Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1 10 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR MARÍA ANTONIA TRUJILLO LAS CIUDADES, EN EL PUNTO DE MIRA De que acertemos con nuestras políticas urbanas van a depender en buena medida la competitividad de nuestra economía, la calidad de nuestro medio ambiente, la cohesión de nuestra sociedad y la riqueza de nuestra convivencia democrática N el entorno complejo de los Estados contemporáneos, decía el maestro Manuel García Pelayo, lo urgente siempre acaba primando sobre lo importante. Y es cierto que, en España, la coyuntura de la última década nos empuja a estar hablando siempre de los mercados de vivienda, porque hay necesidades que es urgente atender. Pero eso no puede hacernos olvidar otros aspectos tan importantes, aunque menos urgentes, como la evolución y el futuro de nuestras ciudades. El Día Mundial del Hábitat, que se celebra mañana bajo el lema Las ciudades: imanes de esperanza nos brinda una buena ocasión para pensar y hablar sobre nuestras urbes. El mundo entero ha vivido en la última mitad de siglo un fenómeno de urbanización acelerada: si en 1950 un tercio de la población mundial vivía en ciudades, hoy lo hace ya la mitad. En España, más de 35 millones de personas, es decir, cerca del 80 por ciento de la población, vive en áreas urbanas y más del 67 por ciento lo hace en grandes áreas urbanas, entendiendo por tales las de más de 50.000 habitantes. Puede decirse que las ciudades son hoy el hábitat, el medio de la gran mayoría de los españoles: allí donde se dirime nuestra calidad de vida y nuestra capacidad efectiva de ser y sentirnos verdaderos ciudadanos. De que acertemos o no con nuestras políticas urbanas van a depender en buena medida la competitividad de nuestra economía, la calidad de nuestro medio ambiente, la cohesión de nuestra sociedad y la riqueza de nuestra convivencia democrática. Un medio urbano, con una mezcla equilibrada de usos, donde se combine la vivienda libre con la protegida, donde no se aíslen las áreas residenciales de las productivas y terciarias y que esté bien servido por el transporte público, favorece la movilidad, la seguridad ciudadana, la igualdad entre hombres y mujeres y la conciliación de la vida familiar y laboral, por ejemplo. Una suficiente dotación y adecuada distribución de los equipamientos educativos y culturales por su territorio favorece la igualdad de oportunidades y la inclusión social. Un consumo eficiente del suelo, con densidades adecuadas, con calles y edificaciones bien orientadas y dimensionadas, favorece la eficiencia energética. Para afrontar estos retos, lo primero que tenemos que hacer es madurar la idea misma de política urbana. Este concepto no nos habla sólo de lo que conocemos tradicionalmente como urbanismo, ni de lo que entendemos por política municipal, aunque tiene mucho que ver con ambas cosas. Políticas urbanas son las que confluyen en la planificación y la gestión de las ciudades: desde la ordenación urbanística a la política de vivienda, pasando por el transporte urbano y metropolitano, los servicios sociales o la seguridad ciudadana, por ejemplo. Esta perspectiva se está consolidando en la Unión Europea. Desde hace ya dos años, vengo asistiendo a reuniones informales perió- E ÁNGEL CÓRDOBA dicas de ministros de los Estados miembros de la Unión sobre políticas urbanas; y la Comisión Europea, en su reciente Comunicación sobre la Política de Cohesión y las Ciudades, nos recuerda que los fondos europeos de cohesión tendrán entre sus temas prioritarios para el próximo periodo 2007- 2013 los objetivos urbanos, plasmados en proyectos integrales que com- binen la rehabilitación física con la regeneración socio- económica de las ciudades. Las políticas urbanas deben ser, pues, integrales por su objeto y sostenibles en cuanto a su finalidad. Con lo primero quiero decir que esa ordenación y gestión de las ciudades debe coordinar o integrar sectores tradicionalmente separados de la Administración y gestión públicas. Con lo segundo, la sostenibilidad, queremos garantizar la viabilidad a largo plazo de estas políticas, que por tanto precisan de una adecuada planificación estratégica que considere aspectos tan dispares como la movilidad, la eficiencia energética, la accesibilidad universal o la igualdad de género. Es cierto que estos principios van sonando con crecientefrecuencia e insistencia en los foros públicos. Pero también lo es que no basta con discursos y declaraciones y que su reiteración, si no se acompaña de acción, agota su fuerza transformadora. El título del III Foro Urbano Mundial celebrado esta primavera en Vancouver, en el que nos reunimos más de 10.000 responsables y expertos en temas urbanos, proponía justamente pasar de las ideas a la acción. En el Ministerio deVivienda hemos trabajado en estos dos años por sentar algunas bases necesarias para ese desarrollo urbano sostenible, dotándolo de reglas y recursos con medidas tales como el nuevo Plan de Vivienda 2005- 2008, el Código Técnico de la Edificación o el Proyecto de nueva Ley de Suelo remitido a las Cortes Generales el pasado julio. También caben acciones mucho más modestas, pero asimismo útiles: mañana presentaremos en la sede del Ministerio el punto focal español de la Red Europea de Conocimiento Urbano, una poderosa red en la que ya participamos 15 Estados miembros de la Unión, junto con varias asociaciones de ciudades y con la Comisión Europea, y a través de la cual intercambiamos noticias, anuncios de eventos, buenas prácticas, políticas, resultados de investigaciones urbanas, etcétera. Se trata, en suma, de un novedoso servicio público gratuito y accesible a todos en la web para favorecer el intercambio organizado de información y conocimiento sobre temas urbanos. Trabajar para el medio y largo plazo, que es la única forma de ser realmente eficaz en políticas de vivienda y de suelo, como también en políticas urbanas, te expone más fácilmente a las críticas en el corto plazo. Pero merece la pena. Ministra de Vivienda REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CONSPIRADORES Y ZP, OUT La ideología y las conspiraciones se estrellan contra el muro granítico de la realidad. En Buenos Aires, Clarín comenta las imputaciones de tres peritos que han falsificado documentos oficiales sobre el 11- M, afirmando: Unos hechos gravísimos, que tiran por tierra la teoría conspirativa elaborada por algunos medios Clarín ironiza poniendo comillas a las revelaciones exclusivas del diario El Mundo y la cadena Cope. Clarín apostilla: Los informes falsificados coinciden con los publicados por El Mundo El fin ¿provisional? del duelo Zapatero Sarkozy sobre la legalización de inmigrantes se interpreta como una aparente victoria del ministro francés del Interior, eclipsando al presidente del Gobierno español y a sus ministros. En París, Le Figaro escribe: Madrid ha tomado buena nota del mensaje de firmeza lanzado por Sarkozy Le Figaro subraya una frase sibilina de Sarkozy sembrando cizaña: Los socialistas españoles tienen menos problemas que los socialistas franceses en materia de expulsiones En Madrid- -comenta Le Monde- -Sarkozy asumió el estrellato sin problemas En Burdeos, Sud Ouest titula: Sarkozy saca los pies del plato e insiste en el eclipse de los ministros de Zapatero ante un ministro francés que tiene muchos apoyos europeos. En Luxemburgo, Tageblatt percibe el alcance europeo del duelo Madrid París: Sarkozy impone a la UE su agenda de trabajo sobre la inmigración En Berlín, la Zweite Deutsche Fresen (ZDF) presenta el debate en curso desde el ángulo de una cierta complicidad franco- alemana. En Viena, Der Standard estima que España y Francia han zanjado su polémica en materia de inmigración, dando por supuesto que no son de recibo las regularizaciones masivas. En Londres, Financial Times se limita a constatar que Sarkozy ha encolerizado al Gobierno español. En Senegal, Wal Fadjri saca esta conclusión: Los europeos continúan divididos sobre la inmigración En otros terrenos, en Burdeos, Le Journal du Pays Basque publica un análisis tirando a polémico de Jean Lissar, vicepresidente (ecologista) del Consejo Regional de Aquitania, insistiendo en los graves problemas de fondo que hipotecan la futura línea de alta velocidad entre Burdeos y España. En París, Le Point publica una crónica entusiasta sobre Ronda, presentada como una joya diamantina, síntesis de Andalucía y recordando el paso por la ciudad de Rilke, Orson Welles y Hemingway. La vida.