Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 10 2006 Internacional 33 El nacionalismo radical, favorito en las elecciones bosnias b Los partidos que proponían solu- Moscú responde a Georgia con más tropas y maniobras en el mar Negro El Kremlin exige la liberación de los militares acusados de espionaje RAFAEL M. MAÑUECO. CORRESPONSAL MOSCÚ. La decisión de la Justicia georgiana de encarcelar durante dos meses de forma preventiva a cuatro oficiales rusos acusados de espionaje está provocando en Moscú una reacción que las autoridades georgianas consideran desproporcionada y peligrosa Tras llamar a consultas a su embajador en Georgia e iniciar el viernes la evacuación del personal diplomático de la legación de Tiflis, Rusia anunció ayer la suspensión de la retirada de sus tropas del país caucásico. El comandante en jefe de la Región Militar del Cáucaso Norte, el general Alexánder Baránov, dijo que las unidades rusas desplegadas en Georgia dejarán de ser repatriadas. Ello se debe a la falta de seguridad durante el proceso de retirada añadió Baránov. Según el general ruso, no podemos descartar que la Policía georgiana practique nuevas detenciones entre nuestros hombres o confisque nuestro material ciones se vieron eclipsados en la campaña por los postulados de los más nacionalistas y defensores de la segregación étnica EFE SARAJEVO. Algo más de 2,755 millones de electores bosnios están llamados hoy a las urnas mañana para renovar sus instituciones en unas elecciones que se consideran clave para el futuro de esta república balcánica, escenario entre 1992 y 1995 del más sangriento conflicto de la posguerra europea. El país, que sigue dividido por grupos étnicos once años después de la guerra, trata de acercarse a la Unión Europea, aunque el tono nacionalista y agresivo de la campaña no augura avances. Los partidos que trataron de ofrecer respuestas a los problemas concretos, se vieron ensombrecidos por los más nacionalistas, que, según todos los sondeos, lideran la intención de voto. Los más nacionalistas han logrado desviar la atención de los problemas verdaderos del país estima el analista Vedran Dzihic, de la Universidad de Viena. Es casi perverso que todo vuelva a ser como antes de la guerra, cuando la principal pregunta era ¿A qué grupo étnico pertenezco? Y mientras, nadie habla de desempleo, pobreza y falta de infraestructura en el país critica el experto. cía georgiana continuaba ayer acordonando el Estado Mayor de las tropas rusas en Tiflis con la intención de obtener la entrega de otro militar acusado también de espionaje. Los dos países firmaron el 30 de mayo del año pasado un tratado que establece la retirada, antes de finales de 2008, de todas las unidades del Ejército ruso destacadas en Georgia. Lo acordado no incluye el desmantelamiento de los batallones rusos de interposición desplegados en las fronteras con Abjasia y Osetia del Sur, regiones sobre las que el Gobierno georgiano intenta recuperar el control. Moscú aduce que las fuerzas de paz fueron enviadas a las dos provincias rebeldes a tenor de sendos acuerdos en los que los respectivos ejecutivos separatistas también estamparon su firma y sin cuyo consentimiento no se puede cambiar nada. Con arreglo a tal planteamiento y bajo el pretexto de evitar que se reproduzca la violencia en Abjasia y Osetia del Sur, Rusia parece proponerse eter- nizar su presencia militar en la región, aún después de haber cerrado sus bases de Batumi y Aljalkalaki. El Kremlin siempre consideró legítima y justificada su guerra para evitar la secesión de Chechenia, pero vela escrupulosamente por impedir que Georgia haga algo parecido en relación con Abjasia y Osetia del Sur, territorios que toda la comunidad internacional y la propia Rusia consideran parte inalienable de Georgia. Moscú se está dedicando además a conceder de forma masiva la nacionalidad rusa a cualquier abjaso o surosetio que la solicite. Sólo falta la anexión a Rusia, objetivo que los dirigentes separatistas de Abjasia y Osetia del Sur vienen reivindicando desde hace tiempo. Pruebas contundentes El Ministerio del Interior georgiano insiste en que tiene pruebas de la labor desestabilizadora de los cuatro militares rusos encarcelados y de otro que aún no ha sido arrestado. La presidente del Parlamento georgiano, Ninó Burdzhanadze, afirmó ayer que la reacción de Rusia al arresto de espías es desproporcionada y peligrosa El ministro de Exteriores de Georgia, por su parte, sostiene que Rusia está concentrando tropas en la frontera y prepara unas maniobras navales de amedrentamiento en el Mar Negro. Desde que llegó al poder el presidente Mijaíl Saakashvili aupado por la Revolución de las Rosas que derrocó a Eduard Shevardnadze, las relaciones con Rusia han ido de mal en peor. El deseo de Georgia de ingresar en la OTAN es quizá lo que más ha contribuido a atizar las desavenencias. Refuerzo de la seguridad Paralelamente, declaró Baránov, se han reforzado las medidas de seguridad en las dos bases militares que Rusia mantiene en suelo georgiano, la de Batumi y la de Aljalkalaki. Emplearemos la fuerza para impedir el acceso a nuestras instalaciones de cualquier extraño explicó el general ruso. La Poli- Pobreza y depresión social Bosnia es el país más pobres de las dos entidades, con una renta per cápita en torno a los 2.500 dólares por año y con un índice de desempleo superior al 40 por ciento de la población. Pero la campaña electoral se centró en un emocional debate sobre el futuro de la República Serbia de Bosnia, una de las dos entidades autónomas del país. Mientras que los serbios reclaman la soberanía de su ente, los musulmanes defienden la completa abolición de las entidades, y los croatas desean separarse de los musulmanes en el ente autónomo que comparten con éstos. El analista político Milodrag Zivanovic dijo en la ciudad serbobosnia de Banja Luka que el mayor problema del país es que su sistema político siga dominado por lo étnico Consideró que la comunidad internacional deberá cambiar la llamada paradoja bosnia: exigir al país aplicar el capitalismo occidental basado en la libertad del individuo, pero con un sistema político basado en las comunidades étnicas Estas elecciones son especialmente importantes porque los elegidos serán los que deberán liderar el país sin apoyo directo del exterior por primera vez desde 1995. Desde que llegó al poder en Georgia Mijail Saakasvili, las relaciones con Rusia se han deteriorado Un empleado de la embajada rusa en Georgia se apresta a abandonar Tiflis junto con sus compañeros hacia Moscú AFP