Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Madrid DOMINGO 1 10 2006 ABC HIP- HOP Missy Elliott Concierto de Missy Elliott. Lugar: La Riviera (Madrid) Fecha: 25- 9- 2006. LA FÍSICA RECREATIVA DEL RAP JESÚS LILLO Tirso de Molina abre la temporada de la CNTC La Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) abre su temporada en Madrid con la puesta en escena de Don Gil de las calzas verdes de Tirso de Molina; uno de los textos más importantes de nuestro teatro clásico, según el director de la CNTC, Eduardo Vasco, también adaptador y director de esta puesta en escena. Destaca la presencia en el equipo creativo del diseñador Lorenzo Caprile, que debuta como figurinista teatral con esta comedia de enredo. La producción se estrenó en el Festival de Almagro, y con ella cierra la Compañía las celebraciones de su XX aniversario. Su director considera que la obra es el techo de las comedias de enredo M ás que un recital, Missy Elliott programó una función de baile en su primera e improvisada actuación en Madrid. Procedente de una gala de la MTV rusa, la rapera norteamericana pasea estos días por Europa un espectáculo esencialmente televisivo y en el que la música, pregrabada, apenas se escucha: ocho bailarines y cuatro acróbatas acompañan a la autora de Supa Dupa Fly quien, sin medios técnicos para reproducir en vivo el depuradísimo sonido- -contrahecho e hiperproducido- -de sus álbumes de estudio y consola, coge el camino de en medio y se limita a actuar como maestra de ceremonias, en la acepción previa a la irrupción del hip- hop, de una pista circense por la que circulan artistas, fieras y payasos, encargados de escenificar coreografías y cabriolas. Merienda- cena de negros visualmente impecable. Acompañada de un rapero y un pinchadiscos- -bastante plano, de una sola tecla- -que también tira de micrófono, Missy Elliott elige las canciones más ásperas de su discografía, reunidas en un repertorio que le permite dejar a un lado las complicaciones vocales y dedicarse al ejercicio, más sencillo, de gritar a su público versos sueltos, amontonados en un recital de estímulos groseros y de muy baja definición. Work It Get Ur Freak On o Lose Control se convierten así en el argumento de un concierto en el que la rapera muestra su lado más viril y sacrifica las delicadas derivas soul que han hecho de su obra una de las más innovadoras del último pop. El arrumaco sexy da paso al sexo de acción y de muy pocas palabras mientras los bailarines de la compañía se tocan la entrepierna. Hubo quien esperaba que Missy Elliott interpretase con buenas maneras y alta fidelidad las canciones- -inorgánicas, hechas a máquina; cine y no teatro- -con las que en los últimos años ha ido trazando la línea discontinua que lleva del hiphop a los géneros clásicos de la música negra americana. Sonada decepción. La airada, primaria y acelerada relectura de las piezas más extremas de su catálogo representó, en cambio, la excelente trama de un espectáculo, de naturaleza televisiva, con el que proyectar la violencia física del rap y la capacidad de este género para hacer de sus artes aplicadas algo más que el extra de un concierto discutible. FRANCISCO SECO Los sótanos del Conde Duque acumulan, en una exposición que abrió ayer sus puertas, multitud de recuerdos originales relacionados con aquel que fuera, durante ocho años, el último jefe de Gobierno de la II República Desmontando la leyenda sobre Negrín TEXTO: ANTONIO VILLARREAL MADRID. Un Zeiss alemán de 1918, un mosquete Mauser mexicano de 1916, un estalagmógrafo o una ametralladora Hotchkiss son objetos con los que el fisiólogo y político Juan Negrín estaba bastante familiarizado. Algunos eran armas, y otros, mero instrumental médico de principios de siglo. En cualquier caso, entre ambos extremos discurrió la vida de un hombre marcado por la controversia lógica de haber vivido en una de las etapas más convulsas de nuestra historia reciente. Por ese mismo motivo, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) organiza estos días en el Centro Cultural del Conde Duque la exposición Juan Negrín. Médico y Jefe de Gobierno con motivo del cincuenta aniversario de la muerte de este histórico personaje en su exilio parisino. Como fisiólogo, Negrín encarnó el eslabón generacional entre el maestro Ramón y Cajal y el discípulo Severo Ochoa, demostrando un nivel parejo de brillantez en las universidades alemanas de Kiel y Leipzig. Una parte de esta retrospectiva simula verazmente el laboratorio que el doctor Negrín tenía en la Residencia de Estudiantes, organismo al que llegó gracias a Ramón y Cajal en 1916. Una insólita foto de Federico García Lorca inclinado sobre un microscopio (Zeiss) en el laboratorio original revela el grado de verosimilitud alcanzado en el montaje de esta exposición, que incluye además muchos manuscritos originales con las investigaciones médicas de Negrín, un hombre que para Alfonso Guerra, presidente de la Fundación Pablo Iglesias, fue un gran desconocido El político sevillano recordó que el afán de conocimiento por saber lo que ocurrió en aquella época tiene una parte de compromiso del lado de las autoridades además de alabar la exposición porque recupera la dignidad de la persona, el científico y el patriota Otros que ensalzaron la recuperación de la figura de Juan Negrín López en la inauguración de la muestra fue- ron los ministros de Justicia y de Cultura. Para López Aguilar, que comparte con Negrín tanto la ascendencia canaria como la socialista, el otrora presidente de la República deja una estela que permite recordar su nombre como sinónimo de resistencia destacando que intentó que el desenlace de la Guerra Civil- -a la postre trágico para el bando republicano- fuera lo menos ominoso y sangriento posible Carmen Calvo, sin embargo, destacó de un modo más o menos contemporáneo la estela de Negrín, al destacar que por encima de leyendas, rumores o mitos, amó a España, luchó contra la dictadura y persiguió la democracia Los mitos a los que se refería Calvo también tienen cabida en los sótanos del Conde Duque. ya que, como la ministra afirmaba. la exposición trasciende al individuo, y alude a toda una época En ocasiones, la desmemoria ha corrido su velo sobre el recuerdo del que fue durante años Presidente de la República, pero también ha mantenido en las mentes de todos conceptos como el oro de Negrín -el malvendido a los rusos a cambio de armas y que hoy alcanzaría un valor de 7.500 millones de dólares- -o las pastillas del doctor Negrín -simples lentejas que constituían el único aporte alimenticio en un Madrid sitiado. Alimentar de realidades la leyenda de Negrín (mediante bastantes indicios documentales) es el cometido principal de una retrospectiva que permanecerá abierta hasta enero.