobierno no va a cambiar; las personas podemos ser sustituidas. Ésa es la facultad del presidente. No hay ningún problema porque un ministro sea sustituido por otro y tampoco porque un ministro por encargo de su Gobierno realice otras tareas. Yo re- cibí del PP el apoyo a mi candidatura. No entiendo que ese apoyo tres días después se convierta en críticas irónicas. ¿Por qué España desea dirigir una organización como la OMS? -El Gobierno español actual es un firme defensor de los organismos multilaterales. Creemos que son instrumentos de paz y de seguridad y la OMS es uno de los más importantes. -Sus principales competidores son el ex ministro francés, Bernard Kouchner, cofundador de Médicos Sin Fronteras, y Margaret Chan, actual subdirectora de la OMS. ¿Qué ofrece España frente a ellos? -No creo que se pueda hablar de candidatos favoritos. Para mí todos son excelentes candidatos, y más que diferenciarme de ellos, mi candidatura planteará cuál es mi visión de la organización. Espero que esa visión coincida con la de los países votantes. ¿En qué basará su candidatura? (Pasa a la página siguiente)